Queremos seguir los viejos y olvidados caminos.

20727946_1995398360741254_8305054953429341816_n

Hasta la aparición de las carreteras modernas, las cañadas, los senderos y los caminos carreteros fueron los cordones umbilicales que permitieron la comunicación entre nuestros pueblos. Durante incontables generaciones, viajeros, ganados, productos de las huertas, herramientas, músicas, ideas y hasta novios, recorrieron estos hoy olvidados caminos. Muchos de ellos nunca fueron más que un trazo ligero que parecía vagar sin norte por las laderas y valles. Sin embargo, a su vera se disponían pastos, bosques, albercas y charcas, viviendas, cuadras y cobertizos de adobe, piedra y madera y la fatigosa vida y labor de los hombres y mujeres del campo.

Siguiendo su paso serpenteante y certero, nos adentraremos en unas tierras producto de una cultura rural que se extingue a ojos vista. El éxodo incontenible a las ciudades está abocando a la desaparición a estos paisajes bellísimos y a un modo de vida aferrado a un terruño que tanto sudor, lágrimas y sangre hizo derramar.

Con nuestros Paseos de Descubrimiento de la Naturaleza nos reencontraremos con estos hermosos y perdidos caminos, antes de que no sean más que un vago recuerdo.

Si este verano le apetece reencontrarse con los viejos caminos, póngase en contacto con nosotros y le organizaremos un día pensado en lo que quiera conocer.

Nos vemos en el campo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s