Claves para diferenciar (con todo el respeto) una madriguera de conejo, tejón y zorro: Curso de Introducción al Rastreo de la Fauna de Castilla y León. 22, 23 y 24 de febrero, Salamanca.

Perro huellas a la entrada de una hura reducida
¿Madriguera, escarbadura, agujero natural?

En muchas de nuestras salidas de campo no resultará difícil encontrarnos con escarbaduras y diferentes desplazamientos de tierra provocados por animales. En la mayoría de los casos, serán pequeños movimientos que corresponden a la búsqueda diaria de comida (hormigueros atacados por jabalíes para devorar a sus larvas, madrigueras de roedores excavados por zorros para atrapar a sus propietarios, etc) o marcajes territoriales como los pequeños agujeros efectuados por los conejos en los límites de sus territorios.

Sólo en contadas ocasiones nos encontraremos ante las laboriosas y secretas madrigueras de los mamíferos excavadores. En esta ocasión nos centraremos en tres de las huras subterráneas más habituales: las creadas por el conejo, el tejón y el zorro.

Excavadas en el suelo y, en ocasiones, en las paredes terrosas de laderas y canteras, suelen estar disimuladas por rocas o matorral espeso que pretenden dificultar su localización y acceso a competidores y depredadores de mayor porte.

El primer consejo será siempre el respeto riguroso por el hogar de los animales. Bajo ningún concepto debemos poner en peligro a estos seres maravillosos, delatando la presencia de los cubiles donde cuidan de sus familias con toda la dedicación que sólo una madre puede ofrecer.

¿Cómo podremos saber si la madriguera que nos hemos encontrado en nuestra salida de campo es de conejo, tejón o zorro?

El conejo (Oryctolagus cuniculus)

Conejera reducida

La madriguera más habitual será la del conejo. Este pequeño lagomorfo es uno de los pilares básicos de los ecosistemas mediterráneos. Su carácter de especie presa de la práctica totalidad de los carnívoros ibéricos de mediano y gran tamaño, determina su abundancia y la mayor facilidad para detectar sus hogares subterráneos.  Se trata de una especie colonial y familiar con hogares provistos de numerosas y muy próximas entradas. La abundancia de estas salidas y entradas, su pequeño tamaño (galerías de unos 10-15 cm de anchura, pero con entradas que pueden ser mucho mayores) y la presencia de numerosos excrementos de pequeño tamaño y forma redondeada facilita su correcta identificación.

Conejo marcas en Barcialejo reducida 2

En los límites de los territorios de la colonia aparecen numerosas y someras escarbaduras de pequeño tamaño y que corresponden al marcaje territorial de los miembros del grupo. En su interior suelen aparecen pequeños grupos de excrementos que deben reforzar el mensaje visual y olfativo de defensa de sus posesiones vitales.

El zorro (Vulpes vulpes)

Uno de los mamíferos de mediano tamaño más habituales en nuestros campos. Crea madrigueras para proteger a sus cachorros durante sus primeros meses de vida. Fuera de esta delicada época, el zorro no suele hacer uso de sus cubiles y prefiere descansar al abrigo del matorral o de roquedos.

Zorrera almaenada de tormes reducir

Quizá lo más definitivo para identificar a una zorrera es la acumulación desordenada de tierra a su puerta. El zorro expulsa la tierra con sus patas, creando un abanico o montón a la entrada, como se puede observar en esta foto. También, será posible encontrar otras señales de su ocupación por parte de un zorro: restos de comida a la entrada y un olor “zorruno” muy característico y penetrante. De tipología muy similar será la madriguera del lobo o del perro. El menor tamaño del zorro determina bocas con un diámetro de unos 25 centímetros o algo mayores. Ante el posible hogar del zorro deberemos extremar la prudencia de la que hemos hablado. Revelar su presencia puede suponer su muerte por persecución humana.

El tejón (Meles meles)

Pasillo tejonera reducida

La tejonera tiene un tamaño muy similar a la del zorro. De hecho, son conocidos los casos en los que suelen compartir una red de túneles e, igualmente, son conocidos los casos en los que el tejón llega a matar al zorro. Quizá lo más reconocible de una tejonera es el canal o canales que se marcan desde la boca de la hura y que son producto de la extracción de la tierra que debe desalojar el tejón al construir sus galerías y cámaras. Las tejoneras tienen pocas entradas y suelen disponer de numerosas letrinas territoriales en sus cercanías.

Cómo último consejo que nos puede resultar de útil ayuda para identificar las madrigueras de las tres especies, será fijarnos en las huellas de sus patas que se marcan a la puerta de sus hogares.

Sobre éstas y otras muchas claves para conocer a nuestra fauna, habrá tiempo para hablar durante nuestro CURSO DE INTRODUCCIÓN AL RASTREO DE LA FAUNA DE CASTILLA Y LEÓN que celebraremos los días 22, 23 y 24 de febrero en el centro de formación profesional Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca). Tendremos dos tardes enteras de formación teórica y un día completo de campo, para iniciarnos en la búsqueda e identificación de las huellas y rastros de nuestra fauna.

Estructura y horario del curso:

Jueves 22 de febrero: 16:30 a 20:30 horas.

  • Charla: Conociendo las huellas, rastros y señales de los mamíferos de Castilla y León:
    • Pasos a seguir a la hora de encontrar un rastro e identificarlo correctamente.
    • Información que nos aporta un rastro.

Viernes 23 de febrero: 16:30 a 20:30 horas.

  • Charla: Conociendo las huellas, rastros y señales de las aves de Castilla y León:
    • Huellas y rastros de las principales aves de Castilla y León.
    • Dónde buscar huellas de aves.
    • Información extraíble de un rastro.
  • Taller de introducción al análisis de egagrópilas.

Sábado 24 de febrero: 09:30 a 18:30 horas. Jornada de prácticas en el campo:

  • Ruta práctica de rastreo e interpretación del paisaje.
  • Selección de los mejores lugares para buscar huellas y rastros.
  • Identificación de rastros dentro de un área determinada.

Se coordinará la salida de los coches para que las personas sin transporte puedan acudir al curso. Aquellos que no dispongáis de coche, llamadnos al 635158497 y 654438367.

Objetivo del curso: familiarizarnos con el reconocimiento de las huellas y rastros de la fauna de Castilla y León que nos encontremos en nuestras jornadas de campo. Bajo ningún concepto, se pretende animar a poner en práctica conductas que puedan suponer una molestia o amenaza contra nuestra fauna. Se trata de un curso de conocimiento de la Naturaleza y no de cómo encontrar madrigueras o nidos. El respeto por nuestros compañeros de planeta es prioritario sobre cualquier otra pretensión.

Precio del curso 35 euros.

Lugar de realización: Centro de F.P.E Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca)

Inscripciones:

Centro de F.P.E Lorenzo Milani

Teléfono: 923180831

centromilani@gmail.com

Información:

Para cualquier aclaración o petición de más información, contacten con nosotros en: contacto@aquilanaturaleza.com y en los teléfonos 635158497 y 654438367.

¡Nos vemos rastreando!

Anuncios

Autor: AQUILANaturaleza

Conservación y disfrute respetuoso de la Naturaleza, educación y formación ambiental y turismo de naturaleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s