El gorrión más triste del mundo.

Gorrion
Gorrión (Passer domesticus).

El gorrión (Passer domesticus) es el ave urbana por excelencia. Inteligentes, adaptables y luchadores irreductibles, sus piídos agudos y sus peleas escandalosas han sido la banda sonora del patio y las calles de mi infancia. Literalmente, no había calle, edificio o parquecito que no tuviera su propia bandada de gorriones dispuesta para aprovechar cada miga de pan de los manteles sacudidos a la calle o los gusanitos que los niños perdían al comer glotonamente. Orgullosos y decididos como leones o lobos, no dudaban en enfrentarse con cualquier otra bandada que osara acercarse a su territorio. Muy tristemente, esto ya es parte de una muy triste historia en la que hemos visto desparecer, o mejor dicho, habría que decir, hemos hecho desaparecer a un ave que siempre nos pareció capaz de superar cualquier reto. En nuestras ciudades actuales, con casas que parecen juguetes de Lego, ya no queda el menor agujero para esconder sus nidos. Tampoco encuentran ya su imprescindible dieta de insectos, con sus las proteínas animales necesarias para que sus pollos crecieran sanos. El veneno de coches y calefacciones, que como una nube tóxica se arremolina entre edificios y peatones, ha matado su comida. ¿Hace cuántos años que no ves nubes de pollillas rodeando en verano las farolas de la calle o los potentes focos que iluminan los edificios históricos? o ¿cuánto hace que no tienes que cerrar las ventanas en verano para evitar que se cuelen en casa, si es que quieres ver la tele sin asfixiarte con el calor de las noches más tórridas de verano? ¿Cuánto hace que no ves lagartijas solearse en los muros de tu barrio, si es que quedan muros? ¿Y tijeretas? ¿Te acuerdas de los saltamontes y escarabajos que pululaban por los patios de los colegios o los solares que había aún en muchas calles de cualquier ciudad? Tu coche, mi coche, nuestra calefacción lo han envenenado todo, incluido a ti, a tu familia de ahora y a las que vendrán. Deja tu coche en casa, camina, coge el autobús si vas lejos, ponte una chaqueta para estar en casa y baja la calefacción, pide que se cierren ventanas y puertas en tu trabajo y colegio para que no se escape el calor de la calefacción en pleno invierno… Hay tantas cosas que podemos hacer y tenemos ya tan poco tiempo. Muy tristemente, hay muchos otros gorriones y animales de todo tipo que podemos considerar como los más tristes del mundo. Cuida de tu forma de vida o tendrás, ¡tendremos que arrepentirnos!, de algo mucho más serio de lo que nunca imaginamos.

Anuncios

Autor: AQUILANaturaleza

Conservación y disfrute respetuoso de la Naturaleza, educación y formación ambiental y turismo de naturaleza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s