El castaño de indias.

Relatos de la naturaleza

Uno de los árboles más habituales de nuestros parques es el castaño de indias (Aesculus hippocastanum). A pesar de lo que diga su nombre, no es originario de “las indias”, sino del sudeste de Europa. Sin embargo, sí que su nombre acierta al hablar de castaño…

Castaño de indias

… Y es que produce castañas, las famosas pilongas, algo tóxicas y en absoluto comestibles, pero que se han empleado tradicionalmente para producir un medicamento para el tratamiento del sistema circulatorio. En octubre, cuando los suelos de los parques aparecen cubiertos por una autentica lluvia de estas castañas, es habitual observar a personas coger algunas e introducirlas en sus bolsillos, debido a sus supuestas propiedades para aliviar las hemorroides. ¿Funcionará? ¿De qué mágico modo podrá una castaña metida en un bolsillo aliviar una hemorroide?

Este gran árbol ha sido introducido por todo el mundo por su resistencia a la contaminación y por sus bellas flores, blancas y rosas, y que crecen en grupo sobre espigadas copas.

Hacia el final del verano, y si un insecto las poliniza, estas flores se convertirán en zurrones, vainas cubiertas de largas y afiladas espinas que protegen a una solitaria castaña. Una forma de no confundir a estas “falsas castañas” con las exquisitas castañas del castaño europeo, será fijarnos en su erizo, que se abre en 4 labios y cuenta con varias castañas dentro. Confundirlas puede suponernos una desagradable experiencia.

¡No lo dudes! Sal a pasear y fíjate en un árbol con una copa cargada de estas altas copas. No hay pérdida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s