El Monasterio que nació del frío.

Relatos de la naturaleza

Observando los bellos y helados paisajes que nos está dejando la tormenta Filomena, nos acordamos de cómo, también, el ser humano ha tenido que adaptarse al clima. Una de las anécdotas más curiosas surge en la Sierra de Francia. Allí, en el siglo XV fue descubierta la imagen de Nuestra Señora de la Peña de Francia. En ese mismo punto se erigió el monasterio más famoso y simbólico de la provincia de Salamanca. Viendo las fotos de este monasterio, completamente cubierto de hielo, es fácil imaginar las enormes penurias que tuvieron que sufrir sus ocupantes durante los largos meses de invierno.

A los habituales fríos invernales de estas altitudes ,con meses de temperaturas muy por debajo de cero grados, con el hielo aislando toda comunicación, se sumó el efecto de la Pequeña Edad de Hielo, un periodo especialmente frío entre los siglos. XII y XIX. Ante esto, se entiende la petición que realizaron sus monjes al Papa para que les autorizara a construir un nuevo monasterio a menor altitud y al que acudir durante lo más crudo del invierno. Surge así, en 1499, el bello y abandonado Monasterio de La Casa Baja, en el pueblo del Maillo (Salamanca).

Una maravilla que no debes perderte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s