Para conocer mejor al Hermano Lobo.

Una entrevista a uno de los investigadores que más está haciendo para dar a conocer al lobo ibérico.

¡Ojalá que sigamos pudiendo seguir disfrutando muchos, muchos años más de este tesoro de nuestro patrimonio natural!

Anuncios

Compañeros de planeta, el buitre leonado.

Buitre leonado (Gyps Fulvus). Autor: Carlos Romo.
Buitre leonado (Gyps Fulvus). Autor: Carlos Romo.

El buitre leonado (Gyps fulvus) es un ave estrictamente carroñera y sumamente abundante y sencilla de identificar. De hábitos rupícolas y coloniales sus lugares de nidificación destacan a gran distancia por la maciza silueta de sus ocupantes, que recuerda a la de pequeños planeadores, y por las llamativas manchas blancas de sus blancuzcos excrementos.

Aprovechando los fuertes vientos ascendentes de las corrientes térmicas generadas por el calor del sol, son capaces de desplazarse varios cientos de kilómetros en una sola jornada, siendo el momento idóneo para sorprenderlos cruzando altísimos sobre nuestras ciudades y pueblos. Si en sus prospecciones son sorprendidos por la caída de la tarde y la desaparición de las térmicas, buscarán árboles altos para pasar la noche formando pequeños dormideros comunales juntos a otros buitres. Será entonces cuando podamos descubrir al amanecer a un pequeño grupo de buitres encaramados a la copa de encinas o pinos solitarios en medio de las llanuras.

Su llamativa abundancia en algunas regiones, sólo puede explicarse por la profunda alteración que ha sufrido el ecosistema debido a la acción del ser humano. Hasta la aparición de la ganadería (realmente, hace un instante, si tenemos en cuenta que los buitres llevan millones de años sobre la tierra) las aves carroñeras basaban su alimentación en los restos dejados por las cacerías de los lobos y en todos los animales que perecían de forma natural, ya sea por enfermedad, sequía, hambre, inviernos muy crudos, accidentes o muertes en el parto, etc. El exterminio del lobo en la inmensa mayor parte de su área de distribución original y la sustitución de sus presas silvestres por especies domésticas (vacas, ovejas, cerdos, etc) que han copado, en abrumadoras cantidades, hasta el último rincón de la mayor parte del país, explican la estrecha dependencia del buitre y otras aves carroñeras (alimoches, milanos, etc) de las actividades humanas.

El veneno, que se sigue utilizando para matar a cualquier animal que ose comer (¡¡lo mismo que llevan haciendo millones de años!!) ha llevado a la desaparición de muchas de las aves carroñeras de nuestro país. Milanos reales, alimoches o águilas imperiales se encuentran en serio peligro de extinción debida a esta arraigada creencia de que el ser humano es el único con derecho a la caza o a los pastos.
Ojalá que las nuevas generaciones de cazadores, ganaderos y cualquier otro ciudadano, entiendan que todos los animales cumplen su función en su entorno y que todos son necesarios en el funcionamiento y salud de los paisajes.

Un saludo y nos vemos allí donde cuiden a nuestros compañeros de planeta.
Aquila Naturaleza.

¡¡Todo es posible!!

En estos tiempos tan complicados necesitamos ejemplos de superación frente a las dificultades. Como tantas veces, los niños (¡¡y los cachorros!!) son un ejemplo vivo de que se puede salir adelante.

Os encantará este vídeo maravilloso.

Curso Guía de Naturaleza y Ecoturismo.

El turismo de naturaleza: un recurso en alza en nuestro país.

Turismo de Naturaleza: observación de mamíferos. Autor: Aquila Naturaleza
Turismo de Naturaleza: observación de mamíferos. Autor: Aquila Naturaleza.
Diseño de actividades de educación ambiental. Autor: Aquila Naturaleza.
Diseño de actividades de educación ambiental. Autor: Aquila Naturaleza.
Diseño de rutas y actividades accesibles para todos los públicos. Autor: Aquila Naturaleza.
Diseño de rutas y actividades accesibles para todos los públicos. Autor: Aquila Naturaleza.

España es el país con mayor biodiversidad de toda Europa y el destino predilecto del turismo de naturaleza europeo. Ningún otro país de la región alberga semejante cantidad y variedad de ecosistemas. La diversidad y espectacularidad de sus paisajes, a medio camino del mundo mediterráneo y del mundo atlántico, nos ofrece la oportunidad de crear un destino turístico de primer orden.

Objetivo del curso: Orientar a los participantes en la identificación de los recursos naturales y en el diseño de rutas y actividades en naturaleza que satisfagan las demandas de este nuevo perfil de turistas. El Guía de Naturaleza y el Ecoturismo, busca formar profesionales capaces de guiar un grupo de aficionados a la naturaleza y de montar toda una oferta turística basada en nuestro afortunado patrimonio natural.

Participantes y requisitos: Todos aquellos interesados en conocer la naturaleza de nuestro país y en poner en marcha proyectos de turismo de naturaleza.

Precio del curso: 55 euros.

Más información:

Curso Guía de Naturaleza y Ecoturismo.

El juego de la caza: la curiosa “colaboración” entre dos rapaces.

Hembra Aguilucho pálido (Circus Cyaneus). Autor: Rob Zureers.
Hembra Aguilucho pálido (Circus Cyaneus). Autor: Rob Zureers.
Esmerejon (Falco Columbarius). Autor: Lorraine-Just a Provirie Boy.
Esmerejon (Falco Columbarius). Autor: Lorraine-Just a Provirie Boy.

Uno de los espectáculos más fascinantes y menos conocidos del otoño e invierno de nuestros campos, es el sorprendente juego de la caza que despliegan dos rapaces con un comportamiento de caza, tan diferente, que sorprende que haya podido surgir esta genial “colaboración”.

El aguilucho pálido, la de mayor envergadura de las dos, es un habilidoso rastreador de pajarillos y roedores que captura en el suelo en sus vuelos rasantes. Con su aleteo pausado y metódico, busca sorprender a los alaúdidos y a otros pequeños pajarillos que se alimentan y descansan en las ralas rastrojeras o en los pastizales reverdecidos de cualquier arroyo.

Por su parte, el esmerejón es un diminuto halcón de vuelo rapidísimo y especialista en la caza por persecución aérea. Proveniente de las altas tierras del norte de Europa y de las islas británicas, alcanza el mediterráneo a partir de septiembre y nos acompañará hasta bien entrado abril e, incluso, mayo. Su estrategia de caza se basa en su veloz y decidido vuelo de persecución. Su coraje le llevará a cazar pájaros que le superan en peso y tamaño. De una paloma o urraca para abajo, ningún pájaro deberá descuidar su menuda y afilada silueta.

¿Cómo pueden “colaborar” dos rapaces con dos técnicas de caza tan dispares?

Como las garcillas bueyeras siguen a las vacas, para tratar de capturar a los pequeños insectos que huyen asustados a su paso, el esmerejón sigue vigilante desde las alturas, el vuelo bajo de prospección de los hermosos aguiluchos pálidos. Cuando los pajarillos que comen o descansan sobre el suelo, alzan el vuelo acosados por la inminente silueta del aguilucho, surge la oportunidad del esmerejón para atrapar en el aire a los asustados trigueros, alondras, bisbitas y otros pajarillos que, conociendo, la rapidez del esmerejón, han apurado a alzar el vuelo hasta que el aguilucho se les ha echado encima.

De este sorprendente modo, el aguilucho se beneficia del temor que despierta el esmerejón, y lleva a los pajarillos a resistirse a echar a volar, permitiéndole capturar a los más remisos a elevarse, y el esmerejón, se aprovecha de los bandos que despegan asustados por la figura de cola y alas anchas y redondeadas de los crepusculares aguiluchos.

Un saludo y nos vemos en el campo para ver éste y otros muchos espectáculos de nuestra Naturaleza.
Aquila Naturaleza.

El turismo rural y la conservación del Patrimonio Natural y Cultural.

Autor: Aquila Naturaleza.
La Garganta (Cáceres), autor: Aquila Naturaleza.
Autor: Aquila Naturaleza
La Calleja, La Alberca ( Sierra de Francia, Salamanca) Autor: Aquila Naturaleza

El turismo rural y la conservación del Patrimonio Natural y Cultural.

En este fin de semana de Todos Los Santos y en cualquier otro de este otoño mágico, visitar un entorno rural y disfrutar de su patrimonio cultural, de sus pueblos, sus callejas, su gastronomía, sus costumbres, sus bosques, sus aves, y valorarlos como se merecen, será el mejor consejo para conservar y poner en valor una riqueza con muchos siglos de historia y que, usada con respeto, debe ser una garantía de futuro para nuestros pueblos y su población (la humana y la aún más silvestre).

Salid a recorrer las sierras y los mil rincones que aún guardan belleza en nuestros campos. Pocos otoños tan hermosos y llenos de color y sabor como éste que tenemos ante nosotros. Disfrutad de la Naturaleza y de las gentes que han sabido cuidarla hasta nuestros días.

Un saludo y nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.

El arrendajo: el mejor amigo del bosque

Arrendajo común (Garrulus Glandarius) Autor; Ferrán Pestaña bajo licencia Creative Commons
Arrendajo común (Garrulus Glandarius) Autor; Ferrán Pestaña bajo licencia Creative Commons

El arrendajo es un bonito córvido de mediano tamaño, sumamente vocinglero y familiar. Habitante habitual de todo tipo de bosques, resulta mucho más abundante en formaciones caducifolias como los robledales y los castañares. Su alimentación es generalista y no despreciará nada que se pueda o deje comer.

Cuando entras en un bosque con todo el cuidado del mundo, tratando de no llamar la atención y pensando en sorprender a los animalillos que allí se esconden, el arrendajo será el primero en delatar tu presencia por todos los rincones del monte con sus agrios gritos. Todo el mundo sabrá ya que hay un posible peligro en las cercanías.

Al final del verano y al comienzo del otoño, los árboles producen ingentes cantidades de frutos que serán la esperanza de los futuros bosques y el alimento de incontables granívoros y oportunistas (roedores, jabalíes, palomas, córvidos, etc)

Previendo la escasez de comida del invierno, el arrendajo y otros animalillos, como el lirón y los ratones, esconden estas semillas en despensas repartidas aquí y allá y que serán su salvación durante los largos meses de escasez. En el caso del arrendajo, elige los árboles con mayor cantidad de semillas (los mejores genéticamente) y, de una en una, las entierra con un certero picotazo por todos los rincones del bosque y, muy especialmente, en claros y lindes de la floresta. Al llegar el frío, irá recordando dónde las ha enterrado para alimentarse de ellas. Afortunadamente, para encinas, quejigos, robles y castaño, y para todos los habitantes del bosque, algunos de estos frutos quedan olvidados, y con un poco de suerte, y si nadie más los descubre, darán lugar a los futuros árboles que ofrecerán el refugio y la comida a la práctica totalidad de sus compañeros forestales.

En estos días de finales de octubre y primeros de noviembre, los castañares dejan caer sus últimos frutos y será un buen momento para sorprender el ir y venir de los arrendajos recolectando y enterrando su comida del invierno y, ojalá, a los nuevos gigantes con su sombra, su comida, sus oquedades para la jineta y el cárabo, sus ramas protectoras para los nidos del azor, su agua para los arroyos, su cuidado del suelo, su color otoñal, su frescor primaveral, sus exquisitas castañas…

Pocas aves en el mundo son tan importantes para la conservación y recuperación de nuestros bosques.

Un saludo y nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.