Los Arribes del Duero son uno de los tesoros naturales de Europa más desconocidos.

Sin temor a pecar de presuntuosos, podemos afirmar que los Arribes del Duero son, sin duda alguna, uno de los tesoros naturales del Viejo Continente.

El profundo contraste de altitud entre sus zonas más bajas, 140 metros en el encuentro del Padre Duero con el río Águeda (la ciudad de Córdoba está a 106 metros de altitud) y su alta penillanura, a algo menos de 700 metros de altitud, sumado a la extrema escabrosidad de sus mil valles, con infinidad de roquedos, vaguadas, riberas y exposiciones muy contrastadas, crean una insuperable biodiversidad vegetal animal, vegetal y paisajística.

Arribes 1

En esta foto, el tramo final de uno de los muchos ríos que se precipitan hasta el Duero, la heterogeneidad de su comunidad botánica resulta asombrosa. El mundo botánico más puramente mediterráneo se entremezcla con especies que esperaríamos encontrar en las montañas y paisajes del norte de España. Encinas, naranjos, limoneros, olivos, vides, zumaques, chumberas, almeces, enebros, quejigos, robles rebollos y albares, fresnos, varias especies de sauces, alisos, álamos negros, olmos menores, almendros, higueras, madroños, y hasta caquis, todo en una misma ladera y rematado por crestas graníticas de vértigo donde crían águilas perdiceras, águilas reales, alimoches, buitres leonados y negros, búhos reales, chovas piquirrojas, vencejos reales y los primeros vencejos cafres de la Meseta Norte.

Te esperamos para descubrir los más de 100 kilómetros de Arribes excavados por el río Duero y por todos sus afluentes.

 

Anuncios

Un paseo entre los últimos gigantes de las montañas de Europa. Paseo de descubrimiento de los bosques y la fauna silvestre de la Sierra de Francia. 10 de diciembre.

En las más afortunadas montañas españolas los dinosaurios aún se resisten ha desaparecer del todo. Los mayores de sus hijos emplumados siguen reinando sobre crestas y bosques. Sin amedrentarse por lo más crudo del invierno, los buitres leonados y negros cabalgan sobre los crudos vientos helados con sus casi tres metros de envergadura infinita.

Cada mañana se lanzan sin vértigo sobre las huracanadas corrientes encajonadas entre los valles y collados de la sierra de Francia. Sin apenas un golpe de sus alas inmensas cruzan todos los días las vastas extensiones de dehesas y campos en busca de su comida. Capaces de esta una semana sin comer, se pelearán con quien haga falta cuando, finalmente, localicen un cadáver. Poder asistir a este espectáculo diario es un privilegio que no queremos perdernos. Si te apetece encontrarte con los últimos gigantes de España y Europa, te esperamos este domingo para recorrer la Sierra de Francia.
Lugar de celebración: Sierra de Francia.
Punto de encuentro: a la entrada del pueblo de El Cabaco a las 09:30 horas.
Horario: 09:30-18:00. Aquellos que lo deseen podrán finalizar la actividad antes de la hora marcada.
Cada participante deberá llevar su comida.
Precio: 12 euros. Niños menores de 10 años, gratis ( siempre acompañados por un adulto). Incluye seguro por particiapante, guías de naturaleza y prismáticos.
Contacto: 635158497 (también por Whatsapp).
                  contacto@aquilanaturaleza.com.
¡Nos vemos en las montañas y bosques de la Sierra de Francia!

 

En la alta montaña el principal actor creador del paisajes es el hielo. Paseo de descubrimiento de los Bosques y fauna silvestre en la Sierra de Francia, 10 de diciembre.

En la alta montaña el principal actor creador del paisajes es el hielo. El agua que se cuela entre las rendijas de las masas de roca o que, simplemente,  se acumula somera sobre su superficie,  al helarse durante las largas noches de frío,  aumenta considerablemente de volumen comportándose Cómo el más poderoso de los martillos pilones, fracturando hasta su raíz a las más potentes masas de roca durisima. Con el paso paciente e inexorable de los siglos,  las grandes crestas de cuarcita se irán desmoronando en forma de una lluvia atronadora de miles de rocas que forman un manto que cubre las laderas y que conocemos como canchales, pedreros o, más poéticamente,  ríos de piedra.

Conocer cómo han surgido las montañas y cómo han llegado a adquirir, decenas de millones después,  su aspecto actual,  será uno de los objetivos de nuestro paseo de descubrimiento de los bosques y la fauna silvestre de la  sierra de Francia.

Lugar de celebración: Sierra de Francia.

Punto de encuentro: a la entrada del pueblo de El Cabaco a las 09:30 horas.

Horario: 09:30-18:00. Aquellos que lo deseen podrán finalizar la actividad antes de la hora marcada.

Cada participante deberá llevar su comida.

Precio: 12 euros. Niños menores de 10 años gratis. (Incluye seguro por participante, guías de naturaleza, así como prismáticos).

Información e inscripción 635158497 y 654438367 (también por Whatsapp)

O en el correo electrónico:

contacto@aquilanaturaleza.com

¡Nos vemos en las montañas y bosques de la Sierra de Francia!

 

Un paseo por el fondo de un mar de hace 450 millones años. Paseo de descubrimiento de los bosques y la fauna silvestre de la Sierra de Francia. 10 de diciembre.


Ripple
Ripple o fósiles de las huellas del mar. (Fotografía de Aquila Naturaleza).

La sierra de Francia guarda muchos secretos realmente fascinantes para los que saben mirar con curiosidad. Uno de los más sorprendentes es descubrir con nuestros ojos y nuestras manos que hace, nada menos, que 450 millones de años, lo que hoy son las cumbres más elevadas del parque natural, fueron el fondo de un mar frío, localizado muy cerca del Polo Sur, y por el que vagaban extrañas criaturas como los abundantes trilobites y todo tipo de modestos gusanos. Su vida discreta nos ha legado un patrimonio único de icnofósiles o fósiles de la actividad de estas primitivísimas criaturas, en forma de Trilobites, Skolithos y Daedalus.

De todos estos fósiles, quizá los más inesperados de todos son los ripple-marks o fósiles de las huellas del mar. Sin llegar a imaginar cómo fue posible que la somera y delicada huella del oleaje sobre el fondo del mar, haya podido llegar a convertirse en una durísima y severa cuarcita, hoy es posible acercarnos para maravillarnos con estos oleajes pétreos en forma de lienzos de grandes dimensiones.

Conocer todos estos tesoros, y mucho más, será el objetivo de nuestro paseo de descubrimiento de los bosques y la fauna silvestre, en este incomparable paisaje de 450 millones de años de historia, que celebraremos el próximo 10 de diciembre.

Lugar de celebración: Sierra de Francia.

Punto de encuentro: a la entrada del pueblo de El Cabaco a las 09:30 horas.

Horario: 09:30-18:00. (Aquellos que lo deseen podrán finalizar la actividad antes de la hora marcada).

Cada participante deberá llevar su comida.

Precio: 12 euros. Niños menores de 10 ( siempre acompañado por un adulto) gratis. Incluye seguro por participantes, labor de guías, prismáticos, como guías de naturaleza.

Contacto: 635158497 y 654438367 (también por Whatsapp)

contacto@aquilanaturaleza.com

¡Nos vemos en las montañas y bosques de la Sierra de Francia!

 

El zafiro alado de nuestros ríos.

martin pescador
Martín pescador cerniéndose  (Alcedo atthis).Fotografía de Miguel Rouco.

Nuestros ríos guardan tesoros asombrosos que esperan a ser descubiertos. Uno de los más bellos es, sin duda alguno, el martín pescador. Esta ave bellísima sigue siendo, relativamente, común en muchos de nuestros ríos. En nuestro río Tormes es un ave habitual todo el año. No obstante, es durante los crudos meses del otoño y el invierno cuando resulta más sencillo descubrirlo. La llegada de ejemplares jóvenes divagantes y recién emancipados de los territorios de sus padres, provoca la furibunda reacción de los dueños de los tramos de riberas por donde van pasando. Sorprende mucho la energía que un ave tan, aparentemente delicada, menor del tamaño del puño de un ser humano adulto, sea capaz de mostrarse tan intensamente agresivo en la defensa de su hogar y de todos sus recursos: comida y un talud donde excavar el túnel donde protegerá a su familia.

Para evitar tener que enfrentarse en una pelea que puede acabar fatalmente para uno de los contendientes, estas aves no cesan de marcar los límites de su territorio con continuos vuelos rasantes y con agudos chillidos para asegurarse que los intrusos no pasen por alto los límites del hogar familiar. Sin apenas descanso, suben y bajan infatigables por el río y cruzan repetidamente de una orilla a otra de la ribera. Su plumaje celeste y rojizo se reflejará en el espejo de las aguas contribuyendo a intensificar el mensaje inconfundible de su posesión sobre el tramo de río que patrulla.

Con un poco de paciencia podremos descubrirlos en sus eternos vuelos de marcaje y, con un poco más de suerte, posados en sus oteaderos de pesca. Asistir a una de sus zambullidas de pesca y verles emerger de las aguas con un pequeño pez en su pico y con una lluvia de gotas cristalinas resbalando por su sedoso plumaje multicolor, sería el mejor delos regalos para nuestro Paseo de Descubrimiento del Otoño en Villamayor (Salamanca).

Os esperamos el domingo 26 de noviembre de 10:30 a 13:30, en el molino de La Moral (Villamayor).

Precio: 8€. Menores de 12 años (acompañados por un adulto) gratis. Incluye prismáticos, guías de naturaleza y seguro de accidente como responsabilidad civil por participante.

Información e inscripción:

Teléfono (también por WhatsApp): 635158497 y 654438367.

Por correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com

¡Nos vemos en el bosque!

Resumen de nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V.

El domingo 5 de noviembre hemos celebrado nuestro particular homenaje al paso por la provincia de Salamanca del emperador Carlos V. Entre 7 y el 9 de noviembre de 1556, después de abdicar en la figura de su hijo Felipe II, el rey, ya enfermo, recorre el extremo este y sureste de nuestra tierra en su periplo hacia su retiro final de Cuacos de Yuste. En este primer acercamiento a su viaje por tierras charras, hemos querido conocer mejor el tramo que une las localidades de Rágama, Cantaracillo y Peñaranda de Bracamonte. El muchas veces centenario Cordel de trashumancia de Las Mostrencas, ha sido el más cómodo de los caminos para descubrir todo el sorprendente y olvidado patrimonio natural y cultural del noreste salmantino.

Primera parada: Rágama.

Primera parada
Grupo de participantes en la iglesia de Rágama.

Nuestra ruta no pudo tener un punto de inicio más impresionante y acogedor. Nada menos que la iglesia de El Salvador, un imponente edificio con orígenes en el siglo XIII y que aún conserva un ábside y un artesonado mudéjar bellísimos, pero con urgente necesidad de restauración (ya aprobada). Gracias a la generosidad del pueblo, su ayuntamiento y, muy especialmente, de su alcalde, pudimos visitar y descubrir su larga, azarosa y monumental historia.

Arte en las calles de Rágama.

DN3CixhXUAAOO-i.jpg large

Cada año se celebra en Rágama un encuentro de arte en el que sus muros se cubren de pinturas de artistas de todo el mundo. Una imaginativa iniciativa que enriquece una bien merecida visita a este pueblo.

Patrimonio vivo.

23131999_2036307169983706_9098032197709362158_n

Las avutardas (las aves voladoras más pesadas del mundo), los milanos reales (recién llegados desde Alemania, Suecia, Francia, etc) y las grullas (las más alegres y ruidosas de las aves del otoño e invierno) fueron las protagonistas de los infinitos paisajes castellanos. A pesar de la severa sequía y de una agricultura moderna que no se preocupa del resto de los habitantes de estas soledades castellanas, las aves siguen embelleciendo y llenando de vida unos paisajes sobrios y de una belleza que, demasiadas veces, no es fácil llegar a sentir.

Cantaracillo: el mudéjar escondido.

Hasta para los salmantinos, la localidad de Cantaracillo es una absoluta desconocida. Sin embargo, y para sorpresa de todos los que se acerquen hasta ella, en sus calles aún se conservan numerosos caserones y corrales de ladrillo de gran belleza y, muy especialmente, una magnífica iglesia de la Asunción. Como tantas otras, su aspecto actual resulta de una amalgama de reformas y ampliaciones que han ido sumando estilos y tesoros a una planta original de más de 800 años de extraordinaria vida. Y como tantas otras, resulta imposible hacerse una idea de su patrimonio atesorado hasta que no tenemos la fortuna de entrar en su interior. En esta ocasión, debemos dar las gracias a su alguacil y a su párroco, que tan amablemente nos mostraron un edificio bellísimo y repleto de sorpresas en pleno corazón de los Campos de Castilla.

Final por todo lo alto: visita al conjunto Histórico-Artístico de Peñaranda de Bracamonte.

Museo Peñaranda de Bracamonte

Para guardar el mejor de los recuerdos, culminamos nuestra ruta con la visita a Peñaranda de Bracamonte, otro tesoro castellano que acogió hace 461 al rey y emperador en su último viaje. Todo un placer pasear por sus calles porticadas flanqueadas de historia y maravillas como la Plaza de España, el Convento de las Madres Carmelitas, la Plaza Nueva o la Iglesia de San Miguel Arcángel. Agradecer al ayuntamiento de Peñaranda y, muy especialmente, a María Martín, técnico de la oficina de turismo, por toda la atención prestada y su cálida labor de interpretación.

El próximo año retomaremos la Ruta de Naturaleza de Carlos V en su viaje rumbo al sur. Los campos e iglesias de Santiago de la Puebla y Alaraz nos esperan.

 

¡Gracias a todos los que participasteis en la ruta de naturaleza de Carlos V!

 

Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado en es esta ruta de naturaleza de Carlos V por Salamanca. Ha sido un placer disfrutar con todos vosotros de avutardas, grullas, arte mudéjar escondido en nuestros pueblos y una buena parte de la historia con mayúsculas de España.

Nos vemos en la próxima.