Resumen de nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V.

El domingo 5 de noviembre hemos celebrado nuestro particular homenaje al paso por la provincia de Salamanca del emperador Carlos V. Entre 7 y el 9 de noviembre de 1556, después de abdicar en la figura de su hijo Felipe II, el rey, ya enfermo, recorre el extremo este y sureste de nuestra tierra en su periplo hacia su retiro final de Cuacos de Yuste. En este primer acercamiento a su viaje por tierras charras, hemos querido conocer mejor el tramo que une las localidades de Rágama, Cantaracillo y Peñaranda de Bracamonte. El muchas veces centenario Cordel de trashumancia de Las Mostrencas, ha sido el más cómodo de los caminos para descubrir todo el sorprendente y olvidado patrimonio natural y cultural del noreste salmantino.

Primera parada: Rágama.

Primera parada
Grupo de participantes en la iglesia de Rágama.

Nuestra ruta no pudo tener un punto de inicio más impresionante y acogedor. Nada menos que la iglesia de El Salvador, un imponente edificio con orígenes en el siglo XIII y que aún conserva un ábside y un artesonado mudéjar bellísimos, pero con urgente necesidad de restauración (ya aprobada). Gracias a la generosidad del pueblo, su ayuntamiento y, muy especialmente, de su alcalde, pudimos visitar y descubrir su larga, azarosa y monumental historia.

Arte en las calles de Rágama.

DN3CixhXUAAOO-i.jpg large

Cada año se celebra en Rágama un encuentro de arte en el que sus muros se cubren de pinturas de artistas de todo el mundo. Una imaginativa iniciativa que enriquece una bien merecida visita a este pueblo.

Patrimonio vivo.

23131999_2036307169983706_9098032197709362158_n

Las avutardas (las aves voladoras más pesadas del mundo), los milanos reales (recién llegados desde Alemania, Suecia, Francia, etc) y las grullas (las más alegres y ruidosas de las aves del otoño e invierno) fueron las protagonistas de los infinitos paisajes castellanos. A pesar de la severa sequía y de una agricultura moderna que no se preocupa del resto de los habitantes de estas soledades castellanas, las aves siguen embelleciendo y llenando de vida unos paisajes sobrios y de una belleza que, demasiadas veces, no es fácil llegar a sentir.

Cantaracillo: el mudéjar escondido.

Hasta para los salmantinos, la localidad de Cantaracillo es una absoluta desconocida. Sin embargo, y para sorpresa de todos los que se acerquen hasta ella, en sus calles aún se conservan numerosos caserones y corrales de ladrillo de gran belleza y, muy especialmente, una magnífica iglesia de la Asunción. Como tantas otras, su aspecto actual resulta de una amalgama de reformas y ampliaciones que han ido sumando estilos y tesoros a una planta original de más de 800 años de extraordinaria vida. Y como tantas otras, resulta imposible hacerse una idea de su patrimonio atesorado hasta que no tenemos la fortuna de entrar en su interior. En esta ocasión, debemos dar las gracias a su alguacil y a su párroco, que tan amablemente nos mostraron un edificio bellísimo y repleto de sorpresas en pleno corazón de los Campos de Castilla.

Final por todo lo alto: visita al conjunto Histórico-Artístico de Peñaranda de Bracamonte.

Museo Peñaranda de Bracamonte

Para guardar el mejor de los recuerdos, culminamos nuestra ruta con la visita a Peñaranda de Bracamonte, otro tesoro castellano que acogió hace 461 al rey y emperador en su último viaje. Todo un placer pasear por sus calles porticadas flanqueadas de historia y maravillas como la Plaza de España, el Convento de las Madres Carmelitas, la Plaza Nueva o la Iglesia de San Miguel Arcángel. Agradecer al ayuntamiento de Peñaranda y, muy especialmente, a María Martín, técnico de la oficina de turismo, por toda la atención prestada y su cálida labor de interpretación.

El próximo año retomaremos la Ruta de Naturaleza de Carlos V en su viaje rumbo al sur. Los campos e iglesias de Santiago de la Puebla y Alaraz nos esperan.

 

Anuncios

¡Gracias a todos los que participasteis en la ruta de naturaleza de Carlos V!

 

Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado en es esta ruta de naturaleza de Carlos V por Salamanca. Ha sido un placer disfrutar con todos vosotros de avutardas, grullas, arte mudéjar escondido en nuestros pueblos y una buena parte de la historia con mayúsculas de España.

Nos vemos en la próxima.

Paisajes para los que saben ver más allá.

El sobrio paisaje castellano
El sobrio paisaje castellano.

El sobrio paisaje castellano es mucho más que inmensas llanuras cerealistas que se pierden hasta el infinito. Si somos capaces de mirar con curiosidad podremos descubrir la huella indeleble de la historia escrita con mayúsculas y con no poca sangre y sudor.

Por estas tierras olvidadas hasta por sus castellanos, llevan miles de años cruzando muchos de los pueblos e imperios que han hollado la Península y han modelado una personalidad que bebe de medio mundo. Todos, en mayor o menor medida, nos han legado un patrimonio que aún hoy sigue deslumbrando.

Iglesia de Rágama
Iglesia de El Salvador de Rágama.

De todos los tesoros históricos que queremos visitar durante nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V, uno de ellos ha pasado especialmente desapercibido: el Arte Mudéjar. Sin contar con la grandeza de los edificios islámicos universalmente reconocidos de Andalucía, el legado de su magistral mezcolanza de influencias sigue engalanando muchos de los pueblos de la Vieja Castilla. En sus iglesias, aún hoy, podemos admirar los trazos sublimes de una cultura que fue capaz de calar en una sociedad que quiso borrar un legado incomparable y que tanto enriqueció a nuestro país. Su delicada arquitectura en ladrillo y sus sublimes artesonados de madera siguen seduciendo a todos los que se animan a recorrer el laberinto de las carreteras secundarias que unen iglesias, ermitas y palacios que bien se merecen ser reconocidos como Patrimonio de le Humanidad.

Todo esto y mucho más saldrá a nuestro encuentro este 5 de noviembre en nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V entre Rágama y Peñaranda de Bracamonte. Naturaleza, historia y vida en una ruta cómoda y sorprendente.

Más información :

Teléfono móvil (WhatsApp también):

Guillermo Hernández: 635158497.

Correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com

Inscripción:

Agencia de Viaje Pisamundo.

Paseo Canalejas 22.

¡Nos vemos el 5 de noviembre!

Ruta de Naturaleza de Carlos V. 5 de noviembre: el patrimonio maltratado e incomparable de las Cañadas.

Las cañadas son uno de los más importantes patrimonios naturales públicos del país y, sin duda, su principal vía verde. Más de 125.000 kilómetros de caminos naturales que recorren toda la Península Ibérica y que nos pertenecen a todos.

Nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V recorrerá los 13 kilómetros que unen la localidad de Rágama con el Conjunto Histórico de Peñaranda de Bracamonte. Sin ninguna prisa, seguiremos los cómodos pasos de la Cañada Real de Las Mostrencas, en realidad, un Cordel que comunica la Cañada Real Leonesa Occidental con la Cañada Real Soriana Occidental. En ambos casos, los rebaños trashumantes se desplazaban desde los pastos de verano de la alta Meseta Norte, hasta los pastos invernales de la casi eterna primavera de Extremadura.

Ciertamente, la sequía y la agresiva agricultura industrial, han empobrecido muchos de los paisajes atravesados por estas arterias que servían de vía de comunicación, desde hace miles de años, a todos los pueblos que han vivido en Iberia: Tartesos, Celtas (Vetones, en el ámbito de la provincia de Salamanca), Imperio Romano, visigodos, árabes, reinos cristianos durante la reconquista y, en todas las épocas, esforzados pastores trashumantes con sus animales.

Hoy en día, con la Trashumancia condenada a muerte por la estabulación del ganado y por el más económico y rápido transporte por carretera, la inmensa telaraña de cañadas que cruzan y vertebran de norte a sur toda España, se ha convertido en la más atractiva de todas las redes de senderos que permiten disfrutar de nuestro patrimonio natural y cultural. Un tesoro incomparable que debemos disfrutar y cuidar como oro en paño.

Más información :

Teléfonos móvil (WhatsApp también):

Guillermo Hernández: 635158497.

Laura García: 654438367.

Correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com

Inscripción:

Agencia de Viaje Pisamundo.

Paseo Canalejas 22.

Nos vemos el 5 de noviembre.

 

 

 

Resumen: Ruta de Naturaleza Béjar-Candelario-Béjar con el Colegio Oficial de Médicos de Salamanca.

Esta primavera tuvimos la gran suerte de poder disfrutar de una bellísima ruta de naturaleza junto a los buenos amigos del Colegio Oficial de Médicos de Salamanca. La ruta elegida fue un sendero circular que une las localidades serranas e históricas de Béjar y Candelario, en pleno corazón de esta sierra cubierta de bosques y con la huella muy fresca de las grandes moles glaciares del Pleistoceno.

Con la sierra al fondo

A lo largo de toda la ruta, la alta montaña y el fresco y tupido bosque atlántico que cubre esta sierra, fueron el mejor escenario posible de nuestro día de campo. La escasa nieve de esta primavera permitía adivinar las enormes incisiones de los circos glaciares escavados en la ladera occidental de la sierra de Béjar.

Bosque de Béjar

La ciudad de Béjar, pone a disposición de todos los apasionados por la naturaleza, maravillas, algunas todavía muy desconocidas, como El Bosque de Béjar, uno de los tres únicos Jardines Históricos-Artísticos de toda Castilla y León. Esta villa de estilo italiano renacentista, construida en 1567 por el duque de Béjar, Francisco de Zúñiga y Sotomayor, atesora un bello palacio (hoy en restauración), fuentes tan soberbias, como la Fuente de la Sábana, un estanque con templete y unos jardines deliciosos y de amplias panorámicas, donde se suceden especies vegetales tan soberbias como su famosa secuoya, en realidad una Sequoiadendron giganteum o secuoya gigante, algo menor que su famosísima pariente (aunque lejana), la incomparable Sequoia sempervirens o secuoya roja o de California, con árboles que alcanzan los 115 metros de altura. Y todo, bajo el abrazo protector de un bosque-selva que parece querer beber de las aguas cristalinas de sus jardines.

Grupo en Candelario

Candelario es, sin duda alguna, uno de los pueblos con mayor encanto de toda España. Sus calles estrechas, empedradas y de belleza fascinante, fueron el mejor escenario para la foto de grupo. Todo un placer compartir con vosotros este día tan especial. Nos vemos en la próxima.

Fotografías propiedad del Colegio Oficial de Médicos de Salamanca.

 

Paseo de naturaleza por el río Tormes.

Este sábado 19 de agosto a las 10:00, volveremos a realizar un paseo de naturaleza por el río Tormes (Cabrerizos).

Salida: desde el camping Don Quijote de Cabrerizos(carretera de Aldealengua, Km 1.930) Existe un paseo que permite ir andando o en bicicleta desde la Aldehuela de los Guzmanes hasta el Camping.

Precio: 10 euros. Menores de 8 años gratis (los menores de edad deberán estar acompañados por un adulto)

Información e inscripciones: 635158497 y 654438367 y contacto@aquilanaturaleza.com y recepción del camping.

Diapositiva1
Andarrio chico (Actitis hypoleucos). Fotografía de Miguel Rouco.

Nos vemos en el río Tormes.

Queremos seguir los viejos y olvidados caminos.

20727946_1995398360741254_8305054953429341816_n

Hasta la aparición de las carreteras modernas, las cañadas, los senderos y los caminos carreteros fueron los cordones umbilicales que permitieron la comunicación entre nuestros pueblos. Durante incontables generaciones, viajeros, ganados, productos de las huertas, herramientas, músicas, ideas y hasta novios, recorrieron estos hoy olvidados caminos. Muchos de ellos nunca fueron más que un trazo ligero que parecía vagar sin norte por las laderas y valles. Sin embargo, a su vera se disponían pastos, bosques, albercas y charcas, viviendas, cuadras y cobertizos de adobe, piedra y madera y la fatigosa vida y labor de los hombres y mujeres del campo.

Siguiendo su paso serpenteante y certero, nos adentraremos en unas tierras producto de una cultura rural que se extingue a ojos vista. El éxodo incontenible a las ciudades está abocando a la desaparición a estos paisajes bellísimos y a un modo de vida aferrado a un terruño que tanto sudor, lágrimas y sangre hizo derramar.

Con nuestros Paseos de Descubrimiento de la Naturaleza nos reencontraremos con estos hermosos y perdidos caminos, antes de que no sean más que un vago recuerdo.

Si este verano le apetece reencontrarse con los viejos caminos, póngase en contacto con nosotros y le organizaremos un día pensado en lo que quiera conocer.

Nos vemos en el campo.