Los quebrantahuesos ponen huevos en los Picos de Europa 60 años después.

Nos encanta dar buenas noticias y para nosotros, como para todos los amantes de la naturaleza y sobretodo de las aves, nos llena de felicidad leerlas.

Ójala que Casanova y Deva nos sigan regalando estas noticias todos los años.

https://elpais.com/elpais/2018/02/21/mundo_animal/1519234446_311589.html

Anuncios

La lechuza: el ave del año.

https://www.seo.org/2018/01/02/la-lechuza-comun-es-el-ave-del-ano-2018/?utm_content=buffer17a8e&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

¡Pajaritos amarillo-verdosos! ¿Son todos iguales?

Verdecillos, verderones comunes, lúganos y mosquiteros comunes. Aunque parecen todos iguales, os vamos a enseñar algunos consejos para identificarlos y así disfrutar aún más de un día de campo.
 
De entre todos los pájaros más o menos comunes, estos 4 son de los más habituales de nuestros campos. Su tamaño es inferior al del gorrión común o pardal, salvo en el caso del verderón común, que tiene unas dimensiones muy similares a la de los familiares gorriones.

 Descripción física

Diapositiva1
Autor fotografías : Miguel Rouco
Verdecillo: Pequeño; Con pecho blanco, amarillo y rayado; Dorso pardusco y con un obispillo (parte del dorso justo por encima de la cola) de un color amarillo muy llamativo y que le sirve para mantener unidos a los grupos en vuelo.
Verderón común: De tamaño similar al gorrión; Machos de un verde brillante y hembras más pardas; Cuerpo sin motas o rayas.
Lúgano: Con pecho blanco, amarillo y rayado; En sus alas hay llamativas bandas negras y amarillas; Los machos tienen capirotes negros y una tonalidad general más verdosa; Las hembras son más pardas y claramente más moteadas, especialmente en el pecho.
Mosquitero común: Muy pequeño, de coloración verde-pardusca y sin franjas, ni rayas de ningún tipo. De las cuatros especies de mosquiteros que se pueden encontrar regularmente en España, es el único que podemos observar todo el año.

 Comportamiento

Diapositiva1
Autor fotografías: Miguel Rouco
Verdecillo: En España se puede observar todo el año. En invierno suele abandonar las zonas más frías (altas mesetas y montañas) para desplazarse a zonas más cálidas. Gregario fuera de la época de cría. Forma bandos juntos a jilgueros. Su canto a “huevos friéndose” es el primero del año en escucharse en las ciudades. Bastante común en parques y huertas en los alrededores de las ciudades y pueblos.
Verderón común: El más discreto y escaso. Presente todo el año. Fuera de la época de cría forma bandos pequeños juntos a grupos mayores de jilgueros, verdecillos y pardillos. El mejor consejo para localizarlo es acercarse a los campos cubiertos de cardos.
Lúgano: Visitante “invernal” desde septiembre hasta abril, especialmente, en años fríos. Hay que buscarlos en las copas de los alisos. Se alimenta casi en exclusiva de las semillas de las pequeñas “piñas” de los alisos. Mucho más raro en campos y lindes de cardos. Muy ágil. El único de los 4 que come habitualmente cabeza abajo. Se mueve en grupos que llegan a los 50 ejemplares. Un bando apretado de pajarillos pequeños y amarillitos en un aliso, eso son lúganos.
Mosquitero común: Tan pequeño y tan inquieto que parece un moscardón revoloteando por las ramas de árboles y arbustos. Presente todo el año, aunque en otoño-invierno llegan numerosos ejemplares desde Europa. No forma bandos, pero suele ser tan común en parques y riberas, que puede parecer que se agrupa. Un pajarito entre marrón y verde, minúsculo y sin parar quieto, eso es un mosquitero común.

Alimentación

Diapositiva1
Autor fotografías: Miguel Rouco.
Verdecillo: Un granívoro empedernido. En primavera consume también muchos insectos para poder alimentar con proteínas a sus pollos.
Verderón común: ¡¡Enamorado de las semillas de cardo!! Consume otras muchas semillas e insectos.
Lúgano: Se alimenta casi en exclusiva de las semillas de los alisos. En mucha menor medida, consume semillas de cardos y pinos.
Mosquitero común: Un insectívoro puro. Su pequeño tamaño y su agilidad le permiten perseguir a los insectos hasta el corazón de la maraña más impenetrable de setos y herbazales.

Si os apetece iniciaros en este mundo fascinante y no tan complejo, os esperamos en nuestro Curso de Introducción a la Identificación de Aves Passeriformes que celebraremos los días 31 de marzo y 1 de abril en el centro de formación profesional Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca)

Estructura y horario del curso:

Viernes 31 de marzo: 16:30 a 20:30 horas.

  • Charla: Introducción a las claves principales de identificación de las aves passeriformes.

Sábado 1 de abril: 09:00 a 16:00 horas. Jornada de campo.

  • Jornada de campo para la búsqueda e de identificación de las aves passeriformes en libertad.

Aquellos que no dispongan de coche pueden llamar al 635158497 (Guillermo Hernández) y al 654438367 (Laura García) para organizar la actividad.

Precio del curso: 15 euros.

Lugar de realización: Centro de F.P.E Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca).

Inscripciones:

Centro de F.P.E Lorenzo Milani.

Teléfono: 923180831.

centromilani@gmail.com

Información:

Para cualquier aclaración o petición de más información, contacten con nosotros en: contacto@aquilanaturaleza.com y en los teléfonos 635158497 (Guillermo Hernández) y 654438367 (Laura García).

¡Nos vemos en el campo!

 
 

Descubriendo al zorro: Curso de Introducción al Rastreo y al Fototrampeo de la Fauna de Castilla y León.

zorro
Contemplando esta foto, ¿Acaso es posible imaginar un animal ibérico más hermoso, más grácil y más digno de respeto y admiración que el zorro? (Fotografía: Carlos Romo).

Si no existiera el lobo, sin duda alguna, el zorro ostentaría el obsceno galardón de ser el animal más odiado y perseguido de España. Durante nuestro curso de rastreo pretendemos mostraros toda la belleza de este animal mágico. Nos acercaremos con respeto a su secreto territorio para comprobar su impagable labor como aliado de nuestros agricultores y ganaderos. Creyendo firmemente en el papel benefactor de ratones, ratas y topillos, veremos cómo el zorro, ¡y todos los roedores!, son actores principales e insustituibles en el relato sabio e inmemorial de la vida de nuestros bosques.

Con seguridad, el zorro (Vulpes vulpes) es el carnívoro de tamaño medio más abundante, ubicuo, resistente a las transformaciones de los ecosistemas por parte del ser humano y, desgraciadamente, acosado con saña por su depredación sobre especies de caza ¡¡cómo si después de millones de años no tuviera derecho a comer!!

La huella del zorro es una de las más habituales de cuantas podemos encontrar en nuestros paseos de campo. Prácticamente idéntica a la del perro, es claramente menor que la de la mayoría de las variedades del mejor amigo del ser humano. Marcan 4 dedos y su longitud es de unos 5 cm y una anchura de 3 a 4 cm. En estas dos fotografías podemos ver una pata anterior y una posterior. La anterior, que corresponde a nuestra mano, es proporcionalmente más ancha y con más espacio entre los dos dedos delanteros. La huella trasera tiene un aspecto más alargado, fino y entre sus dedos delanteros apenas se aprecia espacio. Las uñas finas, su aspecto alargado, el nítido espacio entre los dedos delanteros y los dos laterales y la X que se puede dibujar entre sus almohadillas permiten separar, con razonable acierto, las huellas del zorro de las de perro.

h
Huella de zorro en el barro. Fotografía de Aquila Naturaleza.

En esta huella marcada en el barro fresco se puede apreciar con claridad el denso pelaje que cubre sus patas, muy al contrario de las más lampiñas patas del perro.

caca-zorro
Excremento de zorro. Fotografía de Aquila Naturaleza.

Los zorros delimitan sus territorios con llamativos excrementos de olor intenso y aspecto perruno. Este marcaje visual y olfativo busca delimitar y defender sus posesiones sin tener que recurrir al enfrentamiento físico con otros ejemplares. Cuando estos excrementos se encuentran sobre emplazamientos elevados: piedras y matorrales en los caminos que usa para desplazarse, se puede afirmar, con bastante certeza, que se trata de un macho, siendo el marcaje de las hembras algo más discreto y directamente sobre el suelo. Su forma es alargada, con varias volutas y de un tamaño que oscila entre los 5 y los 20 cm. Su color y composición reflejan su alimentación generalista y sumamente adaptable a los recursos disponibles. Suelen ser oscuros en el otoño, cuando se alimentan de las dulces moras. Si han consumido los frutos del rosal silvestre, escaramujo o “tapaculos” se pueden observar las cáscaras rojizas de este fruto tan abundante y rico en vitaminas. Esta dieta frugívora es de enorme importancia en la dispersión de incontables semillas por toda su área de campeo. La mayor parte del año, el contenido principal de estos excrementos son los pelos grises y cortos de los roedores sobre los que depreda intensamente y tanto ayuda al agricultor a “controlar” las polémicas explosiones de topillos campesinos (Microtus arvalis).

madriguera-zorro
Madriguera de zorro. Fotografía de Aquila Naturaleza.

Los zorros excavan madrigueras al amparo de la vegetación y de rocas de gran volumen. Estas zorreras son el hogar de las familias durante la delicada época de cría. Fuera de este periodo, los zorros no suelen utilizarlas y se encaman al abrigo del matorral. Su aspecto exterior recuerda vagamente al de las conejeras, algo menores en el diámetro de sus bocas, y se pueden llegar a confundir con los muy similares hogares del tejón (en la siguiente entrada del blog hablaremos de cómo diferenciar zorreras, tejoneras y conejeras). Cuando hay crías que por su juventud todavía se esconden en estos refugios subterráneos, se pueden encontrar restos de alimentos a la entrada de las madrigueras. La presencia de moscas y el olor zorruno intenso son claros indicativos de su ocupación. En ocasiones comparten huras con los tejones, aunque son conocidos los casos en los que los tejones los expulsan e incluso llegan a matarlos. Su fuerza y potencial agresividad los convierten en peligrosos vecinos para nuestros valientes e inteligentes raposos.

nieve-zorro
Huella del zorro en la nieve. Fotografía de Aquila Naturaleza.

La larga y tupida cola del zorro le sirve de práctico balancín en sus desplazamientos y en sus rápidos y zigzagueantes lances de caza.  En zonas nevadas es habitual que su paso quede impreso en la nieve blanda.

pelaje-zorro
El pelaje rojizo del zorro suele quedar enganchado en las numerosas alambradas de espino que atraviesan sus territorios. Su agilidad y su tamaño modesto le permiten salvar con seguridad la mayoría de estas afiladas trampas para la fauna.

Sobre este elegante y listo mamífero, y sobre otros muchos secretos de la vida silvestre de nuestros campos, habrá tiempo de hablar con calma durante nuestro CURSO DE INTRODUCCIÓN AL RASTREO Y FOTOTRAMPEO DE LA FAUNA DE CASTILLA Y LEÓN que celebraremos los días 16, 17 y 18 de marzo en el centro de formación profesional Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca). Tendremos dos tardes enteras de formación teórica y un día completo de campo para iniciarnos en la búsqueda e identificación de las huellas y rastros de nuestra fauna.

Estructura y horario del curso:

Jueves 16 de marzo: 16:30 a 20:30 horas.

  • Charla: Conociendo las huellas, rastros y señales de los mamíferos, anfibios y reptiles de Castilla y León.

Viernes 17 de marzo: 16:30 a 20:30 horas.

  • Charla: Conociendo las huellas, rastros y señales de las aves de Castilla y León.
  • Charla: La técnica del fototrampeo de la fauna silvestre.

Sábado 18 de marzo: 09:30 a 18:30 horas. Jornada de prácticas en el campo:

  • Selección de los mejores lugares para buscar huellas y rastros.
  • Ruta práctica de rastreo e interpretación del paisaje.
  • Identificación de rastros dentro de un área determinada.
  • Preparación adecuada de moldes de huellas.

Se coordinará la salida de los coches para que nadie se pierda la oportunidad de asistir al curso. Aquellos que no dispongan de coche, llamar al 635158497 (Guillermo Hernández) y 654438367 (Laura García)

Objetivo del curso: familiarizarnos con el reconocimiento de las huellas y rastros de la fauna de Castilla y León que nos encontremos en nuestras jornadas de campo. Bajo ningún concepto, se pretende animar a poner en práctica conductas que puedan suponer una molestia o amenaza contra nuestra fauna. Se trata de un curso de conocimiento de la Naturaleza y no de cómo encontrar madrigueras o nidos. El respeto por nuestros compañeros de planeta es prioritario sobre cualquier otra pretensión.

Precio del curso 30 euros.

Lugar de realización: Centro de F.P.E Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca)

Inscripciones:

Centro de F.P.E Lorenzo Milani

Teléfono: 923180831

centromilani@gmail.com

Información:

Para cualquier aclaración o petición de más información, contacten con nosotros en: contacto@aquilanaturaleza.com y en los teléfonos 635158497 (Guillermo Hernández) y 654438367 (Laura García).

¡Nos vemos en el campo!

Realmente ¿son los cormoranes los responsables de que no haya pesca en nuestros ríos y mares?

Sin entrar en mayor polémica, merece la pena tener en cuenta el “impacto” humano sobre la “pesca”.

En España hay 46.000.000 millones de habitantes (aproximadamente) y el consumo medio per capita es de 43 kilos de pesca limpia, sin incluir piel y órganos que el cormorán sí que consume.

Total, los españoles consumimos todos los años la imponente cifra de 1.978.000.000 de kilos (que no todo procede de España). A esto hay que sumar otros problemas para la pesca:

• Contaminación de ríos y acuíferos con millones de litros de aguas urbanas contaminadas que, en muchos casos, siguen sin ser tratada en depuradoras.

• Sobreexplotación de los acuíferos y de los ríos que supone una acusada reducción de la cantidad de agua y, en muchos casos, la sequía completa de innumerables ríos por toda España.

• Destrucción de los bosques de ribera y su sustitución por explotaciones industriales forestales (chopos) que carecen de sotobosque. Estos bosques de ribera, con sus árboles, arbustos y eneales, no sólo frenan el golpe de las crecidas, protegiendo pueblos y urbanizaciones enteras que se han construido en plena zona inundable, además, con sus ramas, hojas y frutos nutren los cursos de agua (y a sus comunidades de seres vivos), ofrecen sombra y protección para los alevines, oxigenan el agua, fijan sedimentos creando nuevos y fértiles suelos para la agricultura, la ganadería…

• Pérdida de las áreas de freza de truchas (por poner un ejemplo) por colmatación de los fondos de grava debido a los vertidos de sedimentos a las aguas procedentes de las innumerables explotaciones de áridos que se ubican en la misma orilla de los ríos y dentro de las llanuras de inundación.

• Etc.

http://www.lne.es/…/pescadores-piden-combatir-…/2053475.html