Resumen de nuestro curso El Guía de Naturaleza y Ecoturismo en el Aula de Naturaleza El Aguadero (Padul, Granada)

En esta ocasión, nuestro curso El Guía de Naturaleza y el Ecoturismo nos ha regalado la oportunidad de viajar hasta las tierras afortunadas de Granada y, más concretamente, a la localidad de Padul y a su Aula de Naturaleza El Aguadero, un paraíso de naturaleza a los pies de las imponentes montañas de Sierra Nevada.

En este curso hemos podido disfrutar y aprender junto a un fantástico grupo humano de jóvenes que ya están trabajando en el turismo (de naturaleza, cultural y deportivo) o que quieren empezar a desarrollar sus propios proyectos de empresa. El entorno natural con el que cuentan es mucho más que privilegiado: las montañas más altas de la península, valles subtropicales y una costa que todavía no ha sucumbido, por completo, a la fiebre de cemento y turismo de sol y playa. A todo esto, se suma la cercanía a Granada, la ciudad de la poesía con mayúsculas y, sin duda alguna, una de las más arrebatadoras del mundo.

laguna-de-padul-2
Laguna de Padul (Granada). Fotografía: Aquila Naturaleza.

La laguna de Padul es un tesoro natural inesperado incluido dentro Parque Natural de Sierra Nevada. Este sorprendente y bello humedal surgió cuando las aguas freáticas inundaron el hueco creado por una explotación de turba que cesó en sus actividades. Con el increíble descubrimiento de los restos de cuatro mamuts (Mammuthus primigenius) perfectamente conservados se constituye la imagen más reconocible de este pueblo andaluz. En la actualidad, este humedal es un valioso espacio natural en el que el Aula de Naturaleza El Aguadero ha encontrado una inmejorable ubicación para desarrollar todo tipo de actividades relacionadas con el medio ambiente.

expliando-en-el-aula
Guillermo explicando en el aula. Fotografía: Aquila Naturaleza.

El patrimonio natural (aves, mamíferos, paisajes, botánica, etc) es mucho más que un mero escenario para las actividades. Con imaginación y formación podremos convertir todos estos recursos naturales en nuestro trabajo. Las instalaciones de este aula de naturaleza son en sí mismas un inmejorable espacio para la educación y el turismo.

curso-padul-con-laura
Laura durante su charla a cerca de los valores de la educación ambiental y las diversas posibilidades de trabajo que nos ofrece. Fotografía: Aquila Naturaleza.

Más allá de las aulas, existen espacios y recursos naturales muy cercanos que nos permiten planificar enriquecedoras actividades educativas. El parque cercano al colegio, la ribera del río de mi localidad, los seres fantásticos de las fachadas de las iglesias, etc. Todo nos puede servir para convertir a la educación ambiental en algo realmente divertido.

explicando-en-el-aula
Guillermo mostrando distintos tipos de árboles por sus hojas y frutos. Fotografía: Aquila Naturaleza.

 Para conocer todos los tesoros y secretos de la Naturaleza no necesitamos viajar hasta un espacio natural. Sirviéndonos de las hojas, cortezas, frutos y plumas que podemos encontrarnos en un paseo por el campo, podemos planificar en el aula una actividad que nada tiene que envidiar al mejor de los paseos de naturaleza.

laguna-de-padul
Laguna de Padul (Granada). Fotografía: Aquila Naturaleza.

El aspecto pantanoso de la laguna recuerda vivamente a los paisajes recreados en tantas películas y documentales donde nos imaginaríamos que habría podido vivir una familia de mamuts o de dinosaurios. Hoy en día, sus habitantes son una rica y diversa comunidad de aves como las garzas imperiales, los martinetes y los aguiluchos laguneros.

senderos-en-la-laguna
Sendero de la Laguna de Padul. Fotografía: Aquila Naturaleza.

Los senderos que recorren las orillas de la laguna permiten caminar con comodidad y que todos los públicos se puedan acercar sin problemas de accesibilidad. A la hora de planificar una ruta a un espacio deberemos buscar los senderos y miradores disponibles. Estas infraestructuras otorgan un gran valor turístico, educativo y recreativo a estos espacios y ofrecen un buen argumento de cara a su conservación.

foto-de-grupo
Foto de recuerdo con todo el grupo a las puertas del aula de naturaleza El Aguadero.Fotografía: Juan Manuel

Una foto de grupo al final de una actividad permitirá guardar un buen recuerdo y será un certero reflejo de la satisfacción de los participantes.

Durante los tres días del curso hemos pretendido, modestamente, compartir con todos vosotros toda la experiencia que hemos acumulado durante nuestros años de trabajo, tratando de acercaros a todas las técnicas que os pueden ser de utilidad en vuestros proyectos. Ojalá hayamos sido capaces de hacerlo y nos empecéis a contar un montón de buenas noticias sobre vuestro trabajo. ¡¡Suerte con todo!!

Sirva, también, este resumen como muestra sincera de agradecimiento a los buenos compañeros del Aula de Naturaleza El Aguadero por darnos la oportunidad de trabajar junto a ellos. Igualmente, nuestro reconocimiento y admiración por su extraordinaria labor educativa en este país que tanto lo necesita. ¡¡Muchas gracias!!

Anuncios

Mientras escribimos estas palabras, grullas y ánsares comunes cruzan sobre la ciudad de Salamanca en completa oscuridad…

…Graznidos y trompeteos que resuenan en el silencio poco frío de esta noche estrellada de un noviembre que está a punto de terminar. Asombra pensar en los miles de kilómetros que habrán recorrido estas aves, que pesan entre 4 y 6 kilos, y que se enfrentan al abismo de un continente que cada vez resulta menos acogedor.
Como si se tratará de la llamada de unas Sirenas aladas, resulta imposible no soñar con sus viajes mágicos y con el recuerdo pasado de una Europa cubierta de bosques, lagos y herbazales donde la vida lo llenaba todo.
El mágico e imparable fluir de la Vida Silvestre que alegra a quién quiere escuchar.

El amor otoñal de los buitres negros.

20141228-quilamas-156
Pareja territorial de buitres negros (Aegypius monachus) en la sierra de las Quilamas (Salamanca) (Fotografía: Eduardo Carrasco).

Cuando aún faltan muchos meses para la llegada de la primavera, ya hay algunos animales que están iniciando su estación de los amoríos. Entre los primeros en desafiar al frío y en luchar por perpetuar a su especie, se encuentra el buitre negro. En pleno mes de noviembre, sus parejas ya están enfrascadas en sus llamativos cortejos y en los primeros arreglos de las amplias plataformas donde sacarán adelante a su único pollo. Sin apenas dar tiempo a que el joven nacido esta temporada, haya roto definitivamente sus lazos con sus padres, los adultos territoriales ya se encuentran absortos en una nueva y larguísima estación reproductora que les llevará la práctica totalidad del año.

Las primeras puestas tienen lugar en el mes de febrero, un mes más tarde que buitres leonados (Gyps fulvus) y quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) (dos aves con las que están estrechamente relacionadas), y a la par de sus coterráneas, las águilas perdiceras (Aquila fascista) El periodo de incubación es de, aproximadamente, 53 días, que si se compara con los 43 días de las mucho menores águilas reales e imperiales, casi se puede considerar como breve. Más larga es la estancia del hijo en el nido. Casi 4 largos meses necesitará el enorme polluelo para dar sus primeros vuelos. La escasez e irregularidad de la aparición de carroñas en el campo, explica que los padres tengan muchas dificultades para encontrar comida suficiente para que su crecimiento sea más rápido. Durante las primeras semanas de vida del pollo, los padres le protegerán frente al sol, el frío y los depredadores, como el águila real o el lince, que no dudarán en llevarse a un pollo que haya quedado desprotegido. Famosísimas son las observaciones de Ramón Grande del Brío de linces ibéricos encaramados a las plataformas de la sierra de Las Quilamas. Posteriormente, a los primeros vuelos le seguirá un breve e irregular periodo de dependencia donde los padres aún darán contadas cebas al joven ya volandero. Si a todos estos meses de cría, propiamente dicha, se suman los meses de cortejo, defensa de sus territorios y construcción de sus nidos, se puede afirmar que los buitres negros dedican la práctica totalidad de su vida adulta a cuidar de su familia.

buitrenegroenvuelo
Buitre negro (Aegypius monachus). (Fotografía: Miguel Rouco).

La silueta enorme, geométrica y oscura del buitre negro recuerda vagamente a la del águila real. Con sus 2,95 metros de envergadura es la rapaz más imponente de Europa y una de las más escasas.

Sin la espectacularidad de los picados y chillidos de sus vecinas, las águilas reales (Aquila chrysaetos), los buitres negros efectúan larguísimos y acompasados “bailes” en pareja a vuelo muy lento. Como si estuvieran colgados del cielo por un hilo invisible, macho y hembra sobrevuelan repetidamente y, casi de la mano, sobre las laderas y valles arbolados que conforman su territorio. Esta mágica danza busca reforzar los lazos de pareja que tanto necesitarán para enfrentarse a la ardua tarea de tener una familia. En ocasiones, un tercer ejemplar se une a ellos para formar un trío. En muchos de los casos, se trata del joven recién emancipado y que aún se resiste a alejarse de la sierra donde nació y a emprender una vida completamente independiente.

buitres-leonados-y-buitre-negro-en-quilamas
Buitres leonados (Gyps fulvus) y buitre negro (Aegypius monachus).  (Fotografía: Eduardo Carrasco).

Buitres leonados (a la izquierda) y buitre negro (a la derecha) comparten alimentación carroñera. Su rápido consumo de los animales muertos, ayuda a minimizar las posibilidades de transmisión de enfermedades infecciosas.

Este carroñero enorme emplaza su nido en grandes árboles de las sierras y dehesas del sur y centro de España. Las especies más utilizadas suelen ser las mediterráneas más características, encinas y alcornoques, y los pinos que se han plantado masivamente en nuestras serranías y han sustituido a las antiguas e incomparables selvas mediterráneas. Como curiosidad hay que mencionar la existencia de una colonia sobre enebros en la Sierra de Lagunilla (al sur de Salamanca y limítrofe con la provincia de Cáceres) Muy probablemente, las molestias acarreadas por los trabajos forestales han llevado a esta población a su inestable situación actual.

 Su timidez natural y la accesibilidad de sus nidos (algunos nidos se pueden tocar con la mano desde el suelo), les obligan a buscar los rincones más tranquilos de sus territorios. Esta vulnerabilidad, sumada a los más de 8 meses que dura el periodo más sensible de su periodo reproductor (elección de un territorio, construcción de su nido, incubación, crianza en el nido y primeros vuelos), suponen una seria amenaza para su supervivencia y explican su restringida distribución. Actualmente, más del 95% de la población europea se encuentra en España, lo que supone un orgullo, pero, también, una gran responsabilidad para las autoridades, propietarios e instituciones implicadas en su conservación. La coincidencia en el tiempo y en el espacio de su periodo reproductor con la época de las monterías, la recolección de setas y del senderismo invernal, constituyen serías molestias que pueden llevarles a abandonar sus últimos lugares de cría. En nuestra mano está seguir disfrutando del privilegio único de contemplar sus vuelos magníficos sobre los riscos y cielos de nuestras sierras. Los admirables programas de reintroducción que desarrolla GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat) en Burgos y Pirineos, están permitiendo que el gigante de las rapaces europeas regrese a las tierras donde el veneno y los disparos los hicieron desaparecer hace décadas. Una gran noticia que nos llena de esperanza.

¿Por qué es importante no “limpiar” los cauces de los ríos?

La vegetación de ribera de nuestros ríos (y de toda su cuenca) es la mejor defensa frente a los posibles daños generados por crecidas potencialmente peligrosas.

Muy lejos de lo que se cree de forma generalizada, la vegetación de los ríos, no sólo no agrava los daños causados por las crecidas, sino que funciona como defensa frente a las crecidas. Como afirma un estudio realizado por la investigadora Carmen Gallego, sobre una rambla próxima a Cartagena, en Murcia, la vegetación en el cauce no sólo no representa un factor de riesgo añadido en este tipo de episodios, sino que provoca un efecto positivo retrasando la llegada y reduciendo el caudal «pico» de la avenida que agrava las inundaciones.

Resulta fundamental conocer esta información para poder defender nuestros ecosistemas ribereños frente a los que, por desconocimiento, exigen eliminar su vegetación (destruyendo todo un ecosistema incomparable) pensando que así se evitan los efectos nocivos de las crecidas de los ríos.

La información también salva a nuestra Naturaleza.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2016/12/04/limpieza-cauces-dispara-caudal-violencia/1500397.html

Las plumas de las aves no sólo les sirven para volar.

Sin duda alguna, si hay algo que ha despertado la más profunda admiración (y envidia) del ser humano de las aves es su capacidad mágica para liberarse de las cadenas que las atan a la tierra. Igualmente fascinante a nuestros ojos, nos resulta la belleza de unos colores de fantasía. Como veremos, las plumas de las aves no sólo les sirven para volar. En sus plumajes, ya sean llamativos o no, se esconde el código secreto que nos permite acceder a la vida más íntima de las aves y que no es tan diferente de la nuestra.

El dimorfismo sexual. En muchas especies, machos y hembras presentan un plumaje muy contrastado. Cuánto mayor sea la diferencia entre uno y otro sexo, más radical será el reparto de tareas a la hora del cuidado de la familia. En las especies con machos muy vistosos, estos dedicarán toda su energía a engalanarse y a pelearse por los mejores territorios y el mayor número posible de hembras. En estas mismas especies, las discretas hembras, serán las encargadas de todo el trabajo realmente duro: mimetizarse con el entorno, para no llamar la atención de los depredadores sobre sus nidadas, y sacar adelante a una prole que puede superar, como en el caso de los ánades reales de las fotos, los ¡¡14 polluelos!! Surge aquí una pregunta obligada. Si  tuvieras que elegir ¿Preferirías ser un macho, entregado a la guerra y al amor, y que vivirá pocos años porque será el foco de atención de todos los rivales y de todos sus depredadores, o elegirías ser una modesta y trabajadora hembra que vivirá una vida mucho más larga y atareada?

El plumaje tiene una finalidad reproductiva. Para una hembra elegir a un buen macho es una de las decisiones más trascendentales de su corta vida. Teniendo, la mayoría de las especies, sólo unas pocas primaveras para reproducirse, no se pueden permitir equivocarse o sus hijos llegarán al mundo con unos genes que pueden no ser los mejores para sobrevivir a todos los retos a los que tendrán que enfrentarse: encontrar comida, elegir la mejor pareja, seleccionar un lugar seguro para anidar, no convertirse en parte del menú de los depredadores, capear los inviernos y las sequías, etc. ¿Cómo sabrá la hembra elegir a un “buen” macho? Un plumaje bonito y cuidado será la señal inequívoca que necesitará la hembra para saber que está ante un macho “pura Sangre”, saludable y con genes ganadores para sus polluelos. Es tan crudo como: “ya que no me vas a ayudar en nada, al menos dame los mejores genes para mis hijos”.

¿Por qué en algunas especies de aves son tan diferentes los plumajes entre los ejemplares jóvenes y los adultos? La imperiosa necesidad de defender el territorio y todos los recursos que hay en su interior (pareja, comida, lugar de nidificación, un espacio seguro de depredadores) lleva a muchos adultos a ser sumamente agresivos con cualquier posible competidor que cruce las fronteras de sus posesiones y ponga en duda su posesión y el uso exclusivo de los mismos. Para evitar estos ataques realmente peligrosos, los ejemplares jóvenes, que todavía no se encuentran en edad de reproducirse ni, por lo tanto, de pelear por el control de un territorio y de una pareja, lucen plumajes de colores muy diferentes de los adultos para dejar claras sus intenciones y, de este modo, no sufrir una embestida que puede acabar con una herida sería o algo mucho peor. En el lenguaje universal de la Naturaleza, el traje pardo de este alcatraz joven será su explícita forma de proclamar que no tiene intención alguna de disputar la posesión del territorio al reluciente adulto, ni mucho menos, de arriesgarse a ser ensartado por su pico afiladísimo.

 

¡Celebrando el Día Internacional de las Personas con Discapacidad!

Como cada 3 de diciembre, se celebra en todo el mundo el Día Internacional de las Personas con Discapacidades. Nada mejor para celebrar el día de las personas maravillosas, que disfrutar de la Naturaleza con ellas. En esta ocasión, la actividad ha consistido en un sorprendente paseo de descubrimiento de la naturaleza por el casco histórico de la ciudad de Salamanca. Aunque cueste creerlo, las ciudades ofrecen incontables pequeños y grandes tesoros esperando a ser descubiertos.

En esta ocasión, el paseo ha sido con los buenos amigos de la ONCE, con los que ya hemos trabajado en más ocasiones y con los que tan grato es compartir nuestra pasión por la Naturaleza.

presentacion
Bienvenida al grupo. Autor de la fotografía: Aquila Naturaleza.

La portada neoclásica de la facultad de Traducción y Documentación fue el punto elegido para recibir a nuestro grupo de amigos en el inicio de este paseo accesible entre los edificios que convirtieron a Salamanca en Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

2-foto
Sintiendo la riqueza geológica de los edificios históricos del casco histórico dr la ciudad de Salamanca. Autor de la fotografía: Aquila Naturaleza.

En este paseo tan especial, las manos fueron los mejores prismáticos para descubrir y saborear la naturaleza. Los variados tipos de piedras con los que se han construido los edificios históricos de Salamanca, su tacto, su temperatura y su suavidad contrastada nos permitieron realizar un viaje en el tiempo hasta el mismo origen de la Tierra. Una experiencia sorprendente.

3-foto
Gracias a la muy diferente textura, olor y forma de las hojas, cortezas y frutos de las especies botánicas de nuestros parques y jardines, podemos disfrutar de un auténtico viaje por todo el planeta por la exuberante y desbordada imaginación de la naturaleza. Autor de la fotografía: Aquila Naturaleza.

Las diferentes especies de plantas que adornan nuestros parques urbanos nos regalan el más apasionante y barato de todos los viajes que podemos emprender por el mundo. Sus cortezas, hojas, frutos y mil variopintas formas de “buscar pareja” y de “echar a sus hijos” nos dieron pie para adentrarnos en la fascinante y desconocida vida de las plantas. ¡Porque no todo son pájaros y lobos en nuestras salidas de campo!

despedida
Foto de despedida con todos los participantes. Autor de la fotografía: Aquila Naturaleza.

Nada mejor para despedirse que hacerlo junto a la poderosa y acogedora sombra de la torre de la Catedral Nueva de Salamanca. Aun con sus 110 metros de altura de atormentada historia, no llega a alcanzar a Hyperion (una Sequoia sempervirens de 115,55 metros de altura) que ostenta el indiscutible titulo de árbol más alto del mundo. Un auténtico tesoro natural de la Humanidad que nos pertenece a todos.

¡¡Nos encantará volver a veros a todos en la próxima, amigos!!

 

 

Censo de dormideros de milano real invernante en la provincia de Valladolid.

Para todos los que os apetezca disfrutar de la Naturaleza y participar en este proyecto de conocimiento de nuestras aves, los buenos amigos de ACENVA (Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid) celebran 9º Censo de dormideros de milano real invernante en la provincia de Valladolid.

Si queréis salir al campo y aprender más de la mano de unos naturalistas extraordinarios, esta es vuestra oportunidad. No necesitáis ser expertos en aves para participar. Simplemente ganas de disfrutar, aprender y ayudar a nuestras aves.
¡¡Poneros en contacto con ellos!!