CURSO DE IDENTIFICACIÓN DE AVES RAPACES.

Cartel rapaces

CURSO DE IDENTIFICACIÓN DE AVES RAPACES, SALAMANCA 2016
7, 8 y 9 de abril en el C.P.E Lorenzo Milani, Cabrerizos (Salamanca) con Iberia-Bird Medioambiente y Aquila Naturaleza.

Probablemente, sea este el grupo de aves que mayor interés despierta entre los aficionados a las aves. Símbolos de la libertad y de la naturaleza en su estado más puro, su belleza y su maestría para el vuelo son motivos suficientes para conocer mejor a estas aves increíbles.

Si te apetece conocerlas mejor, esta es tu oportunidad.

ESTRUCTURA Y HORARIO DEL CURSO:
• Días 7 y 8 de abril, jornadas teórico-prácticas en horario de 16:30 a 20:30 horas.
• Día 9 de abril (sábado) jornada de campo: Práctica de identificación y localización de aves rapaces. De 9:30 a 19:30 horas en el parque natural de los arribes del Duero.

Se recomienda llevar guías de identificación de aves a lo largo del curso. Para la jornada de campo del día 9 de abril, Iberia-Bird y Aquila Naturaleza disponen de prismáticos para prestar a los alumnos.

Precio del curso: 30 euros.
Información e inscripciones:
Centro de F.P.E. Lorenzo Milani.
Teléfono: 923180831.
centromilani@gmail.com

Para cualquier aclaración o petición de información, contactad con nosotros en:
vlopez@iberiabird.com y en el teléfono 639121532 (Vicente López)

Iberia-Bird Medioambiente, S.L.
Aquila Naturaleza.

Anuncios

Ruta en familia para disfrutar de la naturaleza. 22 de Marzo en Monleón.

Cartel ruta Monleon
Autores fotografía: Vega Bermejo Castelnau, Aquila Naturaleza.

En pleno corazón de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia, el pueblo medieval de Monleón acoge esta ruta por el valle del río Alagón. Con el comienzo de la primavera los bosques de la sierra de las Quilamas se llenan de vida y de melodías y será el mejor momento para pasear por estas tierras repletas de historia y naturaleza.
Con un recorrido cómodo y sin grandes desniveles de unos 5 kilómetros nos iremos adentrando en el hogar de tejones, nutrias y de los inmensos buitres negros, las rapaces de mayor envergadura de Europa. Los mil cantos y colores de ruiseñores, currucas y petirrojos serán nuestros compañeros en este paseo para toda la familia.

Ruta acompañada por guías ornitólogos y naturalistas.
De 11.00 a 14.00 Dificultad: baja Apto para familias.
Precio: Adultos 9€ Menores de 14 años 7€
Se recomienda: llevar calzado de campo, gorra, chubasquero y agua.

Organiza Ver Aves y Aquila Naturaleza

Imprescindible inscribirse: plazas limitadas.
615594363 / 635158497 veravesbirding@gmail.com

La oropéndola es una de las aves más bonitas que se pueden observar en España.

Oropéndola
Oropéndola (Oriolus oriolus). Autor de la fotografía: Carlos Romo.

Migradora tardía, no llegará a España hasta que el calor de la primavera avanzada no haga surgir a los insectos de los que se alimenta. Habitante frecuente de bosques húmedos y frondosos, escasea en los paisajes abiertos y en ambientes de intenso frío.

Su deslumbrante color de oro y negro ayuda a los machos a marcar la posesión de sus pequeños territorios. Sin miedo, los defenderán frente a congéneres y a todo tipo de potenciales amenazas: córvidos, rapaces, gatos, etc. Sus colores bellísimos, además de ser todo un espectáculo para el observador de aves, tienen el serio inconveniente de atraer miradas indeseables que ponen en riesgo a los nidos mientras los adultos incuban. La solución ha sido de lo más ingeniosa: ya que no voy a poder esconderme de las miradas, voy a colocar mi nido donde ningún depredador terrestre puede llegar. ¿Dónde está este lugar aparentemente inaccesible?. Pues en la punta de las ramas más finas de los árboles más altos. Si una garduña o un gato descubriera el nido o fuera capaz de seguir el vuelo de los adultos hasta éste, al tratar de alcanzar a la preciada nidada, su peso haría ceder la rama, impidiéndole alcanzar su objetivo. ¿Y frente a los depredadores aéreos? Pues mucho valor, vuelo agilísimo y un pico aguileño que podría saltarle un ojo al que ose amenazar a los suyos.

Nuevo contratiempo. Si para evitar que depreden tus nidos, lo ubicas en la punta de las ramas más finas ¿qué ocurrirá cuando se desaten las tormentas de la alta primavera? Acaso con las intensas ráfagas de viento que llegan a tumbar árboles ¿No saldrán los nidos y sus ocupantes disparados? La solución vuelve a ser ingeniosa y práctica. Las oropéndolas vienen provistas a este mundo de unas poderosas garras que permiten a los pollos, incluso cuando son realmente pequeños, aferrarse al fondo del nido y evitar, de este modo, salir disparados. Igualmente, las fibras elásticas y frescas que los adultos arrancan con su poderoso pico de las ramas verdes y utilizan para tejer sus nidos en forma de tacita, resistirán las violentas sacudidas mucho mejor que los materiales rígidos y, aparentemente más resistentes, que otras aves usan.

De esta ave de belleza mágica y de otras muchas, hablaremos en nuestro curso de Introducción a la identificación de Aves Passeriformes que celebraremos los días 11 (jornada teórica) y 12 de marzo (jornada de campo) en el Centro de F.P.E. Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca)

Para apuntaros al curso deberéis poneros en contacto con el Centro de F.P.E. Lorenzo Milani.
Teléfono: 923180831. Preguntad por María Eugenia.
centromilani@gmail.com

Precio: 15 euros.

Para cualquier aclaración o petición de información, contactad con nosotros en:
aquilanaturaleza@gmail.com y en los teléfonos 635158497 (Guillermo Hernández) y 654438367 (Laura García)

Un saludo y nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.

¡¡ Estaremos en la FIO!!

Cartel FIO

Os anunciamos que estaremos en la FIO (Feria Internacional de Turismo Ornitológico)que se celebrará en el Parque Nacional de Monfragüe los días 11, 12 y 13 de marzo. Búscanos en el stand de Goyarcyl.

¡ Os esperamos a todos!

¡¡¡LLUEVEN BÚHOS!!!!

Buhos
Pollo de búho chico. Autor de la fotografía: Miguel Rouco

Con la llegada de la primavera nos podemos encontrar con una grata e inesperada sorpresa: ¡¡comienzan a llover pollos de búho!! Lejos de estar indefensos, los pollos de cárabo, búho chico y real y otras especies de rapaces nocturnas, pueden lanzarse al suelo desde sus nidos antes de poder volar. Confiando en el camuflaje perfecto de sus plumas, se confunden entre hojas y ramas y no suelen ser descubiertos por depredadores silvestres como zorros o garduñas.

Cuando un paseante se topa con semejante sorpresa, es habitual que piense que se encuentran indefensos y que quiera ayudarlos llevándoselos a casa o, con suerte, a alguno de los centros de recuperación de animales silvestres que hay repartidos por el país. Salvo que muestren alguna herida sangrante o un golpe visible o que corran un peligro real, por presencia de perros o gamberros, deberemos dejarlos en el mismo lugar que los hemos encontrado. Ni mucho menos están abandonados. Con seguridad, sus padres estarán contemplando la escena y bajarán a alimentarlos tan pronto como nos hayamos alejado. En este caso, nuestra buena intención de querer recoger a un animal que parece abandonado, será contraproducente, ya que impediremos que los pollos aprendan con sus padres todos los trucos de la caza y la supervivencia en el medio natural. La naturaleza sabe cuidarse sola.

Si te encuentras con alguno de estos pollos o con cualquier animal silvestre que pueda encontrarse herido, ponte en contacto con el SEPRONA o con el servicio territorial de medioambiente de tu provincia. Ellos se encargarán del traslado del ejemplar herido hasta el hospital de fauna más cercano para que sea adecuadamente atendido.

Un saludo y disfrutad de la primavera.
Aquila Naturaleza.

Curso El Guía de Naturaleza y EL Ecoturismo en la Reserva Natural Concertada La Dehesa de Abajo en La Puebla del Río (Sevilla), 18,19 y 20 de marzo.

Cartel Sevilla

Para todos aquellos que quieran iniciarse en la formación como profesionales capaces de diseñar rutas y actividades en la naturaleza, guiar grupos de turistas y de estructurar toda una oferta turística basada en nuestro afortunado patrimonio natural

Los destinatarios son todos aquellos interesados en conocer la naturaleza de nuestro país y en poner en marcha proyectos de turismo de naturaleza.

El objetivo del curso es contribuir en la formación de los alumnos como guías y emprendedores de proyectos de naturaleza y ecoturismo.

Lugar de celebración: Reserva Natural Concertada La Dehesa de Abajo en La Puebla del Río, Sevilla

El curso tendrá una duración de 20 horas: 13 horas teóricas y 7 prácticas.

Estructura del curso:

Viernes 18 de marzo.

16:00 h a 16:30 h. El Turismo de Naturaleza: origen y situación actual.

16:30 h a 18:30 h. El guía de naturaleza, formación y salidas profesionales.

18:30 h a 20:00 h: Conducción de grupos.

Sábado 19 de marzo:

09:00 h a 10:30 h. Diseño y planificación de una ruta de naturaleza. 10:30 h a 12:00 h. Diseño de actividades de educación ambiental.

12:30 h a 14:00 h. Diseño de paquetes de turismo de naturaleza Descanso para comer (comida a cargo del alumno. Existe la opción de menú en el restaurante de la reserva)

16:00 h a 18:00 h. Cómo hacer más atractiva una actividad en la naturaleza.

18:20 h a 20:00 h. Diseño de un proyecto empresarial de turismo de naturaleza: legislación, seguros, vías de trabajo.

Domingo 20 de marzo.

09:00 h a 16:00 h. Jornada práctica de campo donde pondremos en práctica el diseño de rutas y la labor del guía de naturaleza.

16:00 h. Fin de las actividades, foto de grupo y despedida.

*La actividad únicamente cubre el servicio de guía de los monitores, los materiales necesarios y los seguros pertinentes. En ningún caso está incluido el transporte a los lugares donde se realizan las actividades ni el avituallamiento.

Recomendaciones:

Para las clases teóricas se aconseja que los asistentes acudan con cuaderno de campo. Para la jornada de campo se aconseja traer agua y comida, vestimenta adecuada, calzado deportivo y/o chubasquero  o bien protección solar.

Presupuesto: 60 euros por alumno. Existe la opción de reservar menús en su restaurante.

Más información e inscripciones:

Centro de Visitantes La Dehesa de Abajo.

634536753

Más información:

Guillermo Hernández y Laura García.

635158497 y 654438367

Aquila Naturaleza.

aquilanaturaleza@gmail.com

Pequeños pájaros marrones que se mueven por el suelo entre el cereal y los caminos y que parecen todos iguales: los alaúdidos.

Breve descripción de unos de los grupos de aves más complicadas de identificar. En esta ocasión nos quedaremos con la alondra común, la calandria, la terrera común, la totovía y las cogujadas común y montesina.

En nuestro Curso de Introducción a la identificación de Aves Passeriformes de los días 11 y 12 de marzo 2016 (Salamanca) podremos detenernos con mucha más calma con estos y estos pájaros que vuelven loco hasta al pajarero más avezado.

Descripción física:

Descripción física
Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Los alaúdidos son un grupo de aves pequeñas (aproximadamente del tamaño de un gorrión) marrones, con pechos moteados y crestas discretas.

¿En qué podemos fijarnos?:

  • Alondra común (Alauda arvensis). La más “anodina”. Pecho moteado y vientre blanco. Su cresta sólo se yergue cuando está excitada y, en cualquier caso, es de escasa tamaño.
  • Calandria (Melanocorypha calandra) La mayor de todas. Destaca su collar negro y su pecho y vientre de un color blanco muy llamativo.
  • Terrera común (Calandrella brachydactyla) Algo así como una versión minúscula de la calandria. Muy pequeña. La más mimética de todas.
  • Cogujada común (Galerida cristata) Es el ave que corretea inquieta por los caminos, carreteras y parques periurbanos. Un ave pequeña, marrón y crestada.

Hábitat:

Descripción física 3
Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Son aves típicas de los campos de cereal y de los barbechos, pero con algunas variaciones según especie:

  • Alondra común (Alauda arvensis). Como la calandria, es un ave típica de los campos de cereal y de los barbechos. La transformación de los cultivos de secano en regadío, el arado de los barbechos en plena época de cría (que destruye sus nidos) y los pesticidas que matan los insectos que comen, está provocando que sus bandos, que hasta hace poco eran de cientos y miles, ahora, con suerte, lleguen a docenas. En invierno forma bandos. Siempre la encontraremos en el suelo.
  • Calandria (Melanocorypha calandra) Lo mismo que hemos dicho para la alondra. La agricultura de pesticidas la están haciendo desaparecer a un ritmo devastador. En invierno desaparece, casi por completo, de la Meseta Norte para reaparecer en febrero.  Muy gregaria.
  • Terrera común (Calandrella brachydactyla) La más esteparia de los alaúdidos que vamos a tratar. Mucho más que los campos de cereal, prefiere las tierras desnudas, las estepas y los barbechos. Ahí radica su ruina: la reciente y generalizada práctica de arar los barbechos en plena época de cría, está llevando a la desaparición a un ave que hasta hace unos pocos años era muy abundante. Al final del verano migra a África hasta abril.
  • Cogujada común (Galerida cristata) Se la puede ver un poco por todas partes, pero nunca en grupos que pasen de 10 ejemplares. De hecho, muy rara vez veremos más de 5 ó 6 juntas (familias) Campos de cereal, caminos, medianas y cunetas de carreteras y autovías, escombreras, solares y hasta parques urbanos. Cualquier espacio abierto y con algo de vegetación rala para esconder su nido le bastan para medrar. Es el ave que corretea por el suelo y estás apunto de atropellar, pero siempre se escapa corriendo en el último momento y en dirección perpendicular a tu marcha. Las alondras, calandrias y terreras, en caso de peligro, saldrán volando y no corriendo.

Sus cantos:

Sus cantos
Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Los alaúdidos son el canto más alegre y reconocible de los campos de cereal de la península Ibérica.

  • Alondra común. Canta desde el cielo una melodía alegre, pero sin la variedad y lujos de la calandria. A partir de marzo, alondras y calandrias cantan sin parar, especialmente, a primeras horas y últimas del día.
  • Calandria. Una imitadora nata de todas las aves de su entorno. Su canto es torrencial y muy variado. Es el canto más típico de los paisajes cerealistas de España.
  • Terrera. Es una migradora que hace su aparición bien entrado abril. Cuando comienza a cantar, la mayoría de los alaúdidos ya tienen una familia y han dejado de cantar para no llamar la atención. Desde el suelo se eleva en vertical con un canto torrencial y muy alegre.
  • Cogujada común. Habitualmente, canta desde el suelo. Su canto es mucho más modesto y repetitivo que el de las otros alaúdidos.

Descripción física en vuelo:

Descripción física en vuelo
Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Su costumbre de cantar en vuelo (no muy habitual en el caso de la cogujada común) las hace ser muy llamativas, si recurres a tus prismáticos. Lo habitual es que canten altas y tengas problemas en encontrarlas. Cuando lo hagas, verás un punto negro que vuela despacio y trazando círculos sobre sus pequeños territorios.

  • Alondra común. El borde fuga y las plumas de los extremos de la cola son de un color blanco llamativo.
  • Calandria. En vuelo recuerda a un pequeño halcón debido a sus alas largas y apuntas. El borde de fuga tiene una ancha y clara banda blanca muy llamativa. Su amplia pechuga blanca contrasta con el ancho collar negro.
  • Terrera común. Recuerda a una calandria en miniatura. Realmente pequeña.
  • Cogujada común. De aspecto compacto, pardo y sin plumas blancas como el resto de aláudidos. Suele cantar poco desde el cielo.

La totovía (Lululla arborea)

Totovía
Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Es la alondra de los bosques abiertos. La más forestal de todas. Muy pequeña. Suele cantar desde el cielo, pero también se encarama a cables de la luz para marcar con cantos su territorio. En muchas partes de España, es el primer canto del año. En pleno diciembre y enero ya se puede escuchar su canto algo triste y poco variado.

Quizá el mejor consejo para reconocerla es: cuando vayas por un bosque abierto, un campo de matorral, una chopera o una ladera con arbustos y, sin previo aviso, te salgan de los pies un pequeño bando de pajaritos marrones, ¡eso son las totovías!

No la busques en campos de cereal, ni en pueblos.

La cogujada común y la montesina.

Las cogujadas
Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Dentro de los pájaros que tiene relación de parentesco, quizá, sea el caso donde sea más difícil distinguir con claridad a una especie de otra. Algunos consejos.

Cogujada común:

  • Búscala en ambientes humanizados, como campos de cereal, barbechos, escombreras o parques urbanos.
  • Su cresta es más alta.
  • Pico más largo.
  • Canto simple y repetitivo.

Cogujada montesina:

  • Búscala en ambientes naturales: bosques abiertos, laderas con matorral, cañones.
  • Canta, habitualmente, desde el cielo.
  • Su canto es más alegre y recuerda a un auténtico trino a la altura del grupo de las alondras.

Para apuntaros al curso deberéis poneros en contacto con el Centro de F.P.E. Lorenzo Milani.

Teléfono: 923180831. Preguntad por Maria Eugenia.

centromilani@gmail.com

Para cualquier aclaración o petición de información, contactad con nosotros en:

aquilanaturaleza@gmail.com y en los teléfonos 635158497 (Guillermo Hernández) y 654438367 (Laura García)

Un saludo y nos vemos en el campo.

Aquila Naturaleza.