Las aves y las mal llamadas malas hierbas.

Miguel Rouco.
Carduelis, carduelis (Miguel Rouco).
Miguel Rouco.
Carduelis chloris (Miguel Rouco).

Pero para millones de pajaritos, estos solares, descampados, rastrojeras, lindes, cunetas…A nuestros ojos no parecen mucho, ni siquiera tienen el aspecto verde, geométrico y ajardinado que tanto nos gusta y que creemos que deben tener nuestras ciudades y campos. Solamente, vemos en ellos un refugio de malas hierbas que afean el paisaje y que debemos eliminar a toda costa.

Espacios “descuidados” y foco de malas hierbas, les ofrecen todo lo que necesitan para sobrevivir. En ellos encuentran las semillas, que son la base de su dieta a lo largo de todo el año, y los insectos que les proporcionan las proteínas que requieren sus polluelos para crecer. En sus marañas de cardos, rosales y enredaderas esconden seguros sus nidos y se cobijan para pasar protegidos las duras noche de hielo del invierno.

 

Miguel Rouco
 Cardos (Miguel Rouco)

La próxima que nos sintamos tentados de quemar o arrancar estas “malas hierbas”, acordémonos de cuánto bien hacen para nuestras aves y para incontables insectos polinizadores como las abejas o las mariposas. Los bellísimos verderones, verdecillos, jilgueros, pardillos y un largo etcétera de pequeños pajarillos, nos lo agradecerán con sus alegres cantos y plumajes.

 

 

 

Un abrazo y nos vemos allí donde aún se sepa cuidar de todas las formas de vida.

Aquila Naturaleza.

Anuncios

Ruta de Los Sentidos

Ruta de los sentidos

 

Ruta de los sentidos 2

Ruta de los sentidos 3

Y esta ha sido nuestra Ruta de Los Sentidos por el parque de Los Jesuitas con el grupo de chicos fantásticos de la biblioteca Gabriel y Galán. Con ellos hemos descubierto el misterio del origen del aceite, el corcho o la fruta que consumimos todos los días. A su lado aprendimos los trucos de la vida en el campo y todas las triquiñuelas de los animales para encontrar su comida y, por supuesto, de las plantas para no perder ni una de sus preciadas hojas en la boca de los ciervos; Descubrimos que las hormigas tienen sus propios rebaños ¡¡de pulgones, nada menos!!, los “acuerdos” entre plantas y animales para echar de casa a los hijos de los árboles, arbustos e hierbas y que los arrendajos y los zorros son los mejores amigos del bosque. Todo un mundo por descubrir y que espera a nuestra visita.

Agradecer con todo el cariño, el esfuerzo del ayuntamiento de Salamanca y de todo el equipo de profesionales extraordinarios de las bibliotecas del Barrio Vidal y de Gabriel y Galán.

¡¡Muchas gracias por vuestra ayuda!!

Aquila Naturaleza.

Talleres de naturaleza de El Club de los Jóvenes Naturalistas y el ayuntamiento de Salamanca.

 

Taller 3

Taller 2

Taller barrio vidal

Dentro de los programas de actividades que desarrolla el ayuntamiento de Salamanca, en sus bibliotecas municipales durante los veranos, este año hemos tenido la gran suerte de poder compartir nuestros talleres de naturaleza con los chavales de las bibliotecas del Barrio Vidal y de Gabriel y Galán.

En total han sido casi 50 chicos y chicas de entre 6 y 13 años los que nos han hecho disfrutar de este encuentro con la naturaleza de Salamanca y el mundo. Nadie como los niños para divertirse y valorar la belleza de las aves, las ballenas, los leones o los insectos. Junto a ellos hemos viajado alrededor del mundo, hemos construido nuestros propios comederos y bebederos para aves con botellas y tetrabriks reciclados, hemos diseñado originales marcapáginas y nos hemos ido de ruta hasta el parque de Los Jesuitas para descubrir todos los pequeños y grandes secretos que esconde la naturaleza para todos aquellos que saben mirar con la curiosidad de los ojos de un niño.

¡¡Ha sido un placer, amigos!!

Aquila Naturaleza.

La garduña (Martes foina)

unger Steinmarder (bajo licencia de Creative Commons)
Garduña ( Martes Foina) Junger Steinmarder (bajo licencia de Creative Commons)

La garduña (Martes foina) es uno de los mamíferos carnívoros más abundantes, bonitos y difíciles de observar de la fauna ibérica. Sus hábitos nocturnos nos obligan a recurrir a la búsqueda de sus huellas y rastros para poder conocer su población, área de distribución y alimentación. Con un poco de paciencia al buscar sus pasos, nos sorprenderá su “abundancia” y su costumbre de entrar en pleno corazón de las ciudades y pueblos.

Encontraremos sus huellas, principalmente, en los caminos y senderos que les sirven para sus desplazamientos nocturnos. Más complicado será encontrar sus cagarruteros. Poco llamativos y escondidos, aportan gran cantidad de información sobre su alimentación omnívora y sumamente adaptable a los recursos disponibles en su territorio. En este caso, la garduña ha elegido para vivir la torre de una iglesia de la sierra de Béjar (Salamanca) Su discreción le permite entrar cada noche en el corazón de este pueblo serrano para seguir alimentando a sus cachorros. Al amparo de la noche consigue sortear a los perros (y a algunos humanos) que no dudarían en matarla.

Garduña huella
Huella Garduña (Héctor Sánchez Moro).
Garduña caca
Excremento garduña

Un abrazo y mucha suerte en vuestra próxima salida de campo. ¡Ojalá podáis sorprender a está bellísima criatura de la noche!

Aquila Naturaleza.

El abejaruco, la más bella de las aves europeas y una de las más odiadas y perseguidas.

Pocas aves son perseguidas con tanta saña como el espléndido y bellísimo abejaruco.

Para todos los que siguen pensado que el abejaruco es un peligro para las abejas, y para todos los que sabemos que no es así, y queremos conservarlas a toda costa, merece la pena leer esta entrada fantástica que publica la asociación naturalista AXENA sobre la dieta del abejaruco y su insignificante impacto sobre las colonias de abejas.

Basándose en un estudio científico de la Universidad de Murcia (UMU), realizado precisamente por encargo de la Asociación de Apicultores de la Región, concluye que estas aves no suponen un peligro para las poblaciones de estos trabajadores insectos, ni mucho menos para la producción de miel de las colmenas.

Ojalá sigamos disfrutando muchos, muchos años de estas aves que atesoran en sus preciosas plumas el sabor y el color del mediterráneo más natural y auténtico.

Aquila Naturaleza.

http://blogueiros.axena.org/…/el-abejaruco-no-tiene-la-cul…/

El tejón (Meles meles)

Tejón
Tejón (Meles meles) Peter Trimming (bajo licencia Creative Commons)

Es uno de los más bonitos y desconocidos habitantes de nuestros campos. Probablemente, sea el depredador de tamaño medio más difícil de observar. Con suerte, podremos sorprenderlo durante un instante con las luces de nuestro coche antes de que se pierda en la oscuridad de la noche.

cacas tejón
Excremento tejón (Meles meles)

De hábitos estrictamente nocturnos, excava tejoneras con un número variable de entradas de entre 2 y 5 bocas, en función de su antigüedad y del número de ocupantes. En el interior crea un entramado de pasillos con cámaras de dos tipos. Unas mayores, tapizadas con material vegetal y que les sirven para descansar durante el día, y otras de dimensiones más modestas que utilizan como letrinas. Además de la madriguera principal, que se ubica en el centro de su territorio, existen madrigueras secundarias más sencillas y usadas de forma discontinua.

huella tejón
Huella tejón ( Meles meles)

Marcan los límites de sus territorios con someras letrinas excavadas en los bordes de los caminos y que resultan inconfundibles y bastante fáciles de localizar. Junto a las huellas, para la mayoría de los naturalistas y paseantes, serán la única señal que tendremos de su presencia.

Su alimentación es omnívora y muestra gran predilección por las nutritivas lombrices. No dudará en recorrer grandes distancias para visitar los mejores campos y degustar su manjar favorito. Los chaparrones de verano animan a las lombrices a acercarse a la superficie, siendo este un buen momento para intentar descubrir a nuestro protagonista, olfateando y desenterrando a sus exquisitas presas en los claros de un bosque.

Muy precavido puede pasar varios días sin salir de la tejonera si advierte algún peligro. Sus potentes garras y dientes y su extraordinaria fuerza, le permiten enfrentarse con éxito contra cualquier depredador silvestre, salvo quizá el lobo y los perros de mayor tamaño y agresividad.

Únicamente el ser humano amenaza seriamente su vida tranquila de recolector de frutos, roedores y anfibios. Atropellos, venenos y disparos son sus principales amenazas. Incluso hoy en día, los pavorosos “controles de depredadores”, que de forma más o menos legal-oficial, se extienden por gran parte de la península Ibérica, siguen arrasando colonias enteras de este pacífico, inofensivo y bellísimo animal.

Un abrazo y mucha suerte en vuestra próxima salida de campo. Quizá podáis sorprender el trote inquieto de este pequeño y misterioso todoterreno.

Aquila Naturaleza.