El tejón (Meles meles)

Tejón
Tejón (Meles meles) Peter Trimming (bajo licencia Creative Commons)

Es uno de los más bonitos y desconocidos habitantes de nuestros campos. Probablemente, sea el depredador de tamaño medio más difícil de observar. Con suerte, podremos sorprenderlo durante un instante con las luces de nuestro coche antes de que se pierda en la oscuridad de la noche.

cacas tejón
Excremento tejón (Meles meles)

De hábitos estrictamente nocturnos, excava tejoneras con un número variable de entradas de entre 2 y 5 bocas, en función de su antigüedad y del número de ocupantes. En el interior crea un entramado de pasillos con cámaras de dos tipos. Unas mayores, tapizadas con material vegetal y que les sirven para descansar durante el día, y otras de dimensiones más modestas que utilizan como letrinas. Además de la madriguera principal, que se ubica en el centro de su territorio, existen madrigueras secundarias más sencillas y usadas de forma discontinua.

huella tejón
Huella tejón ( Meles meles)

Marcan los límites de sus territorios con someras letrinas excavadas en los bordes de los caminos y que resultan inconfundibles y bastante fáciles de localizar. Junto a las huellas, para la mayoría de los naturalistas y paseantes, serán la única señal que tendremos de su presencia.

Su alimentación es omnívora y muestra gran predilección por las nutritivas lombrices. No dudará en recorrer grandes distancias para visitar los mejores campos y degustar su manjar favorito. Los chaparrones de verano animan a las lombrices a acercarse a la superficie, siendo este un buen momento para intentar descubrir a nuestro protagonista, olfateando y desenterrando a sus exquisitas presas en los claros de un bosque.

Muy precavido puede pasar varios días sin salir de la tejonera si advierte algún peligro. Sus potentes garras y dientes y su extraordinaria fuerza, le permiten enfrentarse con éxito contra cualquier depredador silvestre, salvo quizá el lobo y los perros de mayor tamaño y agresividad.

Únicamente el ser humano amenaza seriamente su vida tranquila de recolector de frutos, roedores y anfibios. Atropellos, venenos y disparos son sus principales amenazas. Incluso hoy en día, los pavorosos “controles de depredadores”, que de forma más o menos legal-oficial, se extienden por gran parte de la península Ibérica, siguen arrasando colonias enteras de este pacífico, inofensivo y bellísimo animal.

Un abrazo y mucha suerte en vuestra próxima salida de campo. Quizá podáis sorprender el trote inquieto de este pequeño y misterioso todoterreno.

Aquila Naturaleza.

 

 

 

Se acerca el gran espectáculo del monte mediterráneo: la berrea de los ciervos.

Ciervo
Ciervo (Cervidae) berreando en la Sierra de Salamanca.

Como cada año, desde tiempos que se pierden en la memoria de la Tierra, al irnos acercando al final del verano, las sierras y montañas se van alborotando con el rumor próximo de la gran batalla. El bosque se inquieta con el eco, que nadie olvida, de los combates que se avecinan. Desde sus tranquilos descansaderos y pacederos, los ciervos sienten el resurgir de una fuerza incontrolable que los llevará a abandonar su vida tranquila para romper el silencio del final del estío con el bramido torrencial de los machos más poderosos. A golpe de testa, y con todo por ganar, los señores de la serranía saldrán a campo abierto para asegurarse el control de los grupos de ciervas y la perpetuación de sus genes. Envalentonados por el celo, los grandes venados no dudarán en jugarse todo. Apenas serán unas pocas semanas, pero para ellos será la gran oportunidad por la que llevan esperando todo el año.

Para los que tengáis la oportunidad de acercaros a disfrutar de este espectáculo inolvidable, las horas más propicias son las primeras de la mañana y, sobretodo, las últimas de la tarde y las primeras de la noche. La contemplación de los pavoneos de los machos más presuntuosos y el estallido de sus bramidos merecerán la visita a uno de los episodios más estremecedores de la vida salvaje ibérica que aún atesora nuestra Naturaleza.

Nos vemos en el campo para disfrutarlo.
Aquila Naturaleza.

Arribes del Duero zamoranos

Arribes
Aguas arriba del encuentro del río Duero y el río Esla (Zamora)

Río Duero justo antes de unir sus aguas a las del Esla. Un rincón mágico de los arribes del Duero en Zamora. Tierra de águilas y del hermano lobo.

Un abrazo y nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.

¿Cuántas miles y miles de aves morirán hoy por culpa del inicio de la Media Veda?

Autor de las fotografías: Miguel Rouco. http://www.avesibericas.es/indexguia.htm
Tórtola común (Streptopelia tortur) Miguel Rouco.   http://www.avesibericas.es/indexguia.htm
Autor de las fotografías: Miguel Rouco. http://www.avesibericas.es/indexguia.htm
Paloma torcaz (Columba Palambus) Miguel Rouco. http://www.avesibericas.es/indexguia.htm
Paloma 3
Codorniz ( Coturnix Coturnix) en vuelo. Miguel Rouco. http://www.avesibericas.es/indexguia.htm

Desde hoy día 15 de agosto, se abre la Media Veda de la codorniz (la tórtola común y la paloma torcaz tendrán una semana más de paz) Sin temor a violar ninguna ley, se podrá disparar contra estas aves maravillosas. Apenas unas decenas de gramos de unos cuerpos diminutos y llenos de aventuras que se perderán con la ciega inercia de una tradición que ha perdido todo su sentido (cazar para sobrevivir) y se ha convertido en una fiesta de la muerte.

Para la codorniz y la tórtola, estos serán sus últimos días en España (nunca mejor dicho), antes de emprender su viaje colosal hasta las sabanas al sur del Sahara. Con sus pollos recién volados, apuran los últimos granos de cereal de las rastrojeras para ganar peso y afrontar con ciertas garantías una singladura de miles de kilómetros a través de desiertos que engullirían, y engullen, a cualquier ser humano que osara imitar sus rutas inimaginables.

¿Desde cuándo es razonable o digna de respeto una tradición-diversión-negocio que tiene como resultado la muerte de miles y miles de seres vivos?
¿Dónde está la diversión en quitarle la vida a animales indefensos?

Mucha suerte, amigos y compañeros de planeta. ¡¡Ojalá que el año que viene sigamos maravillándonos con el simple y sincero placer de veros vivas entre nosotros!!

Guillermo Hernández.
Aquila Naturaleza.

Siluetas de aves para evitar colisiones en las cristaleras y salvar la vida a incontables pájaros.

 

 

Silueta de aves 3

Carricero común

Carricero
Carricero común

El choque contra los cristales de nuestras viviendas, autovías, pabellones, etc es una de las causas de muerte para nuestras aves más devastadoras y fácilmente evitables. Para ellas, el paisaje que se refleja en los cristales, genera una falsa sensación de continuidad que los lleva a chocar y a morir o sufrir graves lesiones.

En este caso, se trata de un carricero común, pequeña ave insectívora que se encuentra en plena migración desde sus lugares de reproducción en Europa, hasta sus cuarteles de invernada en la eterna primavera de África tropical. Resulta muy triste que un ave tan valiente como ésta, que ha sido capaz de atravesar toda Europa, cruzar el mar Mediterráneo, atravesar el abismo de arena y sol abrasador del desierto del Sahara, capear tormentas, encontrar comida para todos sus hambrientos polluelos, etc, y que todo este esfuerzo titánico se eche a perder por una razón tan absurda como un choque contra un cristal.

Afortunadamente, resolver este problema es tan sencillo como pegar una silueta de un ave en los cristales o colgar, con cuerda o sedal, una silueta móvil que recuerde a una rapaz, justo por delante de las ventanas o cristaleras donde se chocan las aves. La silueta inconfundible de su depredador bastará para asustarlas y evitar el impacto. Deberemos recortar la figura colilarga y alilarga de un halcón o águila sobre una cartulina o el cartón de una caja de leche y pegarla o colgarla en el ventanal y estará listo nuestro salvapájaros casero.

Pocos gestos tan sencillos y con mejores resultados para la conservación de nuestra avifauna. Los pequeños gestos son muy poderosos.
Un abrazo.

 

 

¡Qué nunca se apaguen los hermosos aullidos del lobo en las noches de España!

En estos tiempos aciagos para el Hermano Lobo, con batidas legales e ilegales, persecución y muerte de sus cachorros en su propio cubil (¡mayor crueldad y ensañamiento es imposible!), envenenamientos, cepos, atropellos, molestias en plena época de cría, incendios que arrasan sus escasos refugios, etc, merece la pena escuchar al Gran Maestro mostrándonos la belleza incomparable de un animal que, entre otras cosas, nos ha regalado a nuestro mejor amigo, el perro. Si tuviéramos que cuantificar económicamente y emocionalmente todo lo que ha aportado el perro a nuestra sociedad, no habría dinero suficiente para estarle agradecido a él y, por supuesto, al lobo.

Un abrazo.

https://www.youtube.com/watch?v=YDvlfCSLi7M

La más odiada de las “serpientes”

Serpiente
Víbora Latastei.

Si el lobo es el más odiado entre los más odiados, las serpientes y, en espacial, las víboras, los siguen en esta lista de enemigos absurdos que el ser humano no deja de aumentar.
¡Todo nos molesta! ¡Todo nos sobra!

Las víboras son venenosas, pero ¡venenosas para matar roedores que pesan apenas unas pocas decenas de gramos! Poco miedo debemos tener a unas criaturas que huirán ante la más mínima señal de nuestra presencia.

Su cabeza triangular, su pupila vertical y su modesta longitud, permitirá no confundir a las tres especies de víboras ibéricas, con otras serpientes de nuestros campos. Amantes del sol y de la tranquilidad, podremos sorprenderlas soleándose en calveros y rocas recalentadas, siempre con cuidado, porque igual que cazan con precisión, no son pocos los depredadores que tratarán de atraparlas.

En este caso, se trata de una víbora hocicuda o de lataste (Vibora latastei), la más extendida por nuestro país. El dibujo en zigzag de su dorso facilitará su identificación. Si avanzamos con mucha paciencia, quizá podamos contemplar esa mirada tan intensa y penetrante de una especie que ya llevaba sobre la tierra muchos millones de años antes de nuestra llegada.

Un abrazo y nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.

Los árboles son las sabias y poderosas columnas que sostienen la Tierra.

Tronco árbol
Secuoya (Sequoia Sempervirens)

Repletos de viejas y hermosas historias de buenos y malos tiempos, muchos son los cuentos que nos pueden susurrar si somos capaces de dejarnos sorprender por su arrullo. A la sombra de su copa generosa, este verano abrasador tiene aún muchos secretos refrescantes que revelarnos: el vuelo tímido de los primeros polluelos del águila calzada y del milano negro; los alegres juegos de los cachorros de la nutria; el ir y venir de las chillonas familias de los alcaudones; la fugaz visión de los gavilanes llevando presas a sus tardías familias; el piar lastimero de los jóvenes azores desde el corazón del bosque a sus padres; las zambullidas de los nuevos mirlos acuáticos en las aguas revoltosas del arroyo que brota de la montaña; el paso alto de los bandos de cigüeña rumbo de la eterna primavera del sur….

Un abrazo y nos vemos en el bosque.
Aquila Naturaleza.

Consejos para convertir a nuestro jardín o terraza en una pequeña reserva natural. Los comederos.

Bebedero
Comedero realizado con material reciclado.

Pocas medidas resultan más sencillas y rápidas para atraer y ayudar a nuestras aves que colocar un comedero. La escasez de comida para los animales en las ciudades, hará casi-irresistible un cuenco o una plataforma con pan, frutos secos (sin salar ni tostar), semillas, pasta para insectívoros o comida para gatos.

Si queremos iniciarnos en la fotografía de animales, esta puede ser una oportunidad única. Sin necesidad de un gran equipo y de grandes desplazamientos, podemos fotografiar a placer a las aves que acudan al comedero. Colocar el comedero cerca de una ventana, evitará asustarlas y nos ahorrará pasar frío o calor.

Para que no se convierta en el mejor cazadero de los gatos, resulta imprescindible colocarlo a cierta altura del suelo y algo separado de árboles y arbustos donde los pillos felinos pueden esconderse. Por muy bonitos que nos parezcan los gatos, no dejan de ser cazadores incorregibles.

Bebedero 2
Comedero realizado con material reciclado.

Un abrazo.
Aquila Naturaleza.