Otoño mágico en el Parque de Los Jesuitas: las rapaces del otoño en la ciudad.

Diapositiva2
Fotos de Miguel Rouco
En nuestros parques urbanos hay mucho más que pequeñas aves durante el otoño. Para nuestra fortuna, no son pocas las rapaces que se adentran en nuestras ciudades en busca de comida o simplemente la sobrevuelan. Los mismos pajarillos que entran cada día en busca de comida y de un dormidero caliente, si no tienen cuidado, ellos mismos pueden convertirse en una presa de rapaces agilísimas como los gavilanes y los esmerejones. Recién llegados desde Europa, estas dos pequeñas, pero agilísimas rapaces han llegado siguiendo a los mismos bandos de pajarillos que huyen del frío y el hambre.
 
Otras rapaces otoñales de las ciudades españolas son los milanos reales. Su amplia silueta de cometa rojiza y cola de bacalao y su vuelo pausado, resultan muy familiares desde septiembre a marzo, cuando las aves procedentes de Alemania, Francia y Suecia llegan hasta el mediterráneo para acompañarnos durante estos meses de escasez.
 
Aún más impresionantes y de presencia regular durante todo el año, los gigantescos buitres leonados y negros cruzan altos sobre la ciudad en sus trasiegos en busca de animales muertos. Puntuales a su cita, cada mediodía se pueden ver sus siluetas de pequeños aeroplanos procedentes de sus colonias y dormideros del sur y oeste de la provincia. Encaramados a los poderosos vientos ascendentes de las corrientes térmicas generadas por el sol, son capaces de viajar durante decenas de kilómetros sin dar un solo golpe de alas. Este tipo de vuelo velero les permite afrontar enormes singladuras con un gasto energético mínimo. Teniendo en cuenta lo tremendamente ardua que resulta la labor de localizar comida en la inmensidad del paisaje, sus planeos, absolutamente ingrávidos, suponen una adaptación magistral que explica, en parte, su éxito actual.
 
Si te apetece descubrir a estos magníficos habitantes otoñales de la ciudad de Salamanca, esta es tu oportunidad. Te esperamos este fin de semana en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca)
  • Sábado 21 de octubre: de 17:00 a 19:00. Gymkhana familiar en la Naturaleza. 8€ niño (adulto acompañante gratis)
  • Domingo 22 de octubre de 11:00 a 13:30. Paseo descubrimiento de la naturaleza en otoño. 8€ adulto (menores de 12 años acompañados por un adulto: gratis)
     
    *Se prestarán prismáticos a los participantes, así como guías de aves.

Más información e inscripción:

Teléfono móvil (también por WhatsApp):

654438367 (Laura).

635158497 (Guillermo).

Y en el correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com.

Anuncios

Otoño mágico en el Parque de Los Jesuitas: las pequeñas y bonitas aves del otoño.

22554611_10212627601598689_1444886468_n
Fotos de Miguel Rouco.
Con la llegada del otoño los parques urbanos se convierten en pequeños e inesperados paraísos para las aves. La multitud de especies vegetales que hemos plantado en ellos, los han convertido en un precioso hogar donde encuentran gran cantidad de precioso alimento y refugio. Entre estas aves se encuentran las más pequeñas y coloridas de todas: los paseriformes. La mayoría de estos diminutos habitantes de nuestros campos, apenas superan los 10 ó 12 gramos de peso. Sin embargo, en sus minúsculos cuerpos se acumulan incontables miles de kilómetros de viajes repletos de aventuras.
 
Mosquiteros y reyezuelos más ligeros que una moneda de un euro; picogordos capaces de partir con su pico los durísimos huesos de las cerezas; zorzales recién llegados desde Francia, Alemania o aún más lejos; mirlos del más dulce de los cantos; inquietas lavanderas; coloridos verdecillos, verderones y jilgueros; chochines escondidos como ratones entre la hojarasca, etc.
 
Si te apetece descubrir a estos pequeños habitantes otoñales de la ciudad de Salamanca, esta es tu oportunidad. Te esperamos este fin de semana en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca).
Sábado 21 de octubre: de 17:00 a 19:00. Gymkhana familiar en la Naturaleza. 8€ niño (adulto acompañante gratis)
Domingo 22 de octubre de 11:00 a 13:30. Paseo descubrimiento de la naturaleza en otoño. 8€ adulto (menores de 12 años acompañados por un adulto: gratis).
 
*Se prestarán prismáticos a los participantes, así como guías y seguro.
Más información e inscripción:
Telefónos móvil ( también WhatsApp): 654438367 (Laura) y 635158497 (Guillermo).
Correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com.
 
 

Otoño mágico en el Parque de Los Jesuitas: Los secretos del bosque en otoño: los animales que crean despensas para los tiempos difíciles y regalan vida para el futuro.

El bosque está habitado por innumerables amigos. Para todos, la búsqueda de un hogar y alimento, para ellos y sus familias, es una necesidad que no permite demoras. Pero ¿qué ocurre si comes bellotas o nueces y durante el invierno ya no quedan porque alguien se las ha comido o, simplemente, se han podrido con la humedad del suelo? ¿Habrá encontrado la Naturaleza algún modo de conservar esta comida para que los animales puedan consumirla durante los largos meses de frío y hambre?

Inesperadamente, la solución a este reto definitivo para la supervivencia la han encontrado los más modestos de los duendes del bosque. Ratones, lirones, ardillas y algunas aves han desarrollado la curiosísima y efectiva costumbre de crear despensas para asegurarse su sustento. ¿Cómo lo hacen y cómo evitan que algún otro habitante del bosque las encuentre y saqueé?

En septiembre y octubre los bosques generosos se cubren de ricos frutos, la promesa de las futuras selvas. Bellotas, nueces, almendras y castañas caen por millones en una lluvia que hace crepitar el suelo cubierto por la hojarasca recién caída. Durante varias semanas los el manto forestal se cubre de un maná ruidoso y nutritivo que riega de alimento nuestros campos. Para incontables aves que llegan desde el centro y norte de Europa, esto es justo lo que estaban buscando para acumular la energía que necesitan para cumplir con éxito sus viajes migratorios hacia el lejano sur. Para otras tantas aves y mamíferos será el sustento para afrontar el invierno que está por llegar. El serio contratiempo de este regalo anual es que, irremediablemente, sólo es un recurso temporal y muy pronto no quedará una pizca de comida disponible para el que no haya sido previsor. Ante la certeza del hambre, algunos animales crearán nutridas y escondidas despensas. No sólo deberán trabajar afanosa y discretamente para recopilar la preciosa comida, sino que, igualmente importante, deberán asegurarse de esconderlas bien para que no sean asaltadas por cualquier bandido oportunista.

Además de para garantizar comida abundante y segura para estos ahorradores, ¿para qué más pueden servir estas despensas? ¿En qué puede el bosque verse beneficiado por el arriesgado y previsor trabajo de estos animales? ¡¡Pues nada menos que para asegurar las plantas del mañana!! Para germinar, todos estos frutos y semillas, requieren de humedad y protección. Cuando un ratón o una ardilla los esconden entre la maraña de raíces de un árbol o arbusto, entre la hojarasca en putrefacción del suelo o, incluso, en la alta tacita de un nido abandonado, estarán proporcionando las necesarias condiciones para su desarrollo. Inesperadamente, el esfuerzo de estos animales por recopilar, esconder y comer una bellota, puede ser la garantía de una futura encina o roble. 

Uno de esos amigos del bosque y de toda la vida es el arrendajo. Este bonito, escandaloso e inteligente córvido tiene la extraordinaria inteligencia para enterrar todo tipo de frutos duros por los mil rincones del bosque. Cuando el hambre apriete, su increíble memoria le permitirá recordar donde guardó sus tesoros y saciar su apetito para vencer un día más al invierno. Afortunadamente para el bosque, y para el millón de vidas que encuentran en él su hogar, incluidos nosotros, algunos quedarán olvidados y permitirán que germinen nuevos robles, encinas, nogales o castaños. Cuando crezcan, devolverán el favor con una nueva lluvia de frutos, sombra para el verano, ramas para proteger del viento helado del invierno, copas frondosas para esconder los nidos y oquedades en sus troncos y raíces retorcidas para que, de nuevo, otro inteligente animal oculte su nutrida despensa invernal y, con un poco de suerte, una nueva bellota quede olvidada y, con el paso lento de los años, se convierta en un vetusto y generosísimo nuevo coloso de bosque.

22561268_1847837355231037_212374352_o
Arrendajo común (Garrulus glandarius). (Foto propiedad de ARBA Albacete (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono), otros buenos amigos de los bosques y de toda la vida.)

Si te apetece conocer éste y los mil secretos del bosque en otoño, esta es tu oportunidad. Te esperamos en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca).

  • Sábado 21 de octubre: de 17:00 a 19:00. Gymkhana familiar en la Naturaleza. 8€ niño (adulto acompañante gratis)
  • Domingo 22 de octubre de 11:00 a 13:30. Paseo descubrimiento de la naturaleza en otoño. 8€ adulto (menores de 12 años acompañados por un adulto: gratis).

Más información e inscripciones:

contacto@aquilanaturaleza.com

654438367 (Laura) y 635158497 (Guillermo).

*Tambien por WhatsApp.

Otoño mágico en el parque de los Jesuitas (Salamanca).

Diapositiva1

La mayor fiesta del color del bosque ha llegado. Como cada año los bosques se vuelven a cubrir de colores dorados y rojizos. En sus espesuras vuelven a revolotear miles de aves recien llegadas desde el Centro y Norte de Europa.

Sí te apetece descubrir la magia del otoño, saber por qué los árboles se visten con esta fantasía de colores, por qué millones de de aven abandonan sus países de orígenes y llegan al mediterráneo ( y a nuestros parques) o por qué pasear en el bosque te hace sentir más tranquilo o la comida te sabe mejor…

Te esperamos los días 21 y 22 de octubre para descubrir el otoño en el parque de los Jesuitas ( Salamanca).

El punto de encuentro para ambas actividades: el Arco de las Bernardas.

Accesible para todos los públicos ( serán bienvenidas las mascotas).

Precios ( incluye material, guías de aves, prismáticos, así como seguro por cada participante):

  • Gymkana familiar en la naturaleza: 8€ niño ( adulto acompañante gratis).
  • Paseo descubrimiento de la naturaleza en otoño: 8€ adulto ( menores de 12 años acompañados por un adulto: gratis).

Información e inscripción:

contacto@aquilanaturaleza.com

635158497 (Guillermo) y 654438367 (Laura).

*Tambien por WhatsApp.

¡Nos vemos en el parque de los Jesuitas!

Ruta de Naturaleza de Carlos V. 5 de noviembre.

Ruta de naturaleza de Carlos V

Rágama-Cantaracillo-Peñaranda de Bracamonte.

El disfrute de la naturaleza ha dejado de ser un pasatiempo de unos pocos apasionados para dar paso a un auténtico fenómeno social que mueve a miles de personas todos los fines de semana. Este novedoso turismo, que tiene como objetivo principal, la observación y disfrute de la naturaleza, está experimentando un sobresaliente crecimiento en la mayor parte del mundo. Aquellos espacios que dispongan de recursos naturales que resulten atractivos para este sector en alza, cuentan con la oportunidad de aprovechar esta creciente demanda para atraer nuevas visitas hasta sus municipios.

Al este de la provincia de Salamanca contamos con un recurso natural e histórico de primer orden y que, en nuestra opinión, no ha recibido la atención que merece: la Ruta de Carlos V. Siendo el senderismo un tipo de turismo capaz de movilizar a incontables apasionados a viajar allí donde encuentren propuestas que les resulten de su interés, poner a su disposición un recorrido que aúne la práctica de su pasión con el disfrute de la Naturaleza y el descubrimiento de una comarca marcada por siglos de historia y que atesora un patrimonio tan sorprendente como olvidado, el arte Mudéjar y la red de cañadas que atraviesa el país con miles de kilómetros de caminos públicos ideales para el senderismo.

Con este deseado propósito, celebraremos el domingo 5 de noviembre la Ruta de Naturaleza de Carlos V, entre las localidades de Rágama, Cantaracillo y Peñaranda de Bracamonte.

Paseando gente

Recorrido de la Ruta de Naturaleza de Carlos V.

Aún hoy desconocemos el recorrido exacto del emperador a su paso por Salamanca. Sabemos con certeza que el día 6 de noviembre de 1556 pernoctó en Horcajo de las Torres, provincia de Ávila, y que la noche del 7 lo hizo en Peñaranda de Bracamonte en el Palacio de los Señores de Peñaranda. En esta etapa, tenemos constancia de su paso por Rágama, sin que se pueda confirmar que llegara a entrar en la localidad. El camino físico que le permitió completar esta etapa sigue siendo un misterio. Las concentraciones parcelarias llevadas a acabo en las últimas décadas han transformado, casi por completo, la red de caminos haciendo imposible averiguar los históricos pasos imperiales y reproducirlos con fidelidad en la actualidad. Especulando sobre qué caminos podían existir hace 461 años, y que se hayan conservado hasta el siglo XXI, tenemos certeza de la existencia del trazado del Cordel de Las Mostrencas, cuyo recorrido, muy probablemente, no debía diferir en lo sustancial del actual.

Buscando la máxima fidelidad a la historia nos hemos decidido por adoptar, como Ruta Imperial, este ramal de la Cañada Real Soriana Occidental, otro de nuestros patrimonios nacionales a reivindicar y valorar como un tesoro.

De este modo, nuestro sendero seguirá los 15 kilómetros del ancestral camino de la Cañada de las Mostrencas, un ramal de la histórica Cañada Real Soriana Occidental, que une las localidades de Rágama, Cantaracillo y Peñaranda de Bracamonte.

El recorrido será lineal y de unos 15 kilómetros sin ninguna dificultad física. El paso será tranquilo para asegurarnos de conocer todos los recursos de la ruta.

Programa y descripción de la ruta.

Salida en autobús a las 08:30 horas desde la parada de autobuses de la Plaza Gabriel y Galán.

El primero de los recursos que conoceremos será la monumental iglesia del Salvador de Rágama. Gracias al ayuntamiento, nos acercaremos a su rico patrimonio atesorado desde sus remotos orígenes en el siglo XIII.

Rágama
Iglesia del Salvador de Rágama

A continuación, iniciaremos la ruta senderista siguiendo el verosímil recorrido que siguió al emperador Carlos V a su paso por la provincia de Salamanca, la Cañada de las Mostrencas.

aves

Las aves son protagonistas destacadas de estos paisajes. Al contrario de la creencia general, las estepas son el hogar (tristemente, en muchos casos ya no lo es) de una nutrida comunidad de aves. Avutardas, grullas, milanos reales y buitres leonados y negros serán algunas de las especies que deberemos encontrarnos a nuestro paso y que, sin duda, llamarán la atención de los participantes.

Cantaracillo
Iglesia de la Asunción de Cantaracillo

Después de 12 kilómetros de cómodo recorrido a través de un sobrio paisaje castellano, alcanzamos Cantaracillo, localidad donde comeremos (cada participante deberá llevar su comida) y visitaremos la iglesia de la Asunción, otra joya arquitectónica que permanece olvidada por todas las rutas turísticas convencionales. La alta silueta de su torre se alza como un faro en la interminable planicie que se extiende hasta la falda de las lejanas montañas del sur de Salamanca y de Ávila. El singular arte Mudéjar que se encuentra en muchos pueblos del noreste de la provincia de Salamanca, es uno de nuestros tesoros artísticos que menos atención recibe por parte de los propios salmantinos y de los muchos turistas que nos visitan. Sirva esta visita como una iniciativa más encaminada a situarlo, definitivamente, como uno de los recursos turísticos de primer orden de nuestra provincia.

Peñaranda (2)
Iglesia Las Carmelitas de Peñaranda de Bracamonte

Desde Cantaracillo nos dirigiremos en autobús hasta el Conjunto Histórico-Artístico de Peñaranda de Bracamonte. La visita guiada a su rico patrimonio permitirá concluir, por todo lo alto, esta ruta que desea dar a conocer esta parte de nuestra Naturaleza e Historia con mayúsculas.

Llegada a Salamanca: 19:30, aproximadamente, al lugar de salida.

Precio: 15 euros. Incluye autobús y visita guiada a Peñaranda de Bracamonte.

Los participantes deberán llevar su comida.

Reservas y compra de billetes:

Agencia Pisamundo.

Paseo Canalejas 22

Teléfono:923272464

salamanca.pisamundo.com

Más información:

AQUILA Naturaleza

(Guillermo) 635158497 y (Laura) 654438367

contacto@aquilanaturaleza.com

Organización: Aquila Naturaleza.

Colaboran: ayuntamientos de Peñaranda de Bracamonte y de Rágama.

 

Resumen de un día de descubrimiento de las aves del río Tormes y su bosque de ribera.

El domingo 8 de octubre hemos disfrutado de una divertida fiesta de descubrimiento de las aves y de la Naturaleza de Alba de Tormes.

Esta fiesta ha constado de dos actividades: un taller de manualidades, para que los niños de Alba pudieran acercarse, quizá por primera vez, a las aves y bosques de su localidad, y de una paseo de descubrimiento de la Naturaleza de Alba de Tormes. En el taller han podido elaborar su primer cuaderno de campo y su propio marca-páginas para animarles a la lectura.

 

A continuación, realizamos un paseo de descubrimiento del bosque de ribera y de todos sus habitantes silvestres. Siguiendo la orilla del Tormes hemos podido sorprendernos con la belleza y elegancia de las garzas; con el vuelo majestuoso de los enormes buitres leonados y negros; el cruce sobre la ciudad de milanos reales, quizá recién llegados desde Alemania o aún más lejos; y con los mil colores y formas de las aves que viven entre los árboles y eneales de este bosque mágico. Igualmente, los participantes han podido conocer cómo el bosque cuida de nuestra salud, gracias a su labor de limpieza del aire y del agua y a los múltiples productos y sustancias que nos proporcionan para nuestra alimentación y medicina. 

 

Y cómo nunca es tarde agradecer a todos aquellos que ayer nos acompañaron a descubrir las aves y la naturaleza de Alba de Tormes.

¡Hasta la próxima!

El bosque generoso.

Un año más, la Naturaleza vuelve a obrar su particular milagro de los panes y los peces. En medio de una de las más intensas sequías de los últimos años, con lluvia escasa y dispersa en meses y con unas temperaturas, extraordinariamente altas para las fechas, nuestros campos vuelven a cubrirse de los frutos que significaron y siguen significando la vida para incontables generaciones de seres humanos y, naturalmente, para toda nuestra fauna durante los próximos meses. Bellotas, nueces, almendras, espinos, rosales, endrinos, saúcos, moras, parras, higueras…cubren de color y alimento un paisaje agostado, pero que sigue bullendo de vida. Una bella llamada de esperanza en tiempos convulsos.

Nos vemos en el campo.