Resumen: Ruta de Naturaleza Béjar-Candelario-Béjar con el Colegio Oficial de Médicos de Salamanca.

Esta primavera tuvimos la gran suerte de poder disfrutar de una bellísima ruta de naturaleza junto a los buenos amigos del Colegio Oficial de Médicos de Salamanca. La ruta elegida fue un sendero circular que une las localidades serranas e históricas de Béjar y Candelario, en pleno corazón de esta sierra cubierta de bosques y con la huella muy fresca de las grandes moles glaciares del Pleistoceno.

Con la sierra al fondo

A lo largo de toda la ruta, la alta montaña y el fresco y tupido bosque atlántico que cubre esta sierra, fueron el mejor escenario posible de nuestro día de campo. La escasa nieve de esta primavera permitía adivinar las enormes incisiones de los circos glaciares escavados en la ladera occidental de la sierra de Béjar.

Bosque de Béjar

La ciudad de Béjar, pone a disposición de todos los apasionados por la naturaleza, maravillas, algunas todavía muy desconocidas, como El Bosque de Béjar, uno de los tres únicos Jardines Históricos-Artísticos de toda Castilla y León. Esta villa de estilo italiano renacentista, construida en 1567 por el duque de Béjar, Francisco de Zúñiga y Sotomayor, atesora un bello palacio (hoy en restauración), fuentes tan soberbias, como la Fuente de la Sábana, un estanque con templete y unos jardines deliciosos y de amplias panorámicas, donde se suceden especies vegetales tan soberbias como su famosa secuoya, en realidad una Sequoiadendron giganteum o secuoya gigante, algo menor que su famosísima pariente (aunque lejana), la incomparable Sequoia sempervirens o secuoya roja o de California, con árboles que alcanzan los 115 metros de altura. Y todo, bajo el abrazo protector de un bosque-selva que parece querer beber de las aguas cristalinas de sus jardines.

Grupo en Candelario

Candelario es, sin duda alguna, uno de los pueblos con mayor encanto de toda España. Sus calles estrechas, empedradas y de belleza fascinante, fueron el mejor escenario para la foto de grupo. Todo un placer compartir con vosotros este día tan especial. Nos vemos en la próxima.

Fotografías propiedad del Colegio Oficial de Médicos de Salamanca.

 

Anuncios

El árbol según Rabindranath Tagore.

(Fotografía de una de las secuoyas hermosísimas del jardín renacentista de El Bosque en Béjar, Salamanca)
(Fotografía de una de las secuoyas hermosísimas del jardín renacentista de El Bosque en Béjar, Salamanca)

Con sus 35 metros de altura es uno de los árboles más imponentes y hermosos de la provincia de Salamanca. Apenas 144 años de vida para una especie que puede superar los 3000. Un cachorro apenas.

“Viajero, escucha:
Yo soy la tabla de tu cuna, la madera de tu barca, la superficie de tu mesa, la puerta de tu casa.
Yo soy el mango de tu herramienta, el bastón de tu vejez. Yo soy el fruto que te regala y te nutre, la sombra bienhechora que te cobija contra los ardores del estío, el refugio amable de los pájaros que alegran con su canto tus horas, y limpian de insectos tus campos.
Yo soy la hermosura del paisaje, el encanto de la huerta, la señal de la montaña, el lindero del camino…
Yo soy la leña que te calienta en los días de invierno, el perfume que te regala y embalsama el aire a todas horas, la salud de tu cuerpo y la alegría de tu alma…
Por último, soy la madera de tu ataúd.
Por todo esto, viajero que me contemplas, tú que me plantaste con tu mano y puedes llamarme hijo, o que me has contemplado tantas veces… ¡Mírame bien!, pero no me hagas daño…”

Nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.