¿Os gustaría pasear entre estrellas escuchando a las aves de la noche?

👀¡Estad muy atentos en los próximos días! Estamos preparando una actividad muy especial para celebrar una de las noches más mágicas del año “la noche de San Juan”.

asiotum1

Regala/te Naturaleza.

Anuncios

¡¡¡LLUEVEN BÚHOS!!!!

Buhos
Pollo de búho chico. Autor de la fotografía: Miguel Rouco.

Con la llegada de la primavera nos podemos encontrar con una grata e inesperada sorpresa: ¡¡comienzan a llover pollos de búho!! Como si brotaran del suelo, en algunos jardines urbanos y en otro tipo de bosques podemos descubrir a unas desaliñadas y aún desplumadas crías de rapaces nocturnas.

Lejos de estar indefensos, los pollos de cárabo, búho chico y real y otras especies de rapaces nocturnas, pueden lanzarse al suelo desde sus nidos antes de poder volar. Confiando en el camuflaje perfecto de sus plumas, se confunden entre hojas y ramas y no suelen ser descubiertos por sus depredadores silvestres, como zorros o garduñas.

Cuando un paseante se topa con semejante sorpresa, es razonable que piense que se encuentran en peligro y que, con toda su buena voluntad, quiera ayudarlos llevándoselos a casa o, con suerte, a algún centro de recuperación de animales como los que hay repartidos por todo el país.

Salvo que muestren alguna herida sangrante, un golpe visible o que corran un peligro real, por presencia de perros, gamberros o tráfico de coches, deberemos dejarlos en el mismo lugar que nos los hemos encontrado. Ni mucho menos están abandonados. Con seguridad, sus padres estarán contemplando la escena y bajarán a alimentarlos tan pronto como nos hayamos alejado. En este caso, nuestra buena intención de querer recoger a un animal que parece abandonado, será contraproducente, ya que impediremos que los pollos aprendan junto a sus padres todos los trucos de la caza y la supervivencia en el medio natural. La naturaleza sabe cuidarse sola aún cuando nos parezca que se encuentra desamparada.

Si te encuentras con algún pollo en peligro o con cualquier animal silvestre que pueda encontrarse herido y requiera de ayuda veterinaria, ponte en contacto con el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil) en el número 062 o con el servicio territorial de medioambiente de tu provincia. Ellos se encargarán del traslado del ejemplar herido hasta el hospital de fauna más cercano para que sea adecuadamente atendido. Tu tiempo y tu llamada puede salvarle la vida a un animal.

¡Disfrutad de esta primavera fantástica!