Resumen de nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V.

El domingo 5 de noviembre hemos celebrado nuestro particular homenaje al paso por la provincia de Salamanca del emperador Carlos V. Entre 7 y el 9 de noviembre de 1556, después de abdicar en la figura de su hijo Felipe II, el rey, ya enfermo, recorre el extremo este y sureste de nuestra tierra en su periplo hacia su retiro final de Cuacos de Yuste. En este primer acercamiento a su viaje por tierras charras, hemos querido conocer mejor el tramo que une las localidades de Rágama, Cantaracillo y Peñaranda de Bracamonte. El muchas veces centenario Cordel de trashumancia de Las Mostrencas, ha sido el más cómodo de los caminos para descubrir todo el sorprendente y olvidado patrimonio natural y cultural del noreste salmantino.

Primera parada: Rágama.

Primera parada
Grupo de participantes en la iglesia de Rágama.

Nuestra ruta no pudo tener un punto de inicio más impresionante y acogedor. Nada menos que la iglesia de El Salvador, un imponente edificio con orígenes en el siglo XIII y que aún conserva un ábside y un artesonado mudéjar bellísimos, pero con urgente necesidad de restauración (ya aprobada). Gracias a la generosidad del pueblo, su ayuntamiento y, muy especialmente, de su alcalde, pudimos visitar y descubrir su larga, azarosa y monumental historia.

Arte en las calles de Rágama.

DN3CixhXUAAOO-i.jpg large

Cada año se celebra en Rágama un encuentro de arte en el que sus muros se cubren de pinturas de artistas de todo el mundo. Una imaginativa iniciativa que enriquece una bien merecida visita a este pueblo.

Patrimonio vivo.

23131999_2036307169983706_9098032197709362158_n

Las avutardas (las aves voladoras más pesadas del mundo), los milanos reales (recién llegados desde Alemania, Suecia, Francia, etc) y las grullas (las más alegres y ruidosas de las aves del otoño e invierno) fueron las protagonistas de los infinitos paisajes castellanos. A pesar de la severa sequía y de una agricultura moderna que no se preocupa del resto de los habitantes de estas soledades castellanas, las aves siguen embelleciendo y llenando de vida unos paisajes sobrios y de una belleza que, demasiadas veces, no es fácil llegar a sentir.

Cantaracillo: el mudéjar escondido.

Hasta para los salmantinos, la localidad de Cantaracillo es una absoluta desconocida. Sin embargo, y para sorpresa de todos los que se acerquen hasta ella, en sus calles aún se conservan numerosos caserones y corrales de ladrillo de gran belleza y, muy especialmente, una magnífica iglesia de la Asunción. Como tantas otras, su aspecto actual resulta de una amalgama de reformas y ampliaciones que han ido sumando estilos y tesoros a una planta original de más de 800 años de extraordinaria vida. Y como tantas otras, resulta imposible hacerse una idea de su patrimonio atesorado hasta que no tenemos la fortuna de entrar en su interior. En esta ocasión, debemos dar las gracias a su alguacil y a su párroco, que tan amablemente nos mostraron un edificio bellísimo y repleto de sorpresas en pleno corazón de los Campos de Castilla.

Final por todo lo alto: visita al conjunto Histórico-Artístico de Peñaranda de Bracamonte.

Museo Peñaranda de Bracamonte

Para guardar el mejor de los recuerdos, culminamos nuestra ruta con la visita a Peñaranda de Bracamonte, otro tesoro castellano que acogió hace 461 al rey y emperador en su último viaje. Todo un placer pasear por sus calles porticadas flanqueadas de historia y maravillas como la Plaza de España, el Convento de las Madres Carmelitas, la Plaza Nueva o la Iglesia de San Miguel Arcángel. Agradecer al ayuntamiento de Peñaranda y, muy especialmente, a María Martín, técnico de la oficina de turismo, por toda la atención prestada y su cálida labor de interpretación.

El próximo año retomaremos la Ruta de Naturaleza de Carlos V en su viaje rumbo al sur. Los campos e iglesias de Santiago de la Puebla y Alaraz nos esperan.

 

Anuncios

Paisajes para los que saben ver más allá.

El sobrio paisaje castellano
El sobrio paisaje castellano.

El sobrio paisaje castellano es mucho más que inmensas llanuras cerealistas que se pierden hasta el infinito. Si somos capaces de mirar con curiosidad podremos descubrir la huella indeleble de la historia escrita con mayúsculas y con no poca sangre y sudor.

Por estas tierras olvidadas hasta por sus castellanos, llevan miles de años cruzando muchos de los pueblos e imperios que han hollado la Península y han modelado una personalidad que bebe de medio mundo. Todos, en mayor o menor medida, nos han legado un patrimonio que aún hoy sigue deslumbrando.

Iglesia de Rágama
Iglesia de El Salvador de Rágama.

De todos los tesoros históricos que queremos visitar durante nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V, uno de ellos ha pasado especialmente desapercibido: el Arte Mudéjar. Sin contar con la grandeza de los edificios islámicos universalmente reconocidos de Andalucía, el legado de su magistral mezcolanza de influencias sigue engalanando muchos de los pueblos de la Vieja Castilla. En sus iglesias, aún hoy, podemos admirar los trazos sublimes de una cultura que fue capaz de calar en una sociedad que quiso borrar un legado incomparable y que tanto enriqueció a nuestro país. Su delicada arquitectura en ladrillo y sus sublimes artesonados de madera siguen seduciendo a todos los que se animan a recorrer el laberinto de las carreteras secundarias que unen iglesias, ermitas y palacios que bien se merecen ser reconocidos como Patrimonio de le Humanidad.

Todo esto y mucho más saldrá a nuestro encuentro este 5 de noviembre en nuestra Ruta de Naturaleza de Carlos V entre Rágama y Peñaranda de Bracamonte. Naturaleza, historia y vida en una ruta cómoda y sorprendente.

Más información :

Teléfono móvil (WhatsApp también):

Guillermo Hernández: 635158497.

Correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com

Inscripción:

Agencia de Viaje Pisamundo.

Paseo Canalejas 22.

¡Nos vemos el 5 de noviembre!

Ruta de Naturaleza de Carlos V. 5 de noviembre.

Ruta de naturaleza de Carlos V

Rágama-Cantaracillo-Peñaranda de Bracamonte.

El disfrute de la naturaleza ha dejado de ser un pasatiempo de unos pocos apasionados para dar paso a un auténtico fenómeno social que mueve a miles de personas todos los fines de semana. Este novedoso turismo, que tiene como objetivo principal, la observación y disfrute de la naturaleza, está experimentando un sobresaliente crecimiento en la mayor parte del mundo. Aquellos espacios que dispongan de recursos naturales que resulten atractivos para este sector en alza, cuentan con la oportunidad de aprovechar esta creciente demanda para atraer nuevas visitas hasta sus municipios.

Al este de la provincia de Salamanca contamos con un recurso natural e histórico de primer orden y que, en nuestra opinión, no ha recibido la atención que merece: la Ruta de Carlos V. Siendo el senderismo un tipo de turismo capaz de movilizar a incontables apasionados a viajar allí donde encuentren propuestas que les resulten de su interés, poner a su disposición un recorrido que aúne la práctica de su pasión con el disfrute de la Naturaleza y el descubrimiento de una comarca marcada por siglos de historia y que atesora un patrimonio tan sorprendente como olvidado, el arte Mudéjar y la red de cañadas que atraviesa el país con miles de kilómetros de caminos públicos ideales para el senderismo.

Con este deseado propósito, celebraremos el domingo 5 de noviembre la Ruta de Naturaleza de Carlos V, entre las localidades de Rágama, Cantaracillo y Peñaranda de Bracamonte.

Paseando gente

Recorrido de la Ruta de Naturaleza de Carlos V.

Aún hoy desconocemos el recorrido exacto del emperador a su paso por Salamanca. Sabemos con certeza que el día 6 de noviembre de 1556 pernoctó en Horcajo de las Torres, provincia de Ávila, y que la noche del 7 lo hizo en Peñaranda de Bracamonte en el Palacio de los Señores de Peñaranda. En esta etapa, tenemos constancia de su paso por Rágama, sin que se pueda confirmar que llegara a entrar en la localidad. El camino físico que le permitió completar esta etapa sigue siendo un misterio. Las concentraciones parcelarias llevadas a acabo en las últimas décadas han transformado, casi por completo, la red de caminos haciendo imposible averiguar los históricos pasos imperiales y reproducirlos con fidelidad en la actualidad. Especulando sobre qué caminos podían existir hace 461 años, y que se hayan conservado hasta el siglo XXI, tenemos certeza de la existencia del trazado del Cordel de Las Mostrencas, cuyo recorrido, muy probablemente, no debía diferir en lo sustancial del actual.

Buscando la máxima fidelidad a la historia nos hemos decidido por adoptar, como Ruta Imperial, este ramal de la Cañada Real Soriana Occidental, otro de nuestros patrimonios nacionales a reivindicar y valorar como un tesoro.

De este modo, nuestro sendero seguirá los 15 kilómetros del ancestral camino de la Cañada de las Mostrencas, un ramal de la histórica Cañada Real Soriana Occidental, que une las localidades de Rágama, Cantaracillo y Peñaranda de Bracamonte.

El recorrido será lineal y de unos 15 kilómetros sin ninguna dificultad física. El paso será tranquilo para asegurarnos de conocer todos los recursos de la ruta.

Programa y descripción de la ruta.

Salida en autobús a las 08:30 horas desde la parada de autobuses de la Plaza Gabriel y Galán.

El primero de los recursos que conoceremos será la monumental iglesia del Salvador de Rágama. Gracias al ayuntamiento, nos acercaremos a su rico patrimonio atesorado desde sus remotos orígenes en el siglo XIII.

Rágama
Iglesia del Salvador de Rágama

A continuación, iniciaremos la ruta senderista siguiendo el verosímil recorrido que siguió al emperador Carlos V a su paso por la provincia de Salamanca, la Cañada de las Mostrencas.

aves

Las aves son protagonistas destacadas de estos paisajes. Al contrario de la creencia general, las estepas son el hogar (tristemente, en muchos casos ya no lo es) de una nutrida comunidad de aves. Avutardas, grullas, milanos reales y buitres leonados y negros serán algunas de las especies que deberemos encontrarnos a nuestro paso y que, sin duda, llamarán la atención de los participantes.

Cantaracillo
Iglesia de la Asunción de Cantaracillo

Después de 12 kilómetros de cómodo recorrido a través de un sobrio paisaje castellano, alcanzamos Cantaracillo, localidad donde comeremos (cada participante deberá llevar su comida) y visitaremos la iglesia de la Asunción, otra joya arquitectónica que permanece olvidada por todas las rutas turísticas convencionales. La alta silueta de su torre se alza como un faro en la interminable planicie que se extiende hasta la falda de las lejanas montañas del sur de Salamanca y de Ávila. El singular arte Mudéjar que se encuentra en muchos pueblos del noreste de la provincia de Salamanca, es uno de nuestros tesoros artísticos que menos atención recibe por parte de los propios salmantinos y de los muchos turistas que nos visitan. Sirva esta visita como una iniciativa más encaminada a situarlo, definitivamente, como uno de los recursos turísticos de primer orden de nuestra provincia.

Peñaranda (2)
Iglesia Las Carmelitas de Peñaranda de Bracamonte

Desde Cantaracillo nos dirigiremos en autobús hasta el Conjunto Histórico-Artístico de Peñaranda de Bracamonte. La visita guiada a su rico patrimonio permitirá concluir, por todo lo alto, esta ruta que desea dar a conocer esta parte de nuestra Naturaleza e Historia con mayúsculas.

Llegada a Salamanca: 19:30, aproximadamente, al lugar de salida.

Precio: 15 euros. Incluye autobús y visita guiada a Peñaranda de Bracamonte.

Los participantes deberán llevar su comida.

Reservas y compra de billetes:

Agencia Pisamundo.

Paseo Canalejas 22

Teléfono:923272464

salamanca.pisamundo.com

Más información:

AQUILA Naturaleza

(Guillermo) 635158497 y (Laura) 654438367

contacto@aquilanaturaleza.com

Organización: Aquila Naturaleza.

Colaboran: ayuntamientos de Peñaranda de Bracamonte y de Rágama.