El secreto mundo de las rapaces nocturnas.

Relatos de la naturaleza

La lucha por la supervivencia es, sin duda alguna, el gran reto al que se tienen que enfrentar cada día todos los seres vivos del planeta. Muchas son las dificultades y muchos son los recursos que pone a su disposición este milagro de la vida que es la Madre Tierra. De entre todos estos desafíos constantes, encontrar comida y no convertirse en comida para otros será el más difícil todavía.

Todo apunta a que las aves surgieron hace, al menos, unos 150 millones de años. El pequeño Archaeopteryx, apenas mayor que una paloma, se presenta como el más reconocido origen de las más de 9000 especies de aves que hoy habitan todos los rincones de La Tierra. Cada una de ellas tendrá que sacar partido de los múltiples recursos de su entorno para lograr su propia supervivencia, la de su familia y, finalmente, la de su especie.

Las rapaces nocturnas son unas maestras incomparables del camuflaje.

De entre todas estas adaptaciones hay una especialmente sorprendente: la especialización de algunos grupos de aves a la vida nocturna. En el curso online de rapaces ibéricas, descubriréis las ingeniosas habilidades que han desarrollado nuestras rapaces nocturnas para prosperar con éxito en el exigente mundo de las tinieblas.

¿Qué llevó a estas aves a adaptarse a una vida en la oscuridad de la noche? ¿Cómo consiguen detectar y capturar a sus presas con semejante efectividad y sin colisionar con las ramas y rocas de su entorno? ¿Cómo logran volar en completo silencio? ¿Por qué no lucen los vivos colores de los que hacen gala muchas aves diurnas? ¿De qué presas se alimentan? ¿Qué es una egagrópila y qué secretos pueden contarnos? ¿Cómo logran evitar a los depredadores? ¿Cuántas especies hay en España y en qué ecosistemas podremos encontrarlas?

A todos estos complejos y apasionantes interrogantes nuestras rapaces nocturnas han ofrecido sorprendentes e imaginativas respuestas hasta convertirse en las dueñas y señoras de las noches ibéricas.

Fotografía Búho real de Carlos Romo.

¡¡”Llueven” búhos!!

Relatos de la naturaleza

Con la llegada de la primavera nos podemos encontrar con una grata e inesperada sorpresa: ¡¡comienzan a llover pollos de búho!!

Lejos de estar indefensos, los pollos de las rapaces nocturnas, como cárabos, búhos chico y reales y otras especies, pueden lanzarse al suelo desde sus nidos antes de poder volar. Confiando en el camuflaje perfecto de sus plumas, se confunden entre hojas y ramas y no suelen ser descubiertos por sus depredadores silvestres, como zorros o garduñas.

Cuando un paseante se topa con semejante sorpresa, es razonable que piense que se encuentran en peligro y que, con toda su buena voluntad, quiera ayudarlos llevándoselos a casa o, con suerte, a algún centro de recuperación de animales como los que hay repartidos por todo el país.

Salvo que muestren alguna herida sangrante o un golpe visible o que corran un peligro real, por presencia de perros o gamberros, deberemos dejarlos en el mismo lugar que nos los hemos encontrado. Ni mucho menos están abandonados. Con seguridad, sus padres estarán contemplando la escena y bajarán a alimentarlos tan pronto como nos hayamos alejado. En este caso, nuestra buena intención de querer recoger a un animal que parece abandonado, será contraproducente, ya que impediremos que los pollos aprendan con sus padres todos los trucos de la caza y la supervivencia en el medio natural. La Naturaleza sabe cuidarse sola aún cuando nos parece que se encuentra desamparada.

Si te encuentras con alguno de estos pollos o con cualquier animal silvestre que pueda encontrarse herido, ponte en contacto con el SEPRONA (062), con el servicio territorial de medioambiente de tu provincia o con el hospital de fauna silvestre más cercano. Ellos se encargarán del traslado del ejemplar herido hasta el hospital de fauna para que sea adecuadamente atendido. Tu tiempo y tu llamada puede salvarle la vida a un animal.

Sobre ésta y otras muchas curiosidades de la vida os contamos en el Curso online de Identificación de Aves Rapaces Ibéricas

¡Os esperamos!

*Foto búho chico de Miguel Rouco.

¡Solución de la foto misterio del otro día!

Relatos de la naturaleza, Sin categoría

Efectivamente, es un rastro producido por un perro que ha arañado el suelo después de orinar. Como el perro, son muchos los animales que tratan de tapar sus excrementos para preservar y potenciar su olor, evitando que se sequen y dejen de producir y emitir olor. Para numerosas especies de mamíferos, el olor y presencia de sus excrementos (heces y orinas) sirven como baliza territorial y como “mensaje inequívoco” con el que reclaman la defensa de un territorio, proclaman su estado sexual maduro y receptivo, su búsqueda de pareja y, revelan otras informaciones que, seguramente, les gustaría ocultar, como su posible debilidad, enfermedad y desnutrición.

Durante nuestro curso de rastreo de fauna tendremos tiempo para hablar sobre este tipo de rastros, conoceremos la gran variedad de especies que los emplean y toda la información que nos aportan. Os esperamos los días 18, 19 y 20 de marzo en el Centro forestal Lorenzo Milani.

¡¡La naturaleza da tanto juego como imaginación tengamos!!

Cursos

Laura en el taller de las grullas 2

Autor de la fotografía: Aquila Naturaleza.

Si tradicionalmente la educación ambiental se ha basado en actividades desarrolladas en el exterior, la realización de todo tipo de talleres y manualidades ha permitido que también las aulas sean lugares magníficos para conocer la naturaleza. Sin estar condicionados por el clima del día de la actividad, la posible falta de luz por la estación del año o por la ausencia de un parque en las cercanías del centro educativo o de la biblioteca donde se reúnan los escolares, los talleres de reciclaje, de huellas, plantas, y de todo lo que se nos ocurra, permiten descubrir y aprender de nuestro entorno natural sin necesidad de grandes gastos, tener que contratar un costoso transporte o de que el profesor o responsable de los alumnos se anime a salir fuera del recinto académico.

De cómo diseñar talleres de naturaleza en el interior de un aula (y en el exterior), cómo adaptarlas a la edad de los participantes (¡la educación ambiental no solo es para adultos!) y de muchas más cosas, hablaremos durante nuestro curso de Cómo Enseñar la Naturaleza y Cómo Diseñar Actividades de Educación Ambiental que celebraremos los días 28, 29 y 30 de abril en el Centro de F.P.E. Lorenzo Milani de Cabrerizos (a 2 kilómetros de la ciudad de Salamanca)

Si no tienes forma de llegar, ponte en contacto con nosotros.

Información e inscripciones:
Centro de F.P.E. Lorenzo Milani.
Teléfono: 923180831 (Preguntad por María Eugenia)
centromilani@gmail.com

Más información: Aquila Naturaleza.
654438367 (Laura García)
635158497 (Guillermo Hernández)
aquilanaturaleza@gmail.com

CURSO DE IDENTIFICACIÓN DE AVES RAPACES.

Cursos

Cartel rapaces

CURSO DE IDENTIFICACIÓN DE AVES RAPACES, SALAMANCA 2016
7, 8 y 9 de abril en el C.P.E Lorenzo Milani, Cabrerizos (Salamanca) con Iberia-Bird Medioambiente y Aquila Naturaleza.

Probablemente, sea este el grupo de aves que mayor interés despierta entre los aficionados a las aves. Símbolos de la libertad y de la naturaleza en su estado más puro, su belleza y su maestría para el vuelo son motivos suficientes para conocer mejor a estas aves increíbles.

Si te apetece conocerlas mejor, esta es tu oportunidad.

ESTRUCTURA Y HORARIO DEL CURSO:
• Días 7 y 8 de abril, jornadas teórico-prácticas en horario de 16:30 a 20:30 horas.
• Día 9 de abril (sábado) jornada de campo: Práctica de identificación y localización de aves rapaces. De 9:30 a 19:30 horas en el parque natural de los arribes del Duero.

Se recomienda llevar guías de identificación de aves a lo largo del curso. Para la jornada de campo del día 9 de abril, Iberia-Bird y Aquila Naturaleza disponen de prismáticos para prestar a los alumnos.

Precio del curso: 30 euros.
Información e inscripciones:
Centro de F.P.E. Lorenzo Milani.
Teléfono: 923180831.
centromilani@gmail.com

Para cualquier aclaración o petición de información, contactad con nosotros en:
vlopez@iberiabird.com y en el teléfono 639121532 (Vicente López)

Iberia-Bird Medioambiente, S.L.
Aquila Naturaleza.

Pequeños pájaros marrones que se mueven por el suelo entre el cereal y los caminos y que parecen todos iguales: los alaúdidos.

Cursos

Breve descripción de unos de los grupos de aves más complicadas de identificar. En esta ocasión nos quedaremos con la alondra común, la calandria, la terrera común, la totovía y las cogujadas común y montesina.

En nuestro Curso de Introducción a la identificación de Aves Passeriformes de los días 11 y 12 de marzo 2016 (Salamanca) podremos detenernos con mucha más calma con estos y estos pájaros que vuelven loco hasta al pajarero más avezado.

Descripción física:

Descripción física

Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Los alaúdidos son un grupo de aves pequeñas (aproximadamente del tamaño de un gorrión) marrones, con pechos moteados y crestas discretas.

¿En qué podemos fijarnos?:

  • Alondra común (Alauda arvensis). La más “anodina”. Pecho moteado y vientre blanco. Su cresta sólo se yergue cuando está excitada y, en cualquier caso, es de escasa tamaño.
  • Calandria (Melanocorypha calandra) La mayor de todas. Destaca su collar negro y su pecho y vientre de un color blanco muy llamativo.
  • Terrera común (Calandrella brachydactyla) Algo así como una versión minúscula de la calandria. Muy pequeña. La más mimética de todas.
  • Cogujada común (Galerida cristata) Es el ave que corretea inquieta por los caminos, carreteras y parques periurbanos. Un ave pequeña, marrón y crestada.

Hábitat:

Descripción física 3

Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Son aves típicas de los campos de cereal y de los barbechos, pero con algunas variaciones según especie:

  • Alondra común (Alauda arvensis). Como la calandria, es un ave típica de los campos de cereal y de los barbechos. La transformación de los cultivos de secano en regadío, el arado de los barbechos en plena época de cría (que destruye sus nidos) y los pesticidas que matan los insectos que comen, está provocando que sus bandos, que hasta hace poco eran de cientos y miles, ahora, con suerte, lleguen a docenas. En invierno forma bandos. Siempre la encontraremos en el suelo.
  • Calandria (Melanocorypha calandra) Lo mismo que hemos dicho para la alondra. La agricultura de pesticidas la están haciendo desaparecer a un ritmo devastador. En invierno desaparece, casi por completo, de la Meseta Norte para reaparecer en febrero.  Muy gregaria.
  • Terrera común (Calandrella brachydactyla) La más esteparia de los alaúdidos que vamos a tratar. Mucho más que los campos de cereal, prefiere las tierras desnudas, las estepas y los barbechos. Ahí radica su ruina: la reciente y generalizada práctica de arar los barbechos en plena época de cría, está llevando a la desaparición a un ave que hasta hace unos pocos años era muy abundante. Al final del verano migra a África hasta abril.
  • Cogujada común (Galerida cristata) Se la puede ver un poco por todas partes, pero nunca en grupos que pasen de 10 ejemplares. De hecho, muy rara vez veremos más de 5 ó 6 juntas (familias) Campos de cereal, caminos, medianas y cunetas de carreteras y autovías, escombreras, solares y hasta parques urbanos. Cualquier espacio abierto y con algo de vegetación rala para esconder su nido le bastan para medrar. Es el ave que corretea por el suelo y estás apunto de atropellar, pero siempre se escapa corriendo en el último momento y en dirección perpendicular a tu marcha. Las alondras, calandrias y terreras, en caso de peligro, saldrán volando y no corriendo.

Sus cantos:

Sus cantos

Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Los alaúdidos son el canto más alegre y reconocible de los campos de cereal de la península Ibérica.

  • Alondra común. Canta desde el cielo una melodía alegre, pero sin la variedad y lujos de la calandria. A partir de marzo, alondras y calandrias cantan sin parar, especialmente, a primeras horas y últimas del día.
  • Calandria. Una imitadora nata de todas las aves de su entorno. Su canto es torrencial y muy variado. Es el canto más típico de los paisajes cerealistas de España.
  • Terrera. Es una migradora que hace su aparición bien entrado abril. Cuando comienza a cantar, la mayoría de los alaúdidos ya tienen una familia y han dejado de cantar para no llamar la atención. Desde el suelo se eleva en vertical con un canto torrencial y muy alegre.
  • Cogujada común. Habitualmente, canta desde el suelo. Su canto es mucho más modesto y repetitivo que el de las otros alaúdidos.

Descripción física en vuelo:

Descripción física en vuelo

Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Su costumbre de cantar en vuelo (no muy habitual en el caso de la cogujada común) las hace ser muy llamativas, si recurres a tus prismáticos. Lo habitual es que canten altas y tengas problemas en encontrarlas. Cuando lo hagas, verás un punto negro que vuela despacio y trazando círculos sobre sus pequeños territorios.

  • Alondra común. El borde fuga y las plumas de los extremos de la cola son de un color blanco llamativo.
  • Calandria. En vuelo recuerda a un pequeño halcón debido a sus alas largas y apuntas. El borde de fuga tiene una ancha y clara banda blanca muy llamativa. Su amplia pechuga blanca contrasta con el ancho collar negro.
  • Terrera común. Recuerda a una calandria en miniatura. Realmente pequeña.
  • Cogujada común. De aspecto compacto, pardo y sin plumas blancas como el resto de aláudidos. Suele cantar poco desde el cielo.

La totovía (Lululla arborea)

Totovía

Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Es la alondra de los bosques abiertos. La más forestal de todas. Muy pequeña. Suele cantar desde el cielo, pero también se encarama a cables de la luz para marcar con cantos su territorio. En muchas partes de España, es el primer canto del año. En pleno diciembre y enero ya se puede escuchar su canto algo triste y poco variado.

Quizá el mejor consejo para reconocerla es: cuando vayas por un bosque abierto, un campo de matorral, una chopera o una ladera con arbustos y, sin previo aviso, te salgan de los pies un pequeño bando de pajaritos marrones, ¡eso son las totovías!

No la busques en campos de cereal, ni en pueblos.

La cogujada común y la montesina.

Las cogujadas

Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Dentro de los pájaros que tiene relación de parentesco, quizá, sea el caso donde sea más difícil distinguir con claridad a una especie de otra. Algunos consejos.

Cogujada común:

  • Búscala en ambientes humanizados, como campos de cereal, barbechos, escombreras o parques urbanos.
  • Su cresta es más alta.
  • Pico más largo.
  • Canto simple y repetitivo.

Cogujada montesina:

  • Búscala en ambientes naturales: bosques abiertos, laderas con matorral, cañones.
  • Canta, habitualmente, desde el cielo.
  • Su canto es más alegre y recuerda a un auténtico trino a la altura del grupo de las alondras.

Para apuntaros al curso deberéis poneros en contacto con el Centro de F.P.E. Lorenzo Milani.

Teléfono: 923180831. Preguntad por Maria Eugenia.

centromilani@gmail.com

Para cualquier aclaración o petición de información, contactad con nosotros en:

aquilanaturaleza@gmail.com y en los teléfonos 635158497 (Guillermo Hernández) y 654438367 (Laura García)

Un saludo y nos vemos en el campo.

Aquila Naturaleza.

 

 

 

 

¡¡Mucho más que gorriones!!

Cursos

Gorriones

Autor de las fotografías: Miguel Rouco.

Afortunadamente, las aves no paran de sorprendernos por su belleza y variedad. Hasta dentro del grupo de los conocidos gorriones existe una sorprendente riqueza de especies. Además del familiar gorrión común o pardal, de nuestros pueblos y ciudades, existen otras 4 especies más que se distribuyen por todo el país por hábitats muy diferentes. Como en cualquier otro grupo de animales o plantas que muestran semejanzas, existen sutiles diferencias que permiten a cada especie ocupar un espacio y no competir con el resto por los mismos recursos.

Conocer esta fantástica e inesperada variedad de pequeños pajarillos es el objetivo de nuestro curso de Introducción a la identificación de Aves Passeriformes que celebraremos los días 11 y 12 de marzo en el Centro de F.P.E. Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca)

La tarde del día 11 tendremos las sesiones teórico-prácticas que nos permitirán conocer las claves básicas para iniciarse en la identificación de este amplio grupo de aves. Y el día 12 nos iremos al campo todo el día para poner en práctica lo aprendido y para conocer cómo las aves se adaptan a todos los recursos disponibles y cómo las especies van apareciendo y desapareciendo a medida que los paisajes evolucionan con el clima y el relieve.

Para apuntaros al curso deberéis poneros en contacto con el Centro de F.P.E. Lorenzo Milani.
Teléfono: 923180831. Preguntad por María Eugenia.
centromilani@gmail.com

Precio: 15 euros.

Para cualquier aclaración o petición de información, contactad con nosotros en:
aquilanaturaleza@gmail.com y en los teléfonos 635158497 (Guillermo Hernández) y 654438367 (Laura García)

Un saludo y nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.