La naturaleza sigue en invierno…

Relatos de la naturaleza

Después de varios años de inviernos bastante suaves, este invierno parece querer ser como lo fueron hasta no hace tanto: oscuros y crudos. Sin embargo, ni el hielo, ni la nieve, ni las bajísimas temperaturas pueden detener la vida que bulle en nuestros campos con la llegada del nuevo año. Sin miedo a nada, los quebrantahuesos y muchos buitres leonados ya están incubando en sus nidos encaramados a los más alto resguardados roquedos; el zorro y la nutria “ladran” ansiosos en busca de una deseada pareja; las cigüeñas blancas se afanan en reconstruir sus enormes plataformas con mil viajes en busca de ramas y material blando para la cama del nido; totovías y currucas rabilargas ya alegran nuestros campos con sus modestos trinos y, hasta las grullas, ya anticipan con sus bailes la primavera venidera.

Demos gracias por el frío y la nieve. Son la mejor garantía de una primavera espléndida.