El zafiro alado de nuestros ríos.

martin pescador
Martín pescador cerniéndose  (Alcedo atthis).Fotografía de Miguel Rouco.

Nuestros ríos guardan tesoros asombrosos que esperan a ser descubiertos. Uno de los más bellos es, sin duda alguno, el martín pescador. Esta ave bellísima sigue siendo, relativamente, común en muchos de nuestros ríos. En nuestro río Tormes es un ave habitual todo el año. No obstante, es durante los crudos meses del otoño y el invierno cuando resulta más sencillo descubrirlo. La llegada de ejemplares jóvenes divagantes y recién emancipados de los territorios de sus padres, provoca la furibunda reacción de los dueños de los tramos de riberas por donde van pasando. Sorprende mucho la energía que un ave tan, aparentemente delicada, menor del tamaño del puño de un ser humano adulto, sea capaz de mostrarse tan intensamente agresivo en la defensa de su hogar y de todos sus recursos: comida y un talud donde excavar el túnel donde protegerá a su familia.

Para evitar tener que enfrentarse en una pelea que puede acabar fatalmente para uno de los contendientes, estas aves no cesan de marcar los límites de su territorio con continuos vuelos rasantes y con agudos chillidos para asegurarse que los intrusos no pasen por alto los límites del hogar familiar. Sin apenas descanso, suben y bajan infatigables por el río y cruzan repetidamente de una orilla a otra de la ribera. Su plumaje celeste y rojizo se reflejará en el espejo de las aguas contribuyendo a intensificar el mensaje inconfundible de su posesión sobre el tramo de río que patrulla.

Con un poco de paciencia podremos descubrirlos en sus eternos vuelos de marcaje y, con un poco más de suerte, posados en sus oteaderos de pesca. Asistir a una de sus zambullidas de pesca y verles emerger de las aguas con un pequeño pez en su pico y con una lluvia de gotas cristalinas resbalando por su sedoso plumaje multicolor, sería el mejor delos regalos para nuestro Paseo de Descubrimiento del Otoño en Villamayor (Salamanca).

Os esperamos el domingo 26 de noviembre de 10:30 a 13:30, en el molino de La Moral (Villamayor).

Precio: 8€. Menores de 12 años (acompañados por un adulto) gratis. Incluye prismáticos, guías de naturaleza y seguro de accidente como responsabilidad civil por participante.

Información e inscripción:

Teléfono (también por WhatsApp): 635158497 y 654438367.

Por correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com

¡Nos vemos en el bosque!

Anuncios

El martín pescador, el rayo precioso de nuestros ríos.

Pocos espectáculos hay más deliciosos en un paseo por el campo que poder observar el cruce fugaz del martín pescador. Paseando por la orilla de cualquier humedal, seremos afortunados si conseguimos sorprender sus vuelos rapidísimos o sus chapuzones en busca de un alevín.

Afortunadamente para los apasionados de la naturaleza, este espectáculo aún resulta familiar. Pasear por las orillas del río Tormes en la Aldehuela o asomarse desde el propio Puente Romano de Salamanca, puede ser suficiente para sorprender a esta pequeña y chillona piedra preciosa.

Si les apetece pasear por el bosque de ribera del río Tormes y descubrir la sorprendente diversidad de aves y plantas de la ciudad de Salamanca, pónganse en contacto con nosotros para participar los próximos 1 y 2 de septiembre en nuestra Fiesta de Despedida de las Aves Migratorias a su paso por la Ciudad de Salamanca. Son muchas las maravillas que se pueden disfrutar a un paso de casa.

Un saludo y nos vemos a la orilla del Tormes.

*Autor de las fotografías: Eduardo Carrasco (Serendipity espacio de encuentro)

El martín pescador (Alcedo atthis) es una de las aves más hermosas de Europa.

Su plumaje reluciente le convierte en una pequeña esmeralda. Muy desconocido para los no aficionados a las aves, resulta gratamente sencillo de observar en la mayor parte de nuestros ríos. Sumamente adaptable, es capaz de soportar la presencia humana y la contaminación, siempre que disponga de pequeños peces y alevines para alimentarse.

Todo su cuerpo es un efectivo arpón que destella con el sol rojizo del otoño. Asomarse a las orillas de ríos y lagunas permitirá avistarle cruzando velocísimo. Con un poco de más paciencia, podremos sorprenderle encaramado a sus habituales perchas de pesca. El espectáculo de sus zambullidas merecerá la espera.

Aprovechad a disfrutar de este otoño de luz. Coged vuestros prismáticos y salid a pasear por los parques y riberas de vuestras ciudades o pueblos. Hay aves hermosísimas a un paso de nuestras casas.

Un saludo y nos vemos en el campo.
Aquila Naturaleza.

https://www.youtube.com/watch?v=ybp641h3Mwg