Ahora que comienza la temporada de setas…

Relatos de la naturaleza

… es conveniente recordar aquel falso mito que dice:

“Si vemos una seta mordisqueada por animales nosotros también la podemos comer”.

Los animales pueden ser resistentes a toxinas de las cuales, nosotros NO lo seamos.

¡Así que precaución porque nos podemos llevar un buen susto!