Un día entre cabras montesas y fósiles, gracias por hacerlo posible.

Relatos de la naturaleza

Muchísimas gracias a todos aquellos que hoy, a pesar de las condiciones climatológicas adversas, habéis querido disfrutar del celo de las cabras montesas y de todos los tesoros de la sierra de Francia.

Gracias también a los profesionales del centro de interpretación de los Mares Antiguos de Monsagro, sin duda un lugar mágico y totalmente recomendable.

Esperamos que hayáis disfrutado tanto como nosotros.

Nos veremos muy pronto.