¡Precaución: galápagos cruzando las carreteras!

Junio, y la primavera en general, es una estación de mucha actividad para los galápagos. Los machos recorren distancias considerables entre charcas, lagunas y ríos en busca de hembras con las que aparearse, y las hembras preñadas, buscan playas arenosas donde enterrar sus huevos.

En estos desplazamientos cruzan carreteras y es cuando pueden ser atropelladas.

Por favor, prestad atención en vuestros desplazamientos y podréis salvar la vida de estos prehistóricos y bellos reptiles amenazados. Si es posible parar, lo mejor es coger al animal y moverlo fuera de la carretera en la dirección que llevaba.

Son pequeños gestos que pueden salvar vidas.