La naturaleza sigue en invierno…

Relatos de la naturaleza

Después de varios años de inviernos bastante suaves, este invierno parece querer ser como lo fueron hasta no hace tanto: oscuros y crudos. Sin embargo, ni el hielo, ni la nieve, ni las bajísimas temperaturas pueden detener la vida que bulle en nuestros campos con la llegada del nuevo año. Sin miedo a nada, los quebrantahuesos y muchos buitres leonados ya están incubando en sus nidos encaramados a los más alto resguardados roquedos; el zorro y la nutria “ladran” ansiosos en busca de una deseada pareja; las cigüeñas blancas se afanan en reconstruir sus enormes plataformas con mil viajes en busca de ramas y material blando para la cama del nido; totovías y currucas rabilargas ya alegran nuestros campos con sus modestos trinos y, hasta las grullas, ya anticipan con sus bailes la primavera venidera.

Demos gracias por el frío y la nieve. Son la mejor garantía de una primavera espléndida.

¡Feliz Año!

Relatos de la naturaleza

Cómo cada Nochevieja, nos gusta daros las gracias a cada uno de vosotros por formar parte de AQUILA naturaleza ¡Por qué sin ti este proyecto no sería posible!

Gracias a todos por haber confiado un año más y por permitirnos descubriros nuestra pasión por la Naturaleza en estos tiempos tan difíciles.

Os deseamos un 2021 repleto de naturaleza, salud y de mucha felicidad.

¡Feliz Año!

El mejor truco para observar animales silvestres y disfrutar de la Naturaleza.

Relatos de la naturaleza

Después de muchos siglos de persecución y molestias, los animales han aprendido a tomar una prudente distancia con el ser humano. Por mucho cuidado que prestemos a nuestra búsqueda infatigable de los compañeros de planeta, nuestro cuerpo y nuestra ropa (por muy de camuflaje que sea) resultan escandalosamente visibles, ruidosos y olorosos. El simple hecho de movernos con cierta rapidez, supone una señal de atención o amenaza en el lenguaje universal no escrito de un mundo donde cada gesto, mirada o vuelo, están calculados y cargados de mensajes que, a menudo, se escapan a nuestra comprensión.

Para animales que pesan unos pocos gramos (¡menos de 8 en el caso de reyezuelos y mosquiteros!) o contados kilos (¡menos de 1 para casi todas las aves y mamíferos!), cada uno de nuestros pasos supone un auténtico terremoto que hará retumbar el suelo y los pondrá en alerta y, generalmente alejarse, mucho antes de que siquiera podamos verlos. Con su huida, lanzarán el aviso delator que impedirá sorprender a los animales que pretendíamos descubrir en muchos metros a la redonda.

El mejor consejo para observar animales y disfrutar sin molestar de la Naturaleza es, sin duda alguna, permanecer quietos el mayor tiempo posible. Por arte de magia, nuestra inmovilidad y silencio permitirá que la naturaleza nos convierta en un objeto más del paisaje y que la vida pueda retomar sus quehaceres diarios.

Escondidos entre las ramas de un arbusto o al abrigo de alguna roca o construcción, podremos maravillarnos, a una distancia sorprendentemente cercana, con los pájaros revolver entre la hojarasca, trepar por los troncos de cualquier árbol o bajar a beber a la fuente de nuestro pueblo; Con suerte, asistiremos al paso furtivo del zorro o el ciervo por el claro del bosque o, “simplemente” tendremos la gran fortuna de poder deleitarnos con el mágico silencio lleno de melodías de una naturaleza que no se siente amenazada con nuestra presencia.

¡Vive la Naturaleza!

Villancicos por Navidad.

Relatos de la naturaleza

A estas alturas, estamos seguros de que habrás visto todo tipo de villancicos pero ninguno como este.

Activa el volumen y disfruta del aracnovillancico.

¡Feliz Navidad!

Ayer celebramos el Día Mundial del Turismo.

Relatos de la naturaleza

Ayer disfrutamos de la naturaleza del casco histórico y bosque de ribera del Tormes, dentro de las actividades programadas por el ayuntamiento de Salamanca para celebrar el Día Mundial de la Turismo.

El turismo de naturaleza es una forma extraordinaria y respetuosa de acercarnos a nuestro entorno natural. Sin prisa, dejándonos llevar por las tranquilas aguas del río Tormes, y parando allí donde se encuentran sus rincones más interesantes, pudimos sentir el puro placer del contacto sosegado con la naturaleza.

En el casco histórico, fue una auténtica zambullida entré árboles, aves y cielo, en pleno corazón de la ciudad de Salamanca.

¡Muchas gracias a todos los que lo hicisteis posible y al ayuntamiento de Salamanca por brindarnos esta oportunidad!

Las bonitas mantos bicolor.

Relatos de la naturaleza

Las bonitas mantos bicolor (esta hembra se muestra menos colorida que el macho) aún pueden verse en muchas rutas por las Sierras de Salamanca.

La lluvia de estos días está permitiendo que las mariposas, y tantos otros animales y plantas, tengan una suave y acogedora otoñada.

Esta “segunda primavera” es un regalo para todos los sentidos.

Si quieres compartir este lujo delicioso que es vivir el otoño, te esperamos en nuestras rutas programadas.

Te esperamos.