Otoño mágico en el Parque de Los Jesuitas: las rapaces del otoño en la ciudad.

Diapositiva2
Fotos de Miguel Rouco
En nuestros parques urbanos hay mucho más que pequeñas aves durante el otoño. Para nuestra fortuna, no son pocas las rapaces que se adentran en nuestras ciudades en busca de comida o simplemente la sobrevuelan. Los mismos pajarillos que entran cada día en busca de comida y de un dormidero caliente, si no tienen cuidado, ellos mismos pueden convertirse en una presa de rapaces agilísimas como los gavilanes y los esmerejones. Recién llegados desde Europa, estas dos pequeñas, pero agilísimas rapaces han llegado siguiendo a los mismos bandos de pajarillos que huyen del frío y el hambre.
 
Otras rapaces otoñales de las ciudades españolas son los milanos reales. Su amplia silueta de cometa rojiza y cola de bacalao y su vuelo pausado, resultan muy familiares desde septiembre a marzo, cuando las aves procedentes de Alemania, Francia y Suecia llegan hasta el mediterráneo para acompañarnos durante estos meses de escasez.
 
Aún más impresionantes y de presencia regular durante todo el año, los gigantescos buitres leonados y negros cruzan altos sobre la ciudad en sus trasiegos en busca de animales muertos. Puntuales a su cita, cada mediodía se pueden ver sus siluetas de pequeños aeroplanos procedentes de sus colonias y dormideros del sur y oeste de la provincia. Encaramados a los poderosos vientos ascendentes de las corrientes térmicas generadas por el sol, son capaces de viajar durante decenas de kilómetros sin dar un solo golpe de alas. Este tipo de vuelo velero les permite afrontar enormes singladuras con un gasto energético mínimo. Teniendo en cuenta lo tremendamente ardua que resulta la labor de localizar comida en la inmensidad del paisaje, sus planeos, absolutamente ingrávidos, suponen una adaptación magistral que explica, en parte, su éxito actual.
 
Si te apetece descubrir a estos magníficos habitantes otoñales de la ciudad de Salamanca, esta es tu oportunidad. Te esperamos este fin de semana en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca)
  • Sábado 21 de octubre: de 17:00 a 19:00. Gymkhana familiar en la Naturaleza. 8€ niño (adulto acompañante gratis)
  • Domingo 22 de octubre de 11:00 a 13:30. Paseo descubrimiento de la naturaleza en otoño. 8€ adulto (menores de 12 años acompañados por un adulto: gratis)
     
    *Se prestarán prismáticos a los participantes, así como guías de aves.

Más información e inscripción:

Teléfono móvil (también por WhatsApp):

654438367 (Laura).

635158497 (Guillermo).

Y en el correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com.

Anuncios

Otoño mágico en el Parque de Los Jesuitas: las pequeñas y bonitas aves del otoño.

22554611_10212627601598689_1444886468_n
Fotos de Miguel Rouco.
Con la llegada del otoño los parques urbanos se convierten en pequeños e inesperados paraísos para las aves. La multitud de especies vegetales que hemos plantado en ellos, los han convertido en un precioso hogar donde encuentran gran cantidad de precioso alimento y refugio. Entre estas aves se encuentran las más pequeñas y coloridas de todas: los paseriformes. La mayoría de estos diminutos habitantes de nuestros campos, apenas superan los 10 ó 12 gramos de peso. Sin embargo, en sus minúsculos cuerpos se acumulan incontables miles de kilómetros de viajes repletos de aventuras.
 
Mosquiteros y reyezuelos más ligeros que una moneda de un euro; picogordos capaces de partir con su pico los durísimos huesos de las cerezas; zorzales recién llegados desde Francia, Alemania o aún más lejos; mirlos del más dulce de los cantos; inquietas lavanderas; coloridos verdecillos, verderones y jilgueros; chochines escondidos como ratones entre la hojarasca, etc.
 
Si te apetece descubrir a estos pequeños habitantes otoñales de la ciudad de Salamanca, esta es tu oportunidad. Te esperamos este fin de semana en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca).
Sábado 21 de octubre: de 17:00 a 19:00. Gymkhana familiar en la Naturaleza. 8€ niño (adulto acompañante gratis)
Domingo 22 de octubre de 11:00 a 13:30. Paseo descubrimiento de la naturaleza en otoño. 8€ adulto (menores de 12 años acompañados por un adulto: gratis).
 
*Se prestarán prismáticos a los participantes, así como guías y seguro.
Más información e inscripción:
Telefónos móvil ( también WhatsApp): 654438367 (Laura) y 635158497 (Guillermo).
Correo electrónico: contacto@aquilanaturaleza.com.
 
 

Otoño mágico en el Parque de Los Jesuitas: Los secretos del bosque en otoño: los animales que crean despensas para los tiempos difíciles y regalan vida para el futuro.

El bosque está habitado por innumerables amigos. Para todos, la búsqueda de un hogar y alimento, para ellos y sus familias, es una necesidad que no permite demoras. Pero ¿qué ocurre si comes bellotas o nueces y durante el invierno ya no quedan porque alguien se las ha comido o, simplemente, se han podrido con la humedad del suelo? ¿Habrá encontrado la Naturaleza algún modo de conservar esta comida para que los animales puedan consumirla durante los largos meses de frío y hambre?

Inesperadamente, la solución a este reto definitivo para la supervivencia la han encontrado los más modestos de los duendes del bosque. Ratones, lirones, ardillas y algunas aves han desarrollado la curiosísima y efectiva costumbre de crear despensas para asegurarse su sustento. ¿Cómo lo hacen y cómo evitan que algún otro habitante del bosque las encuentre y saqueé?

En septiembre y octubre los bosques generosos se cubren de ricos frutos, la promesa de las futuras selvas. Bellotas, nueces, almendras y castañas caen por millones en una lluvia que hace crepitar el suelo cubierto por la hojarasca recién caída. Durante varias semanas los el manto forestal se cubre de un maná ruidoso y nutritivo que riega de alimento nuestros campos. Para incontables aves que llegan desde el centro y norte de Europa, esto es justo lo que estaban buscando para acumular la energía que necesitan para cumplir con éxito sus viajes migratorios hacia el lejano sur. Para otras tantas aves y mamíferos será el sustento para afrontar el invierno que está por llegar. El serio contratiempo de este regalo anual es que, irremediablemente, sólo es un recurso temporal y muy pronto no quedará una pizca de comida disponible para el que no haya sido previsor. Ante la certeza del hambre, algunos animales crearán nutridas y escondidas despensas. No sólo deberán trabajar afanosa y discretamente para recopilar la preciosa comida, sino que, igualmente importante, deberán asegurarse de esconderlas bien para que no sean asaltadas por cualquier bandido oportunista.

Además de para garantizar comida abundante y segura para estos ahorradores, ¿para qué más pueden servir estas despensas? ¿En qué puede el bosque verse beneficiado por el arriesgado y previsor trabajo de estos animales? ¡¡Pues nada menos que para asegurar las plantas del mañana!! Para germinar, todos estos frutos y semillas, requieren de humedad y protección. Cuando un ratón o una ardilla los esconden entre la maraña de raíces de un árbol o arbusto, entre la hojarasca en putrefacción del suelo o, incluso, en la alta tacita de un nido abandonado, estarán proporcionando las necesarias condiciones para su desarrollo. Inesperadamente, el esfuerzo de estos animales por recopilar, esconder y comer una bellota, puede ser la garantía de una futura encina o roble. 

Uno de esos amigos del bosque y de toda la vida es el arrendajo. Este bonito, escandaloso e inteligente córvido tiene la extraordinaria inteligencia para enterrar todo tipo de frutos duros por los mil rincones del bosque. Cuando el hambre apriete, su increíble memoria le permitirá recordar donde guardó sus tesoros y saciar su apetito para vencer un día más al invierno. Afortunadamente para el bosque, y para el millón de vidas que encuentran en él su hogar, incluidos nosotros, algunos quedarán olvidados y permitirán que germinen nuevos robles, encinas, nogales o castaños. Cuando crezcan, devolverán el favor con una nueva lluvia de frutos, sombra para el verano, ramas para proteger del viento helado del invierno, copas frondosas para esconder los nidos y oquedades en sus troncos y raíces retorcidas para que, de nuevo, otro inteligente animal oculte su nutrida despensa invernal y, con un poco de suerte, una nueva bellota quede olvidada y, con el paso lento de los años, se convierta en un vetusto y generosísimo nuevo coloso de bosque.

22561268_1847837355231037_212374352_o
Arrendajo común (Garrulus glandarius). (Foto propiedad de ARBA Albacete (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono), otros buenos amigos de los bosques y de toda la vida.)

Si te apetece conocer éste y los mil secretos del bosque en otoño, esta es tu oportunidad. Te esperamos en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca).

  • Sábado 21 de octubre: de 17:00 a 19:00. Gymkhana familiar en la Naturaleza. 8€ niño (adulto acompañante gratis)
  • Domingo 22 de octubre de 11:00 a 13:30. Paseo descubrimiento de la naturaleza en otoño. 8€ adulto (menores de 12 años acompañados por un adulto: gratis).

Más información e inscripciones:

contacto@aquilanaturaleza.com

654438367 (Laura) y 635158497 (Guillermo).

*Tambien por WhatsApp.

Gymkhanas de Naturaleza en el parque de Los Jesuitas (Salamanca).

Este julio hemos disfrutado mucho con las gymkhanas de Naturaleza que hemos celebrado en el Parque de Los Jesuitas. Afortunadamente, nuestros parques urbanos aún nos ofrecen muchos rincones donde poder reencontrarnos con todas las sorpresas que nos brinda la naturaleza. Junto a los pequeños exploradores que quisieron acompañarnos en esta aventura, descubrimos la vida secreta de las plantas y de los animales que encuentran su hogar en este parque céntrico de la ciudad de Salamanca. Durante unas horas fuimos los compañeros de andanzas de los habitantes del bosque y pudimos asistir a su vida secreta.

Fue todo un placer acompañar a los niños en la que fue, quizá, su primera aventura en la Naturaleza. Junto a ellos seguimos las pistas escondidas que nos permitieron descubrir a un erizo dormilón, sorprendimos en su dormidero a los simpáticos y despeinados pollos del búho chico y nos pudimos reír con los escandalosos graznidos de la refunfuñona urraca. Todo un espectáculo en pleno corazón de la ciudad.

Nos vemos en la próxima aventura.

La Naturaleza es un inmejorable lugar para el encuentro de los seres humanos.

Gymkana y Taller Familiar en la Naturaleza en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca) 28 de julio.

Yo enseñando maiz

Desde los primeros días de nuestros primeros Padres, los seres humanos hemos sido una especie sociable que ha necesitado del contacto cercano y fraternal con otros congéneres. Las profundas interrelaciones con otros seres humanos y comunidades nos han hecho evolucionar hasta donde hemos llegado (con todo lo bueno y malo que eso nos ha supuesto). Todas estas íntimas y enriquecedoras relaciones sociales han tenido lugar en nuestro auténtico hogar, la Naturaleza. La protección de las copas de sus árboles, el frescor de sus espesuras y la paz que sentimos paseando por sus bosques nos regalan el ambiente más propicio y placentero para el encuentro con amigos, familiares y, por qué no, con el resto de nuestros compañeros de planeta.

Con el fin de sentirnos también en nuestro hogar y de crear las condiciones más gratas para el encuentro y convivencia entre los participantes en nuestras actividades, hemos elegido al Parque de los Jesuitas como un rincón perfecto para disfrutar de una tarde en pleno contacto con la Naturaleza.

Si te apetece sentirte entre bosques de todo el mundo y jugar a descubrir a todos sus curiosos habitantes, esta es tu oportunidad.

Fecha: 28 de julio.

Horario: 18:30-20:30.

Precio: 8€ niño (adultos gratis. Podrán participar en las pruebas y ayudar durante la gymkhana)

Más información en los teléfonos 654438367 y 635158497 y en el correo electrónico contacto@aquilanaturaleza.com

Iniciar a los niños en la ciencia a través de la Naturaleza.

Gymkana y Taller Familiar en la Naturaleza en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca) 28 de julio.

La curiosidad innata de los niños les convierte en los mejores investigadores. Simplemente, debemos acompañarles y animarles a que exploten y disfruten de toda su creatividad y curiosidad natural. Debemos darles la oportunidad de pasear por el campo, explorar su entorno sin miedo, tocar, oler y ver las mil criaturas que corretean y se esconden en nuestros campos y parques urbanos, dibujar las mil formas y colores de las plantas, el tacto diferente de las rocas, el olor de las hojas y de los frutos…

En nuestro deseo siempre está que nuestras actividades en la Naturaleza sean una ocasión perfecta para que nuestros niños den rienda suelta a todo su potencial y sientan que un paseo por un parque urbano puede ser la mayor de las aventuras y la más enriquecedora de las lecciones.

Si te apetece jugar a ser un investigador o un explorador en plena ciudad, esta es tu oportunidad.

Fecha: 28 de julio.

Horario: 18:30-20:30.

Precio: 8€ niño (adultos gratis. Podrán participar en las pruebas y ayudar durante la gymkhana)

Más información en los teléfonos 654438367 y 635158497 y en el correo electrónico contacto@aquilanaturaleza.com

¡Nos vemos en el Parque de Los Jesuitas!

¿Por qué debemos conseguir que los niños vivan los veranos en la Naturaleza que vivieron sus padres?

Gymkana y Taller Familiar en la Naturaleza en el Parque de Los Jesuitas (Salamanca) 28 de julio.

Antes de la explosión de la avasalladora sociedad de las tecnologías y de sus mil atractivos (más o menos enriquecedores) los niños de todas las generaciones crecimos en contacto con nuestro entorno natural. Íbamos al río a bañarnos, trepábamos a los árboles, buscábamos senderos en el bosque para investigar, jugábamos a ser exploradores, salíamos “a por nidos”, etc. La Naturaleza ha sido siempre nuestro hogar y nuestro “cuarto de juegos”. Sus mil estímulos y retos nos hicieron evolucionar hasta la especie curiosa e inteligente que hoy somos.

Con esta Gymkana y Taller Familiar en la Naturaleza queremos que nuestros hijos puedan vivir los apasionantes veranos en la Naturaleza que muchos de sus padres pudieron vivir y, aún hoy, ya adultos, los guardan como algunos de los mejores recuerdos de su vida. Es nuestro más sincero deseo lograr que los participantes de esta tarde de Naturaleza en el parque de los Jesuitas, disfruten del placer inmenso de pasear por el bosque, sentir el frescor y las caricias de la hierba, escuchar el canto de los pájaros o el viento entre los árboles y, por supuesto, jugar a ser exploradores de Naturaleza como lo fueron sus padres.

Fecha: 28 de julio.
Horario: 18:30-20:30.
Precio: 8€ niño (adultos gratis. Podrán participar en las pruebas y ayudar durante la gymkhana)

Más información en los teléfonos 654438367 y 635158497 y en el correo electrónico contacto@aquilanaturaleza.com

¡Nos vemos en el parque!