La silueta de las aves rapaces.

Relatos de la naturaleza

Una de los mejores consejos para identificar a la rapaz que estamos observando es fijarse en su silueta de vuelo. Como cualquier otra de las muchas adaptaciones que han desarrollado (garras, pico, alimentación, etc) el tipo de vuelo de las rapaces nos muestra su perfecta armonía con su entorno.

En el largo proceso de evolución de estas aves han surgido dos tipos clásicos de siluetas con rasgos bastante definidos y excluyentes: las rapaces planeadoras y las rapaces batidoras.

Fotografía de Miguel Rouco

Al primer grupo pertenecen las aves que se apoyan en la fuerza de desplazamiento y sustentación de las corrientes de viento (térmicas, de ladera, horizontales, etc) para desplazarse. Como buenas planeadoras sus alas son muy largas y anchas. Recuerdan a auténticos aeroplanos en miniatura. A este tipo de vuelo y cuerpo, podemos adscribir las especies de mayor envergadura, como los buitres y las grandes águilas. En el segundo grupo, el de las aves que se desplazan, fundamentalmente, gracias al vigoroso batir de sus alas, podemos incluir a velocistas como el halcón peregrino, al esmerejón y al alcotán de la foto. A mitad de camino de estos dos estereotipos, se encuentra la mayor parte de las rapaces. En realidad, se puede afirmar que, salvo especies muy concretas, todas son magníficas planeadoras que, en mayor o menor medida, baten sus alas con potencia suficiente para conseguir atrapar a sus presas y ser las reinas indiscutibles de los cielos de todo el mundo.

De estas adaptaciones al vuelo y sus consecuencias a la hora de desplazarse, alimentarse y reproducirse y de otros muchos más secretos de la Naturaleza os contamos en el Curso online de Identificación de Aves rapaces Ibéricas.


‼️Os recordamos‼️

Relatos de la naturaleza

Qué hasta el 30 de abril puedes inscribirte en el curso online de identificación de Aves Rapaces Ibéricas que impartimos junto a nuestro compañero IberiaBird Medioambiente y en colaboración con el Centro Forestal Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca).

Fotografía: Águila culebrera de Eduardo Carrasco.

‼️Os recordamos‼️

Relatos de la naturaleza

Qué hasta el 30 de abril puedes inscribirte en el Curso online de identificación de Aves Rapaces Ibéricas que impartimos junto a nuestro compañero IberiaBird Medioambiente y en colaboración con el Centro Forestal Lorenzo Milani (Cabrerizos, Salamanca).

Milano real de Santiago Santero

Si te apetece conocerlas mejor ¡esta es tu oportunidad!

El secreto mundo de las rapaces nocturnas.

Relatos de la naturaleza

La lucha por la supervivencia es, sin duda alguna, el gran reto al que se tienen que enfrentar cada día todos los seres vivos del planeta. Muchas son las dificultades y muchos son los recursos que pone a su disposición este milagro de la vida que es la Madre Tierra. De entre todos estos desafíos constantes, encontrar comida y no convertirse en comida para otros será el más difícil todavía.

Todo apunta a que las aves surgieron hace, al menos, unos 150 millones de años. El pequeño Archaeopteryx, apenas mayor que una paloma, se presenta como el más reconocido origen de las más de 9000 especies de aves que hoy habitan todos los rincones de La Tierra. Cada una de ellas tendrá que sacar partido de los múltiples recursos de su entorno para lograr su propia supervivencia, la de su familia y, finalmente, la de su especie.

Las rapaces nocturnas son unas maestras incomparables del camuflaje.

De entre todas estas adaptaciones hay una especialmente sorprendente: la especialización de algunos grupos de aves a la vida nocturna. En el curso online de rapaces ibéricas, descubriréis las ingeniosas habilidades que han desarrollado nuestras rapaces nocturnas para prosperar con éxito en el exigente mundo de las tinieblas.

¿Qué llevó a estas aves a adaptarse a una vida en la oscuridad de la noche? ¿Cómo consiguen detectar y capturar a sus presas con semejante efectividad y sin colisionar con las ramas y rocas de su entorno? ¿Cómo logran volar en completo silencio? ¿Por qué no lucen los vivos colores de los que hacen gala muchas aves diurnas? ¿De qué presas se alimentan? ¿Qué es una egagrópila y qué secretos pueden contarnos? ¿Cómo logran evitar a los depredadores? ¿Cuántas especies hay en España y en qué ecosistemas podremos encontrarlas?

A todos estos complejos y apasionantes interrogantes nuestras rapaces nocturnas han ofrecido sorprendentes e imaginativas respuestas hasta convertirse en las dueñas y señoras de las noches ibéricas.

Fotografía Búho real de Carlos Romo.

¡¡”Llueven” búhos!!

Relatos de la naturaleza

Con la llegada de la primavera nos podemos encontrar con una grata e inesperada sorpresa: ¡¡comienzan a llover pollos de búho!!

Lejos de estar indefensos, los pollos de las rapaces nocturnas, como cárabos, búhos chico y reales y otras especies, pueden lanzarse al suelo desde sus nidos antes de poder volar. Confiando en el camuflaje perfecto de sus plumas, se confunden entre hojas y ramas y no suelen ser descubiertos por sus depredadores silvestres, como zorros o garduñas.

Cuando un paseante se topa con semejante sorpresa, es razonable que piense que se encuentran en peligro y que, con toda su buena voluntad, quiera ayudarlos llevándoselos a casa o, con suerte, a algún centro de recuperación de animales como los que hay repartidos por todo el país.

Salvo que muestren alguna herida sangrante o un golpe visible o que corran un peligro real, por presencia de perros o gamberros, deberemos dejarlos en el mismo lugar que nos los hemos encontrado. Ni mucho menos están abandonados. Con seguridad, sus padres estarán contemplando la escena y bajarán a alimentarlos tan pronto como nos hayamos alejado. En este caso, nuestra buena intención de querer recoger a un animal que parece abandonado, será contraproducente, ya que impediremos que los pollos aprendan con sus padres todos los trucos de la caza y la supervivencia en el medio natural. La Naturaleza sabe cuidarse sola aún cuando nos parece que se encuentra desamparada.

Si te encuentras con alguno de estos pollos o con cualquier animal silvestre que pueda encontrarse herido, ponte en contacto con el SEPRONA (062), con el servicio territorial de medioambiente de tu provincia o con el hospital de fauna silvestre más cercano. Ellos se encargarán del traslado del ejemplar herido hasta el hospital de fauna para que sea adecuadamente atendido. Tu tiempo y tu llamada puede salvarle la vida a un animal.

Sobre ésta y otras muchas curiosidades de la vida os contamos en el Curso online de Identificación de Aves Rapaces Ibéricas

¡Os esperamos!

*Foto búho chico de Miguel Rouco.

La noche del Gran Duque.

Relatos de la naturaleza

Con la llegada del invierno, comienza uno de los capítulos más sobrecogedores de la Naturaleza europea: el celo del búho real, el Gran Duque. En pleno corazón de la estación más cruda del año, los campos se llenan con el profundo ulular de la mayor de las rapaces nocturnas europeas. El más temido de los depredadores de la noche comienza a reclamar el dominio de un gran territorio donde encontrará la comida y el refugio que necesita su familia. Sin esperar al crepúsculo, se encarama a la atalaya rocosa desde la que comenzará a emitir una llamada monótona y penetrante que puede escucharse a más de un kilómetro de distancia y que helará la sangre de muchos de los animales de nuestros campos. Del ratonero y el zorro para abajo, ninguno deberá bajar la guardia cuando comience la jornada de caza de uno de los señores de las tinieblas. Liebres, conejos, palomas, erizos y gatos, todos velarán la oscuridad ante la llegada del gran fantasma.

Esperar a la caída de la tarde en las cercanías de los cañones y bosques donde puede encontrar refugio el Gran Duque, nos permitirá asistir a un despliegue de llamadas que ha estremecido a más de un paseante de las frías y largas noches del invierno.

Nos vemos en el campo.