¡¡Respetar los nidos de las aves es fácil!!

Relatos de la naturaleza

golondrinacomunCon la llegada de la primavera y el regreso a Europa de las golondrinas y los aviones, después de peligrosos y larguísimos viajes desde sus cuarteles de invernada en África, conviene recordar que respetar sus nidos, no sólo es una obligación legal, sino, también, un deber con unas aves que nos protegen de los mosquitos (¡¡qué también cumplen su función en la naturaleza!!) y alegran con sus cantos, vuelos y plumas a nuestras ciudades y pueblos.

Con muy poco esfuerzo se pueden salvar los nidos de estas aves. La mayor molestia que nos “ocasionan” los nidos en nuestras casas son los excrementos que nos dejan. Sin necesidad de tener que llegar a tirarlos, se pueden plantear alternativas que eviten destruir sus hogares y todo el esfuerzo de pájaros que luchan duro para sacar adelante a sus polluelos. Es tan sencillo como colocar un pequeño cartón debajo del nido para evitar que los excrementos manchen suelos y repisas. Apenas es un gesto para nosotros, pero para golondrinas y aviones es la misma vida de su familia. Es una verdadera lástima que todo el esfuerzo de unas aves, que apenas pesan 20 gramos, y que han sido capaces de emprender colosales migraciones atravesando miles de kilómetros de desiertos y mares, se pueda echar a perder al llegar a España por unos excrementos (¡¡Qué a nadie nos hace gracia!!) que se pueden limpiar con un pañuelo y un poco de agua.

13124732_1737134763234283_1082455168712124914_n

Los pequeños gestos por cuidar de nuestras aves son poderosos. A cambio, ellas nos recompensarán con la alegría maravillosa de sus cantos y mil colores.

📸 Golondrina común de Miguel Rouco.