La acacia.

Relatos de la naturaleza

Uno de los árboles “urbanos” por excelencia”. Sin duda alguna, las acacias son uno de los géneros de árboles más resistentes a la dura vida en las ciudades modernas: es una especie muy duradera, de mantenimiento barato, capaces de prosperar en suelos muy pobres y degradados, resistentes a las temperaturas extremas propias de los entornos urbanos y a sus aires contaminados y con probada capacidad para soportar con éxito una cultura jardinera poco respetuosa con sus plantas.

¿Por qué es tan empleada en jardinería y qué la hace tan especial? Como ya hemos mencionado, este árbol aparece repetidamente como especie de jardinería debido a su rusticidad a prueba de bombas, ¡y las ciudades modernas lo son! Otra curiosidad que traerá muchos recuerdos a los que fueron niños antes de la llegada masiva de los quioscos, es que sus flores eran degustadas como dulces debido al sabor azucarada de su néctar, recibiendo el popular y expresivo nombre de pan y quesos. ¡Seguro que a más de uno le traerá buenos recuerdos de su infancia!

También imborrables, pero más ingratos, serán los recuerdos que guardarán los niños que colaban sus pelotas en su copa cargada de largas y afiladas espinas. ¡Cuántos balones habrán picados las espinas de las acacias y cuántas heridas sangrantes no habrán inflingido en los más aventurados en trepar descuidados a su, aparentemente, accesible copa!

¿Tiene este árbol, en principio modesto, lugar en la Biblia?

¡Vaya que sí! De hecho, es después del cedro del Líbano, el más citado. Aunque las especies de acacia que podemos ver en la ciudad de Salamanca no son las mismas que aparecen en los desiertos donde se ambienta la Biblia, merece la pena recordar cuándo se menciona. ¡Pues nada menos que en el corazón sagrado de la Biblia, al requerir el mismísimo Yahvé que con su madera se construyera El Tabernáculo, El Arca de la Alianza y La Mesa de los Panes! ¿Sorprendente, no?

Si te apetece que te contemos más curiosidades de la fascinante naturaleza del mundo, te esperamos los sábados (mañana y tarde) y en junio los domingos por la mañana para descubrir el mundo paseando por Salamanca.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s